Comprar dólares para vender, ¿es una inversión?

A propósito del precio, muchas personas consideran que puede “sacar algunos pesitos” comprando dólares baratos y vendiéndolos caros. ¿Vale la pena?

Flickr Todd Porter Flickr Todd Porter
Para casi toda Latinoamérica ha sido sorprendente ver cómo el precio del dólar ha alcanzado altos niveles de cotización que hacía muchos años no se veían. En el caso colombiano, el peso se ha devaluado más del 40% en el último año (comparando octubre de 2014), es decir, que ha perdido poder de compra en comparación con el dólar en ese mismo porcentaje.

Un dólar tan caro tiene tanto ganadores como perdedores, dependiendo de la perspectiva desde la que se le mire. Pero para una persona, común y corriente, también puede afectar sus finanzas personales y es, por eso mismo, que muchas personas aún están pendientes del valor que pueda llegar a alcanzar.

Por ejemplo, en agosto de 2015 hubo un momento en que la divisa norteamericana llegó a alcanzar un nivel de más de $3.200 y esto encendió las alarmas en muchos sectores. Pero en la última semana el dólar ha tenido un precio por debajo de los $3.000, casi $100 por debajo y eso ha tranquilizado un poco a las personas y a los empresarios.

Entre tanto, hay quienes han pensado que también pueden aprovechar la posibilidad de invertir en dólares, pero no a través de mecanismos distintos, sino simplemente apostándole al precio de la moneda: entonces, esperan que esté un poco “barata” para comprar varios dólares y cuando el dólar suba, lo venden para sacarle algunas ganancias.

FP le recomienda leer “Los “haga” y los “no haga” con un dólar de más de $3.000”.

Pero muchas personas creen que esto funciona fácilmente y que puede ser una forma rentable de obtener ganancias, ¿tienen razón?

¿Vale la pena?

La variación del precio del dólar es algo que, aunque tiene algunos factores que ayuda a determinar un poco su comportamiento, no es algo exacto que se pueda predecir, es decir, no existe una “bola de cristal” que ayude a determinar si va a subir o va a bajar.

“El dólar realmente no es una inversión, es simplemente el precio de un activo que uno requiere para poder hacer transacciones internacionales porque el peso colombiano afuera no sirve para nada. Entonces en la medida en que sucede así, comprar dólares y verlo como una inversión, es como entrar a un casino y pensar que en el casino va a ganar dinero”, explica Germán Verdugo, Director de Estrategia de Inversión de Credicorp Capital.

Esto, porque aunque usted esté muy interesado y tenga conocimiento de cómo se mueven las divisas, todo siempre será una apuesta incierta. De acuerdo con Agustín Vera, director de estrategias cuantitativas de Global Securities, “al mirar el dólar como una inversión más, es importante, como cualquier otro activo, tener presente las expectativas sobre el comportamiento del emisor”.

Esto quiere decir, por ejemplo, “cuando voy a comprar una acción analizo los datos de la compañía en la que invierto, sector, las expectativas, entre otros factores y así mismo, se debe hacer con el dólar: ¿Cómo veo a Estados Unidos? ¿Cómo veo su crecimiento? ¿Estará mejor que sus comparables (Europa, China, por ejemplo)? y ¿estará mejor en un futuro Estados Unidos que Colombia? Si mi respuesta es positiva, entonces es claro que compraré un activo que muy seguramente se valorará en un futuro” afirma Vera.

Esto, para una persona común y corriente, puede convertirse en un grande riesgo y, aunque está “apostando” su plata, puede representarle grandes pérdidas para las que no estaba preparado. “Los importadores necesitan pasar por el dólar, como los exportadores necesitan, quienes toman créditos en el exterior, así como los inversionistas en el exterior, pero no es un tema en el que yo compro unos dólares y los dejo bajo el colchón 6 meses a ver si rentan”, concluye Verdugo.

También le puede interesar “Una forma de “hacerle quite” al precio tan alto del dólar”.

Mercados profesionales

El experto financiero, Jorge Saza, explica que actualmente existen mercados profesionales conocidos como “el mercado forex”, los cuales tienen a profesionales en el tema y, además, tienen sus respectivas áreas de análisis: también son conscientes del riesgo y cuentan con respectivos cubrimientos. Pero, a pesar de eso, a veces pueden cometer errores y las cosas no salen como esperaban.

“Los riesgos en un mercado de divisas son bastante altos. Se debe tener mucha paciencia, pero si en ocasiones a ellos les va mal, con todo el respaldo que pueden tener detrás, con conocimiento de causa de las divisas, para una persona puede ser muchísimo más riesgoso”, explica Saza.

Para ello, usted debe asesorarse muy bien al respecto, pues también existe una gran variedad de sitios que ofrecen este tipo de negociaciones con el dólar pero que, al final de cuentas, terminan siendo negocios no legales al estilo de pirámides, en los que usted puede perder todo su dinero.

“Los riesgos son bastante altos y la persona debe tener un mínimo de conocimiento del funcionamiento de los mercados. Si se trata de una persona que le guste mucho el riesgo y la adrenalina, puede ingresar a este tipo de inversiones, pero asumiendo las respectivas consecuencias. Más porque actualmente el mundo está en un momento de altísima volatilidad”, puntualiza Saza.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.