Las tasas de interés, ¿cómo saber cuáles son las convenientes?

Si le ha pasado que cuando le hablan de ese término no tiene idea de lo que significa o simplemente no sabe si las tasas que tiene en sus tarjetas, créditos o CDT’s son buenas o malas, esta información le puede interesar.

Las tasas de interés, ¿cómo saber cuáles son las convenientes? Las tasas de interés, ¿cómo saber cuáles son las convenientes?
Las tasas de interés son un concepto que quizá fue parte de alguna clase de economía en el colegio, pero que hoy en día muchas personas pueden no tener muy claro. Ese término hace referencia a un porcentaje que se puede cobrar por el uso del dinero, ya sea porque se guarda o porque se pide prestado.

Esa cifra tiene como características un tiempo, que puede ser lo que usted ha escuchado de “mensual” o “anual”, así como “efectiva”, que es lo que realmente se paga o “nominal”, que es una tasa expresada en términos anuales que se compone varias veces al año.

En un rápido ejemplo: Si usted invierte $100 con una tasa de 5% efectivo anual, su inversión al final del año será de $105. Esa misma tasa puede traducirse en 4,89% nominal mensual que, al año, significa el mismo 5%.

Para que no se confunda, la tasa de interés que realmente puede tener una mayor importancia, tanto para inversiones como para créditos, es la “efectiva”. En conclusión, esa tasa de interés significa el precio que le pueden pagar por una inversión o el que usted debe pagar por un préstamo.

FP le sugiere leer “Siete señales que indican que usted está inundado de deudas”.

¿Cómo saber cuáles son las mejores?

Muchas de estas tasas están definidas de acuerdo con las condiciones económicas de cada nación, por eso usted puede ver que puede resultar mucho más económico solicitar un crédito de vivienda en unos países más que en otros.

Para definir estas tasas, las entidades financieras también tienen en cuenta las regulaciones y normatividad de la Superintendencia Financiera, así como las tasas de referencia del Banco de la República.

Pero sea para un crédito o para una inversión, esas cifras varían; ya que depende del monto de dinero prestado, así como de las condiciones de pago de las personas, del destino de ese dinero, entre otros factores. Pero, de acuerdo con cifras de la Superfinanciera, a mayo de 2015, las tasas están en los siguientes referentes, en promedio:

• Crédito de consumo

Son esos créditos que se solicitan con el fin de hacer compras de algunos bienes o servicios. Puede ser de libre inversión, así como educativo o de libranza. Según las cifras de referencia, para un crédito de este tipo que se solicite a un año, existen tasas que van desde el 12% efectivo anual hasta el 29%; en promedio.

Cabe recordar que éstas pueden variar dependiendo del monto del dinero que se solicite, así como de las condiciones en las que se pida el préstamo y de pago que tiene la persona que lo pida.

• Tarjeta de crédito de consumo

Quizás una de las más comunes y de las que menos se tiene conocimiento. Tener una tarjeta de crédito y diferir las compras a varias cuotas puede implicar que ese préstamo le salga más caro de lo que puede salir con cualquier otro tipo de crédito.

Por lo general, las tasas están entre el 20% efectivo anual y el 28%. Estas pueden ser distintas dependiendo de a cuánto difiera la cuota.

Lea también “Cinco productos y servicios en los que nunca, nunca, debe pagar con su tarjeta de crédito”.

• Crédito de vivienda

Para la compra de vivienda usted puede encontrar dos opciones con una tasa en UVR o una tasa en pesos; así como también depende si para vivienda de interés social o no.

Según cifras de la superfinanciera, una tasa en UVR para una vivienda que no es de interés social está entre 7,7% efectivo anual hasta 10,7%. Mientras que la tasa en pesos para este mismo tipo de vivienda NO VIS, está entre 9,7% y 12% efectivo anual.

• Microcrédito

Son créditos de montos pequeños pero con condiciones un poco más exigentes de pago, para quienes los solicitan. Las tasas, para estos préstamos a 365 días, están en promedio entre el 23% efectivo anual y 48%.

• Cuentas de ahorro

Esta tasa es la que le ofrecen a usted por dejar su dinero “guardado” en una entidad financiera. Para los depósitos de ahorro activos, la tasa está desde el 0,3% efectivo anual hasta el 3,7%.

• CDT

Estos también pueden variar dependiendo de la cantidad de tiempo que usted decida invertir su dinero. Por ejemplo, a 360 días (un año) las tasas de estos Certificados de Depósito a Término están entre el 4% efectivo anual y 7,3%. Entre menos tiempo deje su inversión, la tasa es menor.

La tasa de usura

Hablando de tasas, también es importante que usted tenga conocimiento de lo que es la tasa de usura que es establecida por la Superfinanciera y hace referencia al límite máximo que puede tener el cobro de intereses en los préstamos que hacen las entidades financieras.

Así, tenga en cuenta que recientemente cambió y la tasa de usura asignada para el periodo desde el primero de julio hasta el 30 de septiembre, se ubica en 28,89% efectivo anual para la modalidad de crédito de consumo y ordinario y del 52,22% para el microcrédito.

FP le sugiere leer también “¿No tiene dinero para pagar sus deudas? Declárese ‘insolvente’”.

¿Qué hacer con esta información?

La tasa por sí sola puede no significar mucho. Debe también tener en cuenta el tiempo en el que se endeuda o deja el ahorro. Porque, por ejemplo, algunas entidades le pueden ofrecer que entre más tiempo usted tenga la deuda, la tasa puede ser mucho más baja.

Esto puede verlo como algo favorable, pero recuerde que entre más tiempo usted se demore en pagar sus créditos, más caros le pueden salir.

Por ejemplo, si pide $1.000.000 con una tasa efectiva anual de 24% a un año, al final puede terminar pagando más de $1’121.000. Pero si pide la misma suma con una tasa de 13% efectiva anual a dos años, termina pagando más de $1’132.000.

Aprenda cuánto puede llegar a pagar con nuestra calculadora de tarjeta de crédito.

La idea es que usted pueda comparar si las tasas que tiene para sus préstamos o para sus ahorros realmente le convienen o no ya que, en ocasiones cuando no se hace una comparación entre varias entidades, su deuda puede salir mucho más costosa en una entidad que en otra.

Nuevamente, es válido recordar que todo esto puede depender de varios factores como su capacidad de pago, el tiempo que se haga el préstamo así como el destino del dinero.

Así que probablemente puede encontrar casos en los que el mismo banco le ofrezca una tasa para una tarjeta de crédito mucho más económica que la que tiene algún familiar o amigo suyo; pero el ejercicio de comparación le puede ayudar a que logre mejores condiciones de pago.

FP le sugiere leer “¿CDT o Fondos de Inversión Colectiva, cuál es más rentable?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.