Una forma correcta para ahorrar y tener su propia casa

La mayoría de personas sueñan con dejar de pagar arriendo y empezar a contar con una casa o un apartamento como una de sus propiedades. Pero cuando se piensa en tomar un crédito hipotecario, el deseo puede disminuirse.

Una forma correcta para ahorrar y tener su propia casa Una forma correcta para ahorrar y tener su propia casa
Tener casa propia no solo le da la tranquilidad de saber que no tiene que preocuparse a futuro por su familia sino también le quita una carga económica alta de su bolsillo (al dejar de pagar arriendo) y además se trata de una inversión que no pierde valor en el tiempo sino que, por el contrario, se incremente. Además, también le ayuda a ganar cierto “status” que lo pone mejor frente a los bancos y demás entidades financieras.

Actualmente existe una gran variedad de oportunidades para tener su vivienda propia pero la mayoría de ellas, por supuesto, lo ponen a pensar en una deuda que al menos durará 15 años. A eso súmele las tasas de interés y que, para hacer la compra inicial, tendrá que hacer un gran esfuerzo reuniendo –quizás- los ahorros de toda su vida.

Es por eso que FP le muestra una opción alternativa para no tener que endeudarse por décadas, que se denominan las “Cuentas para el Ahorro y el Fomento de la Construcción” también conocidas como AFC, que tienen como fin “incentivar el ahorro a largo plazo con el fin de fomentar la construcción, de tal forma que los recursos que se tengan allí únicamente podrán ser destinados a financiar créditos hipotecarios o a la inversión en titularización de cartera originada en adquisición de vivienda, según lo establece el artículo 23 de la Ley 488 de diciembre de 1.998” según señala un documento de Bancolombia.

Pero además, de acuerdo con voceros de Davivienda, este tipo de cuentas ofrece beneficios tributarios para los ahorradores en retención en la fuente e impuesto de renta pero, para lograrlo, los recursos en esta cuenta sólo podrán ser destinados para:

• Pago de cuotas mensuales de crédito hipotecario.
• Compra de vivienda.
• Cualquier destino siempre y cuando los recursos permanezcan en la cuenta durante 10 años.

Por lo general, al tratarse de un ahorro, también maneja una tasa de interés que le genera rentabilidades y que suele ser superior a la de una cuenta de ahorros tradicional (que está entre el 0,5% y el 3%).

FP le sugiere “Conozca el ABC para pedir el subsidio de vivienda en su caja de compensación”.

Cómo abrir una cuenta de éstas

No existe un monto mínimo para hacerlo y debe tener un único titular. Tenga en cuenta que esta es una alternativa que no tiene ni talonarios ni tarjetas y que liquida los intereses con base en el saldo diario a la tasa vigente dependiendo de la política de la entidad en la que usted tenga esa cuenta.

Davivienda explica que este producto está destinado cualquier tipo de persona o familia que está pensando en adquirir una vivienda para tener un patrimonio y está dirigido a personas naturales. El procedimiento se realiza directamente en una oficina y por lo general, dependiendo de la entidad financiera en la que usted decida abrir este tipo de cuentas, le solicitan lo siguiente:

Natural mayor de 18 años

Natural extranjeros

Miembro de misión diplomática, consular u organización multilateral

Fotocopia de la cédula de ciudadanía, ampliada al 150%. Si no tiene cédula y presenta su contraseña, anexe una copia al 150% de otro documento como: Pase o licencia de conducción, libreta militar, pasado judicial vigente o pasaporte.

Residentes en Colombia por más de un año:

Cédula o tarjeta de extranjería (expedida por el DAS).

 

Certificación vigente de la Dirección General del Protocolo del Ministerio de Relaciones Exteriores, donde se indique que están acreditados ante la Cancillería.

Copia de la visa diplomática.

 


Le puede interesar leer también “Las 6 cosas que no sabe del impuesto 4x1.000”

¿Qué esperar?

De acuerdo con voceros del Banco Caja Social una persona que deposita sus recursos en una cuenta de esta naturaleza puede tener un plan de ahorro que le permita cumplir con el objetivo de compra de vivienda nueva o usada.

Además, “el ahorro con propósito es uno de los pilares más importantes porque busca contribuir a crear una conciencia financiera en las personas acerca de los beneficios que les otorga el ahorro, de cara a ser los gestores de su propio progreso”, explican los voceros del Banco Caja Social.

¿Está preparado para abrir una cuenta AFC?

• Si no posee un crédito de vivienda o no piensa aplicar para uno en un periodo de 10 años, puede optar por abrir una cuenta de este tipo.

• Ábrala, si tiene la posibilidad de depositar mensualmente una cuota de dinero determinada y pactada con su entidad financiero.

• Tenga en cuenta que los recursos depositados se les hará retención en la fuente, salvo que el ahorrador, pruebe que las sumas depositadas ya estuvieron sometidas a retención.

Lea también "Qué es mejor: ¿comprar o arrendar una casa?".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.