Arriendo: entre el dueño y las inmobiliarias

Para arrendar un inmueble existen dos opciones: a través de un tercero o directamente. ¿Cuál genera mayor rentabilidad y seguridad? Conozca las ventajas y desventajas de cada una.

Hoy no es un riesgo arrendar un inmueble, siempre y cuando se haga de manera ordenada y profesional. Foto. Corbis. Hoy no es un riesgo arrendar un inmueble, siempre y cuando se haga de manera ordenada y profesional. Foto. Corbis.
Los temores e interrogantes predominan en el pensamiento de un propietario al momento de arrendar su inmueble.
 
Suelen surgir dudas sobre si usar un intermediario o hacer la tramitología por su cuenta.

Si usted decide apoderarse del trámite de arrendamiento, existen etapas que debe seguir de manera juiciosa y siendo consciente de que existen riesgos:

1. Comercializar y promocionar el bien.

2. Gestionar visitas y mostrar la propiedad a posibles arrendatarios.

3. Recibir ofertas.

4. Hacer el estudio y verificación de la información.

5. Seleccionar al postulante.

6. Elaborar el contrato de arrendamiento, de manera que se cumpla con todas las normas legales vigentes.

7. Hacer el inventario para la entrega del bien y el acta de entrega para recibir el mismo a la finalización del contrato.

8. Concretar el arriendo y entregar la propiedad.

9. Controlar el pago de las rentas durante el periodo que dure el arriendo.

10. Emitir los soportes respectivos a su arrendatario.

11. Estar pendiente de otras obligaciones inherentes al contrato como son las cuotas de administración, servicios públicos e IVA en el caso de inmuebles comerciales.

12. Atender cualquier requerimiento o inquietud del arrendatario, que van desde la rotura de un tubo hasta los inconvenientes que en materia de convivencia se presentan en las copropiedades.

Las ventajas de escoger esta alternativa es la de no pagar una comisión a un tercero para que asuma este trabajo y el control de la relación con el arrendatario de una manera directa.

Sin embargo, a estas tareas se le suman el riesgo que usted puede correr cuando el candidato que escogió no es cumplido con sus obligaciones.

¿Cómo reducir tareas?

La segunda opción que usted tiene es la de acudir a un tercero para que, por un costo determinado, asuma estas tareas como suyas.

Clemencia Parra, presidenta de Unifianza S.A., explicó algunas de las labores de un tercero y las ventajas de arrendar a través de una inmobiliaria:

1. El diagnóstico que se hace del inmueble se hace desde el punto de vista de títulos, así como desde la perspectiva fiscal y tributaria, para detectar situaciones que requieran ser saneadas.

2. Analiza si el valor por el cual se piensa arrendar el inmueble, está dentro de los precios del mercado y cumple con la normatividad para fijación del canon, cuando se trata de vivienda urbana.

3. La inmobiliaria hace la respectiva promoción del inmueble en medios especializados y en canales de comercialización.

4. Así mismo, hace el seguimiento de los contactos y ofertas que se reciban, lo que le permite tener información sobre la forma en que evoluciona la comercialización del inmueble.

5. Adelanta todas las gestiones y trámites en nombre del propietario, lo cual brinda un elevado nivel de seguridad y tranquilidad.

6. Analiza los perfiles de los potenciales clientes, para garantizar que el contrato de arrendamiento sea mediante la figura de la fianza inmobiliaria o del seguro de arrendamiento y así respaldar la renta.

7. La ofrece la opción al arrendatario de brindarle asesoría profesional para determinar con exactitud cuál es el inmueble que necesita, conforme a su presupuesto, necesidades y expectativas.

Entre otras ventajas, la inmobiliaria le garantizará los contratos de arrendamiento, ya sea a través de la figura de la fianza o del seguro.

Estudiará los potenciales arrendatarios y deudores solidarios; y en el caso de un incumplimiento cubrirá la mora en los cánones de arrendamiento, cuotas de administración e IVA cuando sea el caso, hasta 36 meses.

Estas son las principales figuras y opciones de arrendar un inmueble. De acuerdo a la evaluación que usted haga de las ventajas y desventajas, escoja la que más se adecue a lo que busca y siga las etapas una a una para no incurrir en riesgos costosos.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.