¿Quiere evitar un mal inquilino? Esta opción le puede servir

En Colombia, más del 40% de personas que habitan una vivienda lo hacen en arriendo. Y para evitar problemas de deudas en cánones, administración o servicios públicos, existen pólizas que cubren al propietario.

123RF 123RF

La compra de vivienda nueva o usada es una alternativa de inversión para muchas personas que están buscando una fuente de ingresos. Es por eso que después de adquirir una casa o apartamento, se consiguen un inquilino para que use esa propiedad y se espera que la persona o familia que lo habita cumpla con lo pactado en el contrato.

Es decir, que no se atrase con el pago del arriendo, sea puntual con las cuotas de administración y cancele los servicios públicos. Pero, algunos inquilinos terminan haciendo de las suyas, como el caso de Marta Pérez (nombre cambiado) que se comunicó con Finanzas Personales para hablar de su mala experiencia con una inquilina. Ella nos contó que el pasado 31 de diciembre de 2017 se le terminó el contrato de arriendo con la persona que habitó un apartaestudio situado en el barrio Tunal.

Siga leyendo: Lo que debe saber si quiere sacar a un inquilino de su propiedad

Su preocupación era que su inquilina no había pagado los últimos meses de arriendo y habían sido inútiles los llamados para que se pusiera al día. Además, sus pertenencias seguían en el inmueble y no sabía si podía ir y sacar las cosas de allí porque necesitaba poner la propiedad de nuevo en arriendo. Desafortunadamente, para Marta la ley 820 de 2003 para el arrendamiento de vivienda urbana señala que en ese caso, se debe iniciar un proceso administrativo para iniciar el desalojo y un proceso jurídico para lo cual se debe contratar un abogado e incurrir en otros costos jurídicos.

“Si le va bien, eso puede tardar mínimo ocho meses en adelante”, explicó Alberto Rodríguez, presidente ejecutivo de Colombia de Century 21, una de las mayores inmobiliarias del mundo.

¿Qué se puede hacer?

Para evitar este tipo de dolores de cabeza para el propietario de vivienda, el mercado asegurador y las afianzadoras ofrecen pólizas para cubrir estos riesgos. Básicamente el seguro o fianza se afecta cuando el inquilino deja de pagar dos meses de arriendo y administración.

Por ejemplo, si usted va a una inmobiliaria y pone en arriendo un inmueble, la firma que ya maneja la póliza le dirá al potencial arrendatario que pase unos papeles que respalde el arriendo y que tome la póliza. Ese costo no se cobra al propietario pero sí a la contraparte. Si el arriendo está entre los $300.000 a un $1 millón, solo se le pedirá al inquilino una especie de estudio de crédito para verificar que cuenta con los ingresos para pagar el canon. Si el arriendo supera el $1 millón, $2 millones, se le solicitará un codeudor para tomar la póliza.

Le contamos: Este el incremento en el arriendo para 2018

También puede pasar que el propietario del bien le dice al potencial arrendatario que pase los papeles a la aseguradora o fianza para que le haga el estudio. Si es aprobado, tomará la póliza y se entenderá con dueño del bien para el pago del arriendo.

En caso que el arrendatario se atrase en dos meses con las cuotas y la administración, el propietario se pone en contacto con la responsable de la póliza y es esa firma quien le cancelará los cánones atrasados. Será el inquilino quien se entenderá con la aseguradora para ponerse el día con la deuda. El resto de los pagos si llega a estar al día los seguirá haciendo al propietario o la inmobiliaria, según pertenezca el caso.

Pero si el inquilino ‘mala paga’ deja de responder, comienza el proceso administrativo para el desalojo y el ejecutivo que puede ir hasta los codeudores. En todo caso, el dueño del bien podrá contar con su pago de arriendo y la disponibilidad del inmueble para volver a arrendarlo.

El costo y dónde tomarla

Según Rodríguez, cuando la póliza es manejada por medio de la inmobiliaria, el valor es de 2,5% mensual sobre el arriendo. Por ejemplo, si el canon es de $1 millón, incluyendo la administración, el valor de la póliza es $25.000 mensual.

Pero si el seguro es tomado por el propietario directamente, la póliza anual cuesta aproximadamente el 50% de un canon mensual. Por ejemplo, para un arriendo de $1 millón, el costo de la póliza es de alrededor de $500.000, que mensualmente sería $41.700 aproximadamente. En ese caso corresponde a un 4,1% del canon mensual.

Para tomar este producto, usted puede hacer una búsqueda en Internet de pólizas de arriendo y compañías como Sura, Mapfre o Zurich, entre otras, le ofrecerán las alternativas. Y si quiere aprender más de cómo evitar esos problemas con inquilinos morosos y otras dudas del tema de arriendo en Colombia, le sugerimos el siguiente streaming que hicimos en Finanzas Personales.

FP recomienda: Cómo beneficiarse del nuevo programa Ahorra tu arriendopara comprar vivienda



¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.