Las 17 señales de que usted maneja el dinero mejor de lo que cree

Una de las principales preocupaciones de muchas personas es que el dinero les dure hasta fin de mes para cubrir todas sus necesidades. Y puede suceder que, a pesar de los esfuerzos, rara vez se logre. No obstante a veces resulta que usted sí tiene habilidades, sólo que le hace falta aprovecharlas mejor.

Las 17 señales de que usted maneja el dinero mejor de lo que cree Las 17 señales de que usted maneja el dinero mejor de lo que cree
Cómo hacer más dinero y cómo manejarlo de forma adecuada, siempre son las preocupaciones de cualquier persona cuando ingresa a la vida laboral o adquiere compromisos financieros que debe cumplir. Entonces, empezará a probar distintas técnicas a lo largo de su vida para saber cuáles son las más adecuadas, así como también aprenderá de los errores que le significarán grandes pérdidas.

Incluso también empezará a capacitarse al respecto: entenderá más sobre las tasas de interés, los riesgos de los créditos y la importancia de ahorrar para su futuro. Porque igualmente, todo lo que se trate del dinero y de las finanzas, puede llegar a sonar bastante complicado y complejo de manejar.

Y es, por eso mismo, que la mayoría de veces usted mismo se considera como una persona “que no sabe manejar el dinero” porque a veces se descuadra en ciertas cuentas o porque no tuvo lo suficiente para terminar el mes con el dinero que esperaba. Pero puede que usted se esté dando “mucho látigo” y realmente sea mejor de lo que cree que es.

FP le recomienda leer “Hábitos de las personas que les va bien con el dinero”.

Siendo así, considere si cumple las siguientes características para sentirse mucho más tranquilo en cuanto a sus hábitos financieros y que, un pequeño descache, de vez en cuando, también hace parte de la experiencia para aprender a ser un experto con su dinero, según Good Financials, Business Insider y LifeHack:

1. Sabe cuánto gana y cuánto gasta: o por lo menos tiene una conciencia de cuánto puede ser en promedio. Esto se traduce en que puede que tenga un presupuesto estimado y sabe cuánto de su sueldo se va a sus gastos fijos como transporte, alimentación, arriendo, pago de servicios, entre otros; y sabe que, de lo que le sobre, cuánto se puede gastar para su vida diaria.

2. Conoce sus deudas: sabe en qué se ha endeudado, por qué lo ha hecho y cuántas cuotas le falta por pagar en cada uno de los créditos que haya tomado. Además, también conoce las características como la tasa o el plazo y sabe que son las mejores que haya podido encontrar en el mercado (es decir, sabe que no está pagando más de lo que debería).

3. De vez en cuando le queda un “dinerito extra” que le sobró: aunque puede que durante cada quincena se apreté un poco, siempre le genera una sensación de alegría y bienestar el hecho de ver que le quedó un dinero de más al final de mes. No importa si no sucede muy seguido, lo importante, es que sucede.

4. Sabe priorizar: cuando se encuentra un poco “apretado de dinero”, usted ya sabe qué es lo primero que tiene que pagar y qué cosas pueden esperar quizás a la semana siguiente o la siguiente quincena, sin que eso afecte el resto de su presupuesto o finanzas. Sabe cuáles serían las cuentas más perjudiciales si las deja de pagar.

5. Paga sus cuentas fijas: tiene un salario mes a mes que le ayuda a solventar sus gastos fijos o esos que tiene que pagar sí o sí, por su estilo y calidad de vida. Esto se traduce en que no tiene que estarse preocupando por buscar de dónde va a sacar el dinero para sobrevivir las siguientes semanas.

6. Puede darse gustos de vez en cuando sin remordimientos: aunque es consciente del ahorro y de la importancia de mantenerse apegado a un presupuesto, no le ve ningún problema a decirle “sí” a ciertas compras o experiencias que usted sabe que lo hacen sentir bien, satisfecho y feliz.

Lea también “El dinero sí compra la felicidad”.

7. Ha sobrevivido los últimos seis meses sin pedir créditos: aunque tenga un crédito de vehículo o estudiantil, si no ha tenido que pedir otro tipo de préstamos durante ese periodo de tiempo, considérese afortunado y “sabio” con el manejo de su dinero.

8. No tiene miedo de hablar sobre dinero: incluso, algunos familiares o amigos le piden consejo para tomar decisiones financieras correctas. Ya sea con su familia o con su pareja, puede traer el tema a la conversación y no siente vergüenza o miedo a ser juzgado por los hábitos que tiene.

9. Invierte (o por lo menos tiene pensado hacerlo): tiene un “dinerito” ahorrado y sabe que, si lo deja quieto, usted mismo se está “echando la soga al cuello”. Entonces, ya ha buscado algunas alternativas para hacer que ese dinero que crezca. Más aún, sabe cuál es la importancia de invertir.

10. El ahorro es parte de su vida: así como sabe cuánto gasta y cuánto le llega, tiene un ahorro de al menos el 5% de su salario y sabe que es importante hacerlo ya sea porque se le presente una situación de emergencia o porque tiene planeado hacer algo.

11. Busca oportunidades adicionales de ingresos: aunque valora mucho su puesto actual de trabajo y lo considera como la principal fuente de dinero, ha estado pendiente de otras pequeñas cosas adicionales que pueda hacer para obtener más y así, sentirse más tranquilo con sus cuentas.

12. No se desvela pensando en dinero: la mayoría de personas que no saben manejar sus finanzas rara vez alcanzan un sueño profundo porque la preocupación que tienen de cómo pagar sus deudas les genera una ansiedad permanente. En tanto, si usted es organizado, nunca ha sabido lo que es trasnocharse por esa situación.

13. Utiliza las tarjetas de crédito de manera inteligente: sabe que no son malas ni buenas, sino que todo depende del manejo que se les dé y de las condiciones acordadas con el banco sobre las tasas y las cuotas de manejo. Incluso, le gusta usarlas porque sabe que recibe beneficios como millas o puntos que puede redimir en otro tipo de productos o servicios.

Quizás le interese también “Las cosas que SÍ debería comprar con la tarjeta de crédito”.

14. Ya inició una vida crediticia: y sabe cuál es la importancia de mantenerse al día con sus cuentas porque, de lo contrario, le generaría un reporte negativo en ésta.

15. Suele pagar sus cuentas antes de tiempo: no espera hasta que llegue el último día para estar corriendo a hacer los respectivos pagos. Incluso, es de quienes, apenas recibe el sueldo, prefiere salir de todos los compromisos que tiene que pagar.

16. Planea con anticipación compras grandes: ya sea porque se trate de un viaje o de una nueva consola de Xbox, sabe que son cosas para las que es mejor hacer un pequeño esfuerzo mes a mes y no comprar a crédito.

17. Sigue a Finanzas Personales para aprender trucos sobre el dinero: es decir, le interesa estar informado sobre lo que pasa en la economía, buscar nuevas formas de ahorrar o de crecer profesionalmente para tener una mejor calidad de vida.

FP le sugiere leer también “Nueve formas de ganar dinero extra desde su casa”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.