Así es como los padres “helicóptero” afectan su vida financiera (¿es su caso?)

El acompañamiento de los padres a lo largo de la vida es importante, pero cuando tienen una conducta de este tipo, las consecuencias al convertirse en adulto, pueden ser grandes.

Así es como los padres “helicóptero” afectan su vida financiera (¿es su caso?) Así es como los padres “helicóptero” afectan su vida financiera (¿es su caso?)
El concepto de “padres helicóptero” es bastante usado para hacer referencia a aquellos que tienen un interés permanente en todos los aspectos de la vida de su hijo, procurando evitar que cometan errores que afecten su futuro.

La revista Forbes consulta al doctor Chester Goad, quien explica que esto tiene fuertes implicaciones en todos los aspectos de la vida de las personas pero, especialmente, en el tema financiero. Incluso, un estudio del Investor Education Fundation, para la generación Millenial hay dificultades en comprender ciertos conceptos económicos.

Las características de estos padres, según The Huffington Post, es que están en contacto permanente con sus hijos (más si ya no viven con ellos) y preguntan constantemente sobre las situaciones de su vida y las decisiones que han tomado o piensan tomar.

FP le sugiere leer “Las cinco cosas más costosas cuando decide independizarse”.

El test

Si quiere saber si tiene padres así, en temas financieros, responda las siguientes preguntas:

1. ¿Quién paga las cuentas?

2. A parte de lo que recibe en su trabajo, ¿de quién más recibe dinero?

3. ¿A quién le pide consejo cuando va a pedir una tarjeta de crédito o un préstamo?

4. ¿A quién llama cuando se le acabó el dinero?

5. ¿Los fines de semana a dónde va a almorzar (con la intención de ahorrar ese dinero)?

6.
¿De quién espera el objeto que tanto quiere para navidad o cumpleaños?

7. ¿Quién es el cotizante en su servicio de salud?

8. ¿Quién paga las cuentas en las salidas o paseos familiares?

9. Por lo general, ¿quién suele ser su codeudor fiador?

Si en la mayoría de las preguntas su respuesta incluye a su papá, su mamá o ambos, tenga la seguridad de que sí son padres helicóptero.

Lea también “Los 9 peores consejos sobre dinero que le pueden dar y que usted debe ignorar”.


Las consecuencias

En temas financieros los padres helicópteros se hacen mucho más visibles. Por lo general, lo ideal es que una vez usted empiece a recibir sus propios ingresos asuma las responsabilidades de pagar por lo que tiene y de responder por las deudas que pueda contraer.

The Huffington Post explica que estos padres, a pesar de que sus hijos son adultos, aún continúan pagando sus cuentas y se aseguran de cómo toman las decisiones. En dado caso, también son quienes van al rescate cuando las deudas los agobian.

• Desconoce cómo funcionan los sistemas

Dado que sus padres son quienes se hacen cargo del pago de sus cuentas (esto no tiene que ver necesariamente si son ellos quienes ponen el dinero o no, sino que son los padres quienes hacen el trámite del pago) usted no sabe qué bancos le reciben qué pagos o a dónde se tiene que dirigir si tiene que hacer una reclamación.

Esto lo hace a usted un dependiente de ellos y, la peor consecuencia de esto, es que no tiene tampoco conocimientos sobre sus derechos o deberes en aquellas cosas que le pagan. Entonces, si tiene problemas, no sabe cómo tramitar una queja sino que se deshaga en redes y espera a tener respuesta.

Esto no solo es una desventaja en eso, sino que tampoco usted tiene conocimiento de por qué paga lo que paga o en qué se invierte lo que usted paga.

• Sabe que tiene un respaldo

Usted sabe que tiene que tener cuidados con el manejo de su dinero y que no se puede gastar más de lo que no tiene. Pero cuando quiere darse “un gusto”, sabe que puede hacerlo porque en caso de necesitar más dinero, sus padres se lo darán y eso es una gran ventaja –pensará usted- porque será sin tener que pagar intereses o incluso, su deuda será olvidada.

Forbes destaca que quienes tienen padres helicópteros saben que pueden siempre hacer una sola llamada y tienen el respaldo completo (financiero) de sus papás. La principal consecuencia es que usted no tiene un conocimiento completo de lo que son las repercusiones financieras.

• Evita usar las tarjetas de crédito

Lo único que usted tiene claro es que las tarjetas de crédito “son malas” y que solo debe usarlas para emergencias pero, exactamente, no sabe por qué tienen esa mala reputación, sino es algo que sus padres pusieron en su “chip financiero” desde que usted era niño.

Incluso, si cuando sale con ellos y hace el pago con una tarjeta, ellos lo pueden mirar sorprendidos de la “atrocidad” que va a hacer. La consecuencia es que usted no entiende que todo se debe basar en un comportamiento responsable y que su buen uso también le ayuda a construir una mejor historia crediticia, según dice Forbes.

Lea también “Cinco productos y servicios en los que nunca, nunca, debe pagar con su tarjeta de crédito”.

• Se convierte en una carga para sus padres

Así ellos no lo digan (y así usted no viva con ellos) ellos saben que hay parte de sus ingresos o ahorros, están destinados para las emergencias que puedan tener sus hijos. Incluso, no temen en pasarle “uno que otro billetico” de vez en cuando para que usted compre “sus cositas”. Lo peor, es que usted sabe eso y no hace nada al respecto.


¿Qué hacer?


La solución es sencilla: asuma sus propias responsabilidades financieras. Aunque al inicio puede ser algo difícil, empiece a aprender cómo funciona el sistema económico: los bancos, las empresas de servicios públicos y privados, así como el tema de los impuestos y demás que puede sonar tan “escabroso”.

Claro, no ignore por completo las advertencias de sus padres, pero vivir sus propias experiencias pueden llevarle una grata sorpresa. Por ejemplo, usted sabe que el uso de las tarjetas no es bueno ni malo sino que depende de usted.

La idea es que empiece a hacer una retroalimentación con sus padres también, como enseñarles el uso de la tecnología en las finanzas y, por qué no, asumir usted la invitación a almorzar los fines de semana.

FP le recomienda “¿Tiene 25 o más? Esto es lo que ya debería haber logrado”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.