Ahorrar, también para subir de status

Los consultados por la firma Óptimos señalaron que la percepción del incremento de su patrimonio, el placer de alcanzar las metas o bienes propuestos, la experiencia de terceros, la planeación y el control de sus finanzas son razones que los motivan a ahorrar.

Ahorrar, también para subir de status Ahorrar, también para subir de status
Un estudio de mercado que realizó para el Día Internacional del Ahorro la firma Óptimos permitió conocer los hábitos de los colombianos frente al ahorro.

La información, que fue entregada por el Fondo Nacional del Ahorro (FNA), muestra que el 34% de los consultados ahorran para acceder a una vivienda y el 20%, para el estudio de sus hijos.

Sin embargo, los ahorradores consultados coincidieron en manifestar que desearían que a sus cuentas de ahorro tradicional no les hicieran ningún descuento fijo como el uso de la tarjeta, para que al término del plazo pactado puedan recibir lo depositado, más su rentabilidad.

Según el estudio, el ahorro cuenta con una imagen positiva entre los colombianos, puesto que les permite alcanzar sus metas, lograr una estabilidad y mejorar su calidad de vida.

Los ciudadanos consideran que el ahorro es el camino para cumplir sus sueños, les proporciona gran tranquilidad, es un hábito que se crea desde niño y que lo primero que se ahorra es para conseguir vivienda.

Según el análisis, el cual se realizó entre hombres y mujeres económicamente activos, entre los 18 y 55 años, de las ciudades de Bogotá, Medellín, Cali y Barranquilla, el ahorro es la forma socialmente más aceptada para trasladarse de nivel social, de adquirir status.

El ahorrador es, además, una persona próspera, exitosa, organizada, que planea su futuro, que ama a su familia, se esfuerza y es valiente.

Dentro de los motivadores para el ahorro se encuentra el pago de gastos imprevistos, así como la forma lograr sus metas y ahorrar para la vejez.

Por su parte, los que no ahorran aseguran que no les alcanza lo que ganan y que gastan más de lo que reciben, debido a la gran disponibilidad que tienen de las tarjetas de crédito.

Así mismo, los consultados señalaron como condiciones que estimulan el ahorro, la percepción del incremento de su patrimonio, el placer de alcanzar las metas o bienes propuestos, la experiencia de terceros, la planeación y el control de sus finanzas.

Entre tanto, los jóvenes encuestados recomiendan que la cultura del ahorro se imparta desde los colegios y universidades y que también se les enseñe cómo hacer presupuestos y cómo manejarlos para plantearse metas para el futuro. Consideran que deben realizarse más campañas mediáticas al respecto.
                                                               

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.