¿Cuáles son las diferencias entre los seguros y cuál le conviene más?

por Jorge Enrique Rodríguez*

Conozca qué tipo de seguros existen en el mercado y para qué sirven. Recuerde: lo seguro es mejor que lo posible.

iStockphoto iStockphoto

El seguro es una forma de prevenir riesgos; en otras palabras, de ganar tranquilidad. Puede realizarse de manera elemental, o a través de un contrato, generalmente con una compañía que ofrezca este tipo de servicios.

En ambos casos, la persona se protege de imprevistos y en el peor de los escenarios, de siniestros.

Seguro elemental. Guardar dinero en la casa es una costumbre tradicional de las personas y de las familias. Juntar capital cuyo destino es la compra de regalos y otros detalles en fiestas de cumpleaños, matrimonios y demás invitaciones se convierte en el propósito principal. Sin embargo, sin darse cuenta, el individuo está adquiriendo un seguro para los imprevistos que pueden ocurrir en el hogar; a saber, una emergencia médica puede incitar el traslado de un familiar a una clínica; el pago de la consulta con el especialista, los medicamentos y el transporte, son contratiempos que se pueden atender con el dinero almacenado, al menos de forma inmediata.

Le tenemos: Esto es lo que le cuesta asegurar a su mascota

Otro ejemplo, sería un accidente menor con el carro o la reparación repentina del vehículo, lo cual implica comprar repuestos o simplemente ingresarlo al concesionario, lo cual conlleva un gasto inesperado y que por lo general es alto.

En este y otros casos vemos la importancia de ahorrar dinero en casa para cubrir todo tipo de imprevistos.

Otra forma de seguro primordial, es la tenencia de un botiquín en la vivienda, eso sí, con los medicamentos e implementos suficientes para atender emergencias básicas (tijeras, vendas, curitas, esparadrapo, alcohol medicado, gasa, algodón, acetaminofén, jabón), la cantidad y la calidad la eligen los usuarios. Dichos remedios salvan, en parte, una situación delicada de forma inmediata, provocada por un escenario no esperado. ¿Quién no ha sufrido un percance de salud, especialmente en horas de la noche?

Qué decir del extintor de incendios. Según el tamaño del siniestro, puede ser utilizado para apagar o mermar el fuego, labor que se realiza mientras llegan las personas especializadas en estos asuntos (cuerpo de bomberos). Sobre este aspecto, es importante resaltar que el aparato contra deflagraciones debe hacer parte de los utensilios de una vivienda.

Seguro contractual. Las compañías ofrecen una variedad de alternativas al público, opciones que consisten en cubrir riesgos que afecten la tranquilidad de los usuarios. Estas opciones se perfeccionan mediante un contrato entre las partes, documento en que la empresa aseguradora asume la responsabilidad de pagar una suma de dinero en caso de presentarse un siniestro. Por otro lado, se encuentra el beneficiario o asegurado, quien deberá pagar una cantidad de dinero, periódica (prima), de acuerdo a lo establecido en el contrato. Existen varias modalidades de seguro, entre ellas, el personal, familiar, profesional y empresarial, todos con diferentes beneficios y costos para el tomador.

Desde que iniciamos nuestra labor diaria estamos expuestos a diferentes sucesos que pueden derivar en accidentes o incidentes. Por ejemplo, en el baño, mientras nos duchamos podemos resbalar y caer al piso, generalmente ocurren golpes fuertes y lesiones. Practicando un deporte, en el parque, jugando con los amigos o la familia, tropezamos y nuevamente una lesión. Todos los percances que nos sucedan repercuten en nuestro trabajo, la vida escolar y demás actividades; entonces se deben prevenir guardando las precauciones, una de ellas es el seguro.

Siga leyendo: Proteja contra hurto sus compras a crédito con estos seguros

El seguro de desempleo es un instrumento valioso en este mundo cambiante. Además de ofrecernos tranquilidad, también brinda un respaldo especialmente cuando se adquieren créditos bancarios, puesto que no se está exento de perder el empleo, por cualquier circunstancia. Este nos genera tranquilidad; la compañía de seguros asume el valor de las cuotas del préstamo adquirido con la entidad bancaria, otorgando un espacio mientras se recupera el trabajo, evitándonos contratiempos y posibles embargos a nuestros bienes.

Otro seguro importante, es el funerario. Este resguarda los gastos ocasionados por el deceso, costas que generalmente asumen los herederos y que en algunos casos no se cuenta con el dinero suficiente para cubrirlos. Se pueden tomar en grupo, se paga una cuota periódica denominada prima, que cubra los gastos de los servicios funerarios, en caso de siniestro, librando a los seres queridos de una preocupación mayor.

Finalmente, está el seguro de vejez o invalidez, este puede ser voluntario y también obligatorio. Es tan importante que la Ley establece unas reglas claras para que sea una realidad y proteja a las personas de la tercera edad o aquellas que sufran accidentes que le ocasionen invalidez.

En Colombia existen dos regímenes pensionales; a saber, el de Prima Media, administrado por Colpensiones, en el que los aportes individuales ingresan a un fondo común, base que posteriormente financiara la pensión de las personas que adquieran ese derecho. Por otra parte, se encuentra el de Ahorro Individual, gestionado por Fondos de Pensiones Privados. En este caso, la pensión se construye con el ahorro individual que acumulo el afiliado, agregando la rentabilidad del ahorro, las cuales constituyen la pensión de la persona. Cabe destacar, que ambos sistemas garantizan un ingreso decoroso para la vejez.

Recuerde, la tranquilidad es importante para que las personas vivan felices; las decisiones diarias, en la mayoría de los casos, son más acertