11 formas de mejorar su poder adquisitivo

¿Termina la quincena sin dinero en la cuenta? ¿Siempre que tiene un dinero extra, no sabe en qué cosas y qué momento se lo gastó? Siga estos consejos para administrar, ahorrar y mejorar su poder adquisitivo.

11 formas de mejorar su poder adquisitivo 11 formas de mejorar su poder adquisitivo
Expertos en administración de recursos y ahorro de Metlife le contaron a FinanzasPersonales, cuáles son los principales hábitos que lo conducirán por buen camino en sus finanzas:

1. Elabore un presupuesto mensual tomando en cuenta sus ingresos, sus gastos y sus deudas. Si su dinero desaparece rápidamente y no sabe por qué, es mejor que lleve un registro diario de sus gastos. Recuerde que hay aplicaciones móviles para smartphones que le ayudan a ingresar sus gastos, sus ingresos y hacer proyecciones con su dinero, como Dollarbird, MoneyMiz, Expense IQ, Mint.com y Splitwise.

2. Así parezca obvio, por favor no gaste más dinero del que gana. Póngase límites y no los exceda. Según datos de la Encuesta de Carga Financiera y Educación de los Hogares, el 80% de los colombianos gasta igual o más de lo que devenga.

3. Ahorre en casa: Es sencillo y si lo convierte en un hábito generará grandes economías que le permitirán destinar sus recursos a otros rubros. Puede empezar por apagar las luces que no utilice, cerrar la llave del agua mientras se enjabona, usar bombillos ahorradores (de bajo consumo de energía) y desconectar los aparatos electrónicos que no emplee, etc.

4. Evite comer fuera de casa, así ahorrará bastante dinero.

5. Evite que cada miembro de su familia use un carro. Planee las rutas para que todos puedan compartir el mismo vehículo, así ahorrarán en dinero de transporte, impuestos, mantenimiento y en gasolina.

6. Cuando vaya a mercar, compre sólo lo necesario para no desperdiciar comida. Esto se puede lograr verificando sus mercados anteriores y midiendo la cantidad de alimentos que en realidad utiliza en un periodo de tiempo determinado.

7. Controle sus impulsos de comprar. Si no puede hacerlo, es mejor que deje sus tarjetas de crédito y débito en casa y lleve sólo el dinero necesario para adquirir lo que necesita. Esto evitará que gaste en cosas superfluas o en ciertos lujos.

8. Siempre que vaya a comprar algo pregúntese si es necesario, si le será de utilidad y si realmente lo va a usar. Dependiendo de estas respuestas haga o no, la compra.

9. Recuerde que comprar con tarjetas de crédito le genera un interés, por lo que la operación le saldrá más cara que si paga en efectivo. Use la tarjeta de crédito para lo estrictamente necesario.

10. Identifique el tipo de compras que quiere pagar con tarjeta de crédito. Úsela solo para pagar bienes cuya vida será prolongada. Si paga bienes perecederos con tarjeta, seguiría asumiendo una deuda por un bien que ya no existe.

11. No caiga en las tentaciones de las promociones. Los almacenes suelen tentar a la gente con estas estrategias de venta. Evalúe si realmente lo que le ofrecen es una oferta o sólo un gancho para que gaste.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.