Siete señales que indican que usted está inundado de deudas

¿Usted maneja sus deudas o las deudas lo manejan a usted? Si le ha pasado que siente que el dinero ya no “le rinde” lo mismo que antes o que no sabe en qué momento adquirió tantas deudas, puede estar pasando por una etapa de sobre endeudamiento.

Flickr Alan Cleaver Flickr Alan Cleaver
A cualquiera le puede pasar que considera que, aunque se apriete el cinturón, tiene la opción de comprar ese televisor plano que vio o hacer ese viaje que tanto le pide su pareja. O quizás que la tarjeta de crédito tiene un espacio más el siguiente mes para hacer la compra de esos zapatos que tanto le gustaron.

Sin embargo, cuando usted no hace los cálculos ni lleva las cuentas de lo que está gastando y el dinero que debe a los bancos o entidades financieras, puede llevarse una gran sorpresa cuando le lleguen notificaciones de ser reportado a las centrales de riesgo o hasta de embargos.

Esto sucede cuando sus deudas superan sus ingresos. Así, si considera que usted puede haber descuidado sus finanzas, preste atención a estas señales que le indicarán si su sueldo o sus propiedades están en peligro:

1. Usa con mucha frecuencia su tarjeta de crédito

Según el portal Money de US News, esto implica que usted está usando su tarjeta para pagar cualquier tipo de cuenta o compra, sin importar a cuántas cuotas diferirlas o cuál es el monto que tiene. Pero recuerde que hacer esto es como abrir un agujero en su bolsillo.

No intente mentirse a sí mismo diciendo que al mes siguiente o con la quincena que viene podrá saldar esa deuda porque, probablemente, ese dinero ya lo tiene comprometido con otras responsabilidades económicas.

2. No sabe exactamente cuánto dinero debe en total

Cuando le preguntan en promedio cuánto gasta de servicios públicos y no tiene idea o si, al recibir la llamada de un banco para comprar su cartera (deuda con otro banco), no tiene conocimiento de a cuánto puede ascender, debe encender una alerta.

Usted tiene que tener un registro de todas las facturas y servicios o productos por los que ha pagado porque, de lo contrario, sus deudas pueden superar por mucho los ingresos que usted tiene. Además, recuerde que esos créditos tienen una tasa de interés que hace que todo le salga hasta por el doble o triple del valor original.

FP le recomienda, urgentemente, leer “Calcule la capacidad que tiene su bolsillo para las deudas”.

3. Tiene problemas para pagar facturas

Si es de quienes piensa “bueno, hasta ahora es la primera alerta o notificación”, debe tener cuidado. Lo ideal es que recién lleguen las facturas usted tenga la opción de hacer el respectivo pago ya que aunque pueden tener algunos recargos, estos son mínimos en comparación con los pagos que le pueden exigir en próximas facturas.

4. Tiene más de 2 tarjetas de crédito

O varias cuentas con distintos bancos. No es malo, pero debe tener presente que tiene que hacer los respectivos costos de lo que le cobran en cada uno: tasas de interés, cuotas de manejo, tarifas de administración, entre otras. Especialmente por las fechas que le establecen para hacer los respectivos pagos.

Esto le puede representar una gran pérdida de dinero. Además, tenga en cuenta también factores económicos del país, ya que en un caso en el que pueda haber una crisis, sus deudas pueden verse fuertemente afectas, más cuando están multiplicadas en varias entidades financieras.

Quizás le interese “¿Cómo le afecta a su bolsillo que Colombia no crezca tanto?”

5. Pide un crédito para pagar otro

¡Es lo peor que puede hacer! Y esto es algo muy distinto a lo que se conoce como la compra de cartera, que le ofrece mejores condiciones. Si usted va a un banco y pide –muy seguramente- un crédito de libre inversión con el fin de pagar lo que debe en otro banco, está actuando de manera incorrecta.

Los economistas ponen como ejemplo que esto es como si quisiera tapar un hueco abriendo otro hueco: su situación queda igual pero las condiciones pueden ser peores. Así que a la hora de pensar esto, piense en la posibilidad de “vender sus deudas” en mejores condiciones.

6. Ha pedido préstamos a familiares o amigos


Si ya sabe que no puede acceder a ninguna entidad financiera, sus conocidos pueden ser la forma más sencilla para saldar su deuda y, muy seguramente, a un bajo interés. Esta es una clara señal de alarma, ya que también empieza a involucrar a otras personas en su situación financiera.

Esto puede constituir un riesgo muy grande, porque puede llegar a afectar el patrimonio familiar. Así que le puede interesar leer también “Prestar dinero a un familiar: ¿hacerlo o no hacerlo?”.

7. No puede ahorrar el 5% de sus ingresos

Esta es la última señal que debe encender con alerta roja. Así no tenga un presupuesto ni sepa cómo llevarlo, debe saber que siempre debe dejar un dinero –así sea mínimo- para poder pensar a futuro.

Pero si definitivamente no le queda nada a fin de mes, sino sólo deudas, definitivamente está sobreendeudado.

Lea también “¿No tiene dinero para pagar sus deudas? Declárese ‘insolvente’”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.