¿Usted es de los colombianos que finalmente se están “poniendo las pilas”?

por Nataly Olarte

Según el reporte reciente de la Superfinanciera, aumentó el monto de dinero que las personas tienen en algunos productos de ahorro, lo que podría ser un indicador de que son más conscientes de la difícil situación económica del país.

¿Usted es de los colombianos que finalmente se están “poniendo las pilas”? ¿Usted es de los colombianos que finalmente se están “poniendo las pilas”?

Aunque no le guste la economía o escuchar noticias, no habrá sido evitable saber que la situación está bastante complicada y que estamos cruzando por un momento difícil en el que todo se ha encarecido, ya no se tiene la misma bonanza que antes y las empresas están buscando la forma de disminuir sus costos para mantenerse (ya sea bajando los precios de lo que venden o prescindiendo de algunos puestos de trabajo).

Esto implica que, aunque vea toda esa situación lejos de usted, que le hayan aumentado el salario conforme lo legal para este año, tenga un contrato a término indefinido y sea juicioso con su dinero; debe ponerse las pilas para hacer frente a los meses que quedan por venir porque, por ejemplo, mientras su salario aumentó el 6% (si contó con suerte), todo lo demás que tiene que pagar aumentó mucho más que eso y, si por el momento no ha tenido que pagar cuentas aún, espere unos días más para ver que su sueldo ya no alcanzará.

O, por el contrario, si desde que inició año fue uno de los desafortunados a quienes no le aumentaron el sueldo, pero sí vio el incremento del valor de todo lo que usa y compra; sabrá que le ha tocado recortar algunos gastos para poder mantener el estilo de vida que venía llevando.

FP le recomienda “Diez consejos infalibles para ahorrar”.

En esto, la clave es sólo una: deje de endeudarse. La situación está difícil, pero las condiciones de las deudas y los créditos lo son aún más, porque ahora deberá pagar más por cada peso que pide prestado (tasa de interés). Eso sí, sabemos que hay deudas que no puede evitar como la de la casa o la de sus estudios, pero la clave está en apretarse un poco más el cinturón y hacer abonos de capital o ser más inteligente y buscar entidades que le ofrezcan mejores condiciones con tasas mucho más bajas, a través de la compra de cartera.

La táctica para poner en práctica

¿Cómo salir bien librado de una situación de éstas? Es difícil. El consejo puede no ser el mismo para todas las personas, debido a sus condiciones de vida y sus ingresos (no es lo mismo decirle a una madre cabeza de hogar que reduzca sus gastos que decírselo a un joven universitario). Pero, en sí, la cuestión siempre será la misma: ahorrar.

De hecho, de acuerdo con el último informe del sistema financiero de la Superfinanciera, “los ahorradores aumentaron sus saldos en depósitos: Los depósitos y exigibilidades presentaron un crecimiento real de 4,87%. Las cuentas de ahorro y CDT fueron los productos con mayor incremento anual de saldo, con cerca de $20 billones y $13 billones, respectivamente”.

Aunque la cifra no es muy alta, es importante ver cómo algunos colombianos realmente se “han puesto las pilas” para sobrellevar este difícil momento económico que se está viviendo en el país. El ahorro es la estrategia más inteligente para implementar en momentos de crisis, porque es lo que le permite tener un ‘paraguas’ afrontando los incrementos y tener los recursos suficientes en caso de que ocurra otro aumento o situación inesperada. ¿Por qué este es el peor momento para endeudarse?

Eso sí, esta estrategia no sería del todo efectiva si no la complementa con otras dos situaciones:

  • Recorte de gastos: es momento de empezar a considerar cuáles son esos consumos que realmente están agrietando su presupuesto: suscripciones que no usa, servicios como televisión paga, deudas viejas que lleva aplazando y pagando cuotas mínimas… hasta empezar a irse en bicicleta al trabajo. Debe echar una revisada a su presupuesto y verificar en qué puede empezar a disminuir gastos para hacer que ese dinero se convierta en ahorro. 
  • Inversión: no sirve de nada si tiene un dinero extra, pero lo deja debajo del colchón. Recuerde el impacto que tiene la inflación sobre el dinero, pues impide que éste le permita seguir comprando lo mismo que venía comprando, luego de un tiempo. Es así como es importante que, aunque considere que tiene muy poco, lo deje en algún producto en el que le aseguren que, al menos, preservará su valor.

¿Cómo escoger?

Cuando se trata de ahorrar, es importante ser consciente de todo el esfuerzo y dedicación que le ha tomado adquirir y mantener esta práctica, así como acumular ese dinero. Es por eso que no debe permitir que ese dinero pierda valor y que no trabaje para usted.

En esto, tiene que ser consciente que dejar el dinero debajo del colchón o en una alcancía no tiene sentido. Claro, esto no significa que saque todo de allí, pero sí debe tener una gran proporción. Al respecto, existen varias alternativas que van más allá de la cuenta de ahorros. En esto, la delantera se la lleva los Certificados de Depósitos a Término o CDT que, aunque no les gusten a muchos, son las opciones más sencillas para guardar el dinero, por las facilidades de abrir uno y los montos respectivos.

Quizás le interese “El reto de los 30 días, ¿se le mide?”.

De acuerdo con las cifras de la Superfinanciera, los bancos ofrecen, en promedio, estas tasas en CDT’s y, para 2015, se registraron estos montos:

PERIODO

TASA

MONTO

(miles de millones)

30 días

1,57%

142,4

A 45 días

4,10%

3,415

A 60 días

2,65%

98,7

A 90 días

5,27%

3.487,7

A 120 días

5,33%

365,5

A 180 días

6,05%

2.222,7

A 360 días

6,81%

558,6

Superiores a 360 días

8,69%

1.130,6

Fuente: Superfinanciera

Esto lo que demuestra es que cada vez la gente es más consciente de dejar su dinero por periodos de tiempo más largos, obteniendo, así, unas mejores rentabilidades. Claro, pueden no ser los mejores instrumentos de ahorro e, incluso, entidades como corporaciones financieras, compañías de financiamiento y cooperativas pueden ofrecer mejores tasas de interés (aunque las personas parece que se inclinan más por los bancos).

Pero si lo que considera son otras opciones, recuerde que las entidades financieras también le ofrecerán otros tipos de cuentas de ahorros específicos, con condiciones específicas y montos definidos. Incluso, los fondos de empleados también se han posicionado como unas opciones rentables para aquellos que quieren ahorrar.

¿Si no le alcanza?

La excusa puede ser común y si usted efectivamente está totalmente “apretado” por los gastos, siempre habrá algo de lo que pueda recortar. Ahora, ahorrar no implica que lo haga en grandes cantidades, sino en la medida de sus posibilidades: eliminar el almuerzo en el restaurante, el costo del transporte público, los gustos los fines de semana o esos pequeños gastos hormiga.

Le recomendamos “Diez tácticas para ahorrar aunque no le sobre dinero”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.