¿Cuánto cuesta pagar la universidad?

por Sebastián Ávila

Los altos costos para acceder, permanecer o culminar la educación superior, parecen ser un dolor de cabeza para las familias colombianas.  Padres y estudiantes, recurren a créditos o préstamos para tener el “privilegio” de ingresar a la universidad.

¿Cuánto cuesta pagar la universidad? ¿Cuánto cuesta pagar la universidad?

En Colombia el dicho “a usted le pueden quitar todo, menos la educación”, es común, pues suele ser uno de los más usados por los padres cuando hablan de la importancia de que usted pueda adquirir unos conocimientos  habilidades para su vida, que es lo que le permitirá encontrar un buen trabajo y, con ello, poder mantener un nivel de vida.

Eso implica que –en la teoría- entre más estudie, mejor le va; aunque no siempre resulta cierto. Al respecto, precisamente, el Observatorio Laboral para la Educación publicó un estudio sobre cómo invertir en educación de alto nivel genera mayores tasas de empleabilidad. Incluso, los salarios de los recién graduados universitarios de Instituciones de Educación Superior (IES) acreditadas se ubican por encima del promedio de las IES no acreditadas.

Pero considerar esto hace pensar, enseguida, en otra situación: la cantidad de dinero que se puede llegar a necesitar. Si bien existen opciones como el programa de Ser Pilo Paga o la posibilidad de ingresar a universidades públicas en las que el costo de la matrícula se estima bajo las condiciones socioeconómicas del estudiante (y cuya facilidad de ingreso no es nada fácil); a muchos la opción que les queda es costearse una universidad privada.

Esto es algo bastante caro y los aumentos en las matrículas, año a año, también son altos. Según el Ministerio de Educación, “las instituciones de educación superior de naturaleza privada, además de informar sus valores de matrícula, deben justificar los factores tenidos en cuenta cuando fijen incrementos por encima del índice de inflación, de conformidad con lo previsto en el Decreto 110 de 1994 y en el parágrafo del artículo 6º de la Resolución 1780 de 2010”.

Así, si usted hace el ejercicio de preguntarle a un estudiante de la misma universidad de la que es egresado cuánto le cuesta hoy la matrícula, comparándola con lo que le costó a usted, puede llevarse una gran sorpresa.

Y teniendo en cuenta que en Colombia, cerca del 55% de la población gana el mínimo (FP le recomienda leer: Las 5 estrategias para sobrevivir con un salario mínimo) y el costo promedio por semestre en universidades privadas, a 2016, está entre $6 millones y $9 millones, la situación es preocupante. Esto, sin contar programas de medicina, que el semestre puede estar cerca de los $19 millones en algunas universidades.

Si está asombrado con el valor de los semestres, esto no lo es todo. Recuerde que un estudiante necesitará dinero para fotocopias, transporte, ropa, alimentación y materiales si lo exige la carrera como, por ejemplo: cartón, icopor o pinturas si estudia programas de diseño industrial o arquitectura. Lo mismo sucede con las carreras relacionadas con la salud, que requieren uniformes, indumentaria y materiales para realizar sus primeras prácticas.

Lea “Haga su posgrado en el exterior totalmente becado”.

¿Cuánto va a terminar pagando?

Ahora, si ha leído y al mismo tiempo ha calculado cuál es su salario y lo ha sumado con los ahorros que tiene en la cuenta, estas cifras lo harán pensar y tomar una decisión. Recuerde que el futuro de sus hijos “está determinado por la carrera que estudian” pero la inversión que usted hará es alta y costosa.

En la mayoría de casos en Colombia, las familias no alcanzan a reunir el dinero para completar lo del semestre y recurren a préstamos o créditos con las entidades bancarias, logrando así, una deuda cada vez mayor. Para el Observatorio Laboral para la Educación, el salario que tendrán sus hijos toda vez que tengan el diploma puede estar entre $1’100.000 para carreras tecnológicas y $1’750.000 para universitarios. Pero esto no siempre sucede, pues hay grandes brechas entre algunas carreras en las que se pueden pagar precios muy inferiores.

FP le recomienda leer: Las carreras con mejores salarios para recién egresados

Y, para colmo de males, las cifras reportadas demuestran que los egresados deben esperar entre seis a ocho meses para encontrar una oferta laboral que se relacione con sus estudios. Esto sin contar, que la tasa de desempleo reportada por el DANE en enero de 2016 es de 8,9%.

