Alternativas para asegurar el futuro de sus hijos

Todo padre tiene la preocupación y la obligación de asegurar el bienestar de sus hijos. Existen productos financieros que le ayudan a conseguirlo. Conozca cuáles son.

Existen seguros y planes de ahorro e inversión para educación y salud que beneficiará el futuro de sus hijos. Existen seguros y planes de ahorro e inversión para educación y salud que beneficiará el futuro de sus hijos.
Al preguntarse cómo puede asegurar el futuro de sus hijos, se puede intuir que lo importante a esta pregunta, se responde de inmediato con educación y salud. Es así como incluir la educación de su descendencia como objetivo financiero a largo plazo, y el cubrimiento frente a potenciales contingencias catastróficas es lo importante.

The Economist elaboró un listado sobre las opciones que puede utilizar un padre a la hora de preservar el futuro profesional y físico de sus hijos:

Educación:

Ahorrar para la educación de un hijo es invertir en su futuro. Existen en el mercado productos financieros diseñados especialmente para este fin. Un plan de ahorro-estudios es un mecanismo para constituir a largo plazo, mediante aportes periódicos de montos pequeños, es una buena alternativa financiera que se presenta en varias formas:

1. Un seguro-ahorro
2. Un depósito a largo plazo o CDT
3. Un fondo de inversión

No obstante, tanto para la modalidad de depósito como para la de fondo de inversión se suele contratar un seguro opcional, de forma que los hijos cobren un capital adicional a la cantidad acumulada en caso de fallecer el padre o la madre; de este modo se aseguran la posibilidad de seguir estudiando.

Sin embargo, cualquier producto o combinación de productos de ahorro-inversión a largo plazo puede servir para este fin.

Seguros de vida:
Existen diferentes seguros que pueden dejar a su hijo protegido en caso de futuros problemas, tanto de ellos como de usted como padre.

Fondo de Emergencia: aunque es un monto que debe cubrir los gastos imprevistos que como reparaciones en su hogar o automóvil. También sirve para tener un colchón de seguridad en caso de una pérdida temporal de ingresos. Sin embargo, para proteger a su familia contra sucesos más trascendentales como la muerte o incapacidad suya o de su pareja, normalmente hace falta contratar un seguro.

Un seguro de vida:
protege a su hijo en caso de fallecimiento de ambos padres, pero también cubre a su pareja contra la carga financiera de tener que criar a un hijo por sí sola. Si ya tiene un seguro de vida, debe revisar las coberturas en anticipación de sus nuevas responsabilidades. Si sólo está asegurado usted o su pareja, considere la necesidad de asegurar a los dos. Si cualquiera de los dos falleciera o quedara incapacitado, el otro, aunque tuviera ingresos, tendría que hacer frente a gastos adicionales para poder cuidar debidamente de su hijo y salir adelante.

Seguro de accidentes:
suele resultar más económico que los seguros de vida y cubren el asegurado con un capital determinado, en caso de invalidez temporal o permanente o de fallecimiento provocado por un accidente. Asegure a su hijo también, recuerde que nadie está exento.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.