¿Cómo saber si ya superó la crisis del cuarto de vida?

Sin importar hoy cuántos años tenga, darse cuenta que ya es adulto y asumir su vida como tal, puede ser un poco “traumático”. ¿Qué señales le indican que ya la sobrepasó?

¿Cómo saber si ya superó la crisis del cuarto de vida? ¿Cómo saber si ya superó la crisis del cuarto de vida?
Nunca se ha hablado de una edad exacta en la que una persona empieza a cuestionarse por su propia vida, por el rumbo que le está dando y si es o no correcto y acorde con sus expectativas pero, por lo general, suele suceder una vez se tiene un trabajo, una independencia financiera y cuando ya se asumen responsabilidades de todo tipo, sin tener que apoyarse en los padres.

Quizás está entre los 18 y los 30, dependiendo de sus hábitos de vida, sus costumbres y la tendencia de su país. En inglés, al término se le conoce como “quarter-life crisis”, en español, se podría decir que es la “crisis del cuarto de vida” (o ‘de los 25 años‘, por poner un promedio de edad) al referirse a ese momento en el que se pasa de la juventud a la adultez y se da cuenta que la vida no es como creía que sería una vez dejara el colegio o la universidad.

Lo bueno, es que no es a la única persona que le pasa y mientras hay personas de 25 que quizá ya la han superado por su vida y su historia, hay quienes ya superaron los 30 y aún se encuentran en esta crisis. Eso no significa que sea bueno o malo. Al fin y al cabo cada persona tiene unas experiencias distintas y no existe el “mismo remedio” para todos.

En este punto, usted se da cuenta que el manejo del dinero es más importante de lo que creía. Que debió haber aprovechado esas clases de contabilidad del colegio o haber aprendido a usar Excel para llevar un menor manejo de sus cuentas personales. Pero ahí está, intentando hacer maravillas con su sueldo, con la deuda del carro o de la universidad y procurando darse gustos de vez en cuando porque sencillamente se los merece.

FP le recomienda leer “Lo que usted debe saber para no quebrarse siendo joven”.

Hay una gran variedad de personas especialistas, entre ellos psicólogos, que se han dedicado a estudiar esta sensación que surge en las personas y pueden existir algunas señales que le indican si está cruzando por este momento de su vida, según Paul Angone, un experto en temas de Millennials y coaching personal:

1. Usted mira a su mascota, mientras se prepara para ir al trabajo y dice: "Dios, me gustaría tener tu vida".

2. Se pregunta constantemente: "¿Alguna vez me sentiré como yo mismo, otra vez?” o tal vez “¿Cuándo se supone que la vida va ser como se supone que sea?”

3. Visualizarse dentro de 15 años haciendo el trabajo de su jefe no le parece un muy buen plan.

4. Sus hábitos de gasto mensuales se están haciendo cada vez más grandes que su ingreso mensual y ahora sí lo empieza a ver como un problema grave.

5. ¿El trabajo que empezó de tiempo parcial terminó convirtiéndose casi que en un trabajo fijo durante los últimos años?

6. Todo lo que sea de planear, organizar o pagar (lo que tenga que ver) con el dinero, le parece algo desgastante: desde los impuestos, hasta las compras del mercado.

7. Usted está 99,7% seguro que con un viaje arreglaría todo.

Y si no bastara, de acuerdo con una publicación de New Scientist, existen unas etapas por las que usted cruzará en esta crisis:

Fase 1 – Vive una sensación de estar atrapado por sus opciones de vida. A veces siente como si estuviera viviendo en ‘piloto automático’.

Fase 2 – Pasa por un creciente sentimiento de " tengo que salir" y la sensación de que puede cambiar su vida.

Fase 3 - Renuncia al trabajo o a su relación o a cualquier otra cosa que lo haga sentir atrapado y se embarca en un período de “tiempo fuera” en el que quiere probar nuevas experiencias para averiguar quién quiere ser.

Fase 4 – Reconstruye su vida.

Fase 5 - Desarrolla nuevos compromisos más en sintonía con sus intereses y aspiraciones.

Lea también “Los 20 consejos de dinero que me hubiera gustado recibir a los 20 años”

“Ya vamos llegando…”

Quizás usted mismo ya ha podido ubicarse en alguna de las etapas pero sólo, por estar seguro, un artículo del Huffington Post le ayudará a comprobar si realmente ha logrado superar la etapa o, al menos, asumir que esa angustia y preocupaciones estarán con usted por un tiempo más. Algunas de estas señales, especialmente en temas financieros, son:

1. No se siente tan ‘primíparo’ y torpe en la oficina. Se siente bien (y un poco viejo).

2. Ya no se pregunta dónde hacer compras: ya lo sabe porque allí le sale más barato, como usted lo necesita y ya no se permite el lujo de derrochar su dinero en marcas de lujo.

3. No le molesta la idea de quedarse en la casa y que “ya nadie quiera salir”. Bueno, o al menos, como antes. El solo pensar en el dinero que gastará en comida, en el trago y en el taxi, sabe que le será útil para otras cosas.

4. Prefiere ser productivo durante los fines de semana que perderlos por el guayabo o durmiendo todo el día. Es el tiempo justo para dejar todo lo pendiente listo. Incluso, ha comprendido que el ejercicio también hace parte de la rutina de estos días.

5. Le gusta planear y anticiparse a las cosas: ya sea a las salidas con amigos o a los viajes. Hacerlo le hace la vida mucho más fácil.

6. Usted piensa más en el futuro que en el pasado. Y con ello involucra el hecho de ser consciente que tiene que pensar en su jubilación, en que algún día tendrá que comprar una casa y que, por el momento, prefiere ahorrar que endeudarse para hacer el viaje que quiere.

7. Se molesta un poco por haber gastado dinero durante la primera etapa de sus 20 y cómo todo eso que se gastó le hubiera servido como ahorro para lo que hoy quiere. Bueno. A corregir el presupuesto. Nada que lamentarse y sólo actuar, de ahora en adelante.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.