Así las cosas, Finanzas Personales realizó un ejercicio práctico para que usted lo entienda y haga cuentas. La cuestión es estimar, aproximadamente, cuánto podría llegar a tener que ahorrar para un semestre si su hijo empieza a estudiar en 12 años (2028).

Entonces, considerando factores como que la economía del país va a seguir con una inflación promedio de 4% anual* y que actualmente un semestre puede costar $8 millones, los cálculos nos dan que en esos 12 años usted como padre tendría que pagar $12.808.257 sólo por el primer semestre (con las demás variables constantes).

Y si se preocupó por esta cifra, hicimos un estimado considerando que año a año el incremento de la matrícula de una universidad puede estar cerca del 5% (dependiendo de la inflación y del tipo de institución educativa), lo que daría que usted puede terminar pagando más de $141 millones por 9 semestres de universidad, sólo en términos de matrícula.

¿Ahorrar desde ya?

La cuestión con esto es que es importante que usted se prepare. Si su caso es similar al que exponemos aquí y su hijo puede estar entrando a la universidad en 12 años, la opción es ahorrar. Continuando con el ejercicio, consideramos que usted puede usar un mecanismo específico como cuentas exclusivas para este fin o un CDT, cuya tasa puede estar cercana al 5% anual.

Entonces, consideremos que usted encuentra un CDT con una tasa anual del 5,37% y necesita que en un plazo de 12 años toda la universidad esté cubierta. Eso significa que, desde ya, tendría que empezar a ahorrar unas cuotas mensuales de cerca de $596.000. Sin parar durante 12 años y, con ello, se evitaría endeudar o “empeñar hasta la casa”.

Por ahora, si quiere garantizar el derecho a la educación de sus hijos, Finanzas Personales le dará cinco consejos para que empiece a preparar su bolsillo:

  1. Ahorre, ahorre y ahorre

Esta estrategia es el común denominador de todo colombiano. Podrá recurrir a ahorrar su dinero  en alguna cuenta bancaria o debajo del colchón. De su sueldo podrá destinar algún porcentaje para ahorrar y poco a poco podrá acumular  su fortuna para pagar el estudio de sus hijos. También podrá solicitar un seguro de educación con las compañías prestadoras en seguros y seguridad social.

  1. Ojalá esté de buenas…

Encomiéndese al Divino Niño para ganar una beca. Si revisó su cuenta y no le alcanza ni para pagar el primer semestre, usted puede solicitar alguna beca con fundaciones en Colombia o en el exterior. En últimas puede pedir préstamo con el Icetex o Colfuturo. Para esta oportunidad, entidades como Icetex a través del programa “Tú eliges”, le podrán prestar el 100% de la matrícula y solo lo podrán solicitar  los jóvenes de estratos 1, 2 y 3 que obtengan un puntaje mayor a 310 en la Prueba Saber y cumplan con ciertos puntos de corte del Sisbén.

  1. A la colombiana

Este es el estado puro de todos los colombianos. Por lo general, se nos caracteriza por ser “echados pa lante”, unos emprendedores innatos que nada nos queda grande. Así que, su hijo podría estudiar y trabajar al mismo tiempo. Eso sí, cumpliendo con los términos legales y teniendo la mayoría de edad. Si trabaja y estudia al mismo tiempo, seguro podrá valorar más el esfuerzo de conseguir sus propias cosas.

  1. Intente y repita (si es el caso)

Según cifras del Ministerio de Educación, desde 2013 se han presentado más de 67.0000 aspirantes por año a la Universidad Nacional y la cifra va en aumento. Tenga en cuenta que también podrá presentarse a otras universidades públicas y si no ha salido seleccionado, puede empezar en el SENA con programas de operario, técnico o tecnólogo. 

  1. ¡Adiós, bye bye!

Si ya revisó, hizo cuentas, preguntó en el banco y su presupuesto no le alcanza, una excelente opción es estudiar en el exterior. En países como Argentina, España o Chile, el costo de la educación superior es menor en comparación a los millones que debe pagar por semestre en Colombia. Eso sí, tenga en cuenta que los costos en educación pueden ser baratos pero el costo de vida y su manutención le pueden incrementar las mesadas. Igualmente, en el exterior también puede aplicar a becas, ya que algunas políticas de los Estados auspician programas académicos a través de sus embajadas, Ministerios y ONG´s.

Quizás le interese “¿En mora con el Icetex? Aquí tiene 7 opciones”.

(*)La inflación es estimada de acuerdo al comportamiento y variaciones mencionadas por el Banco de la Republica. 

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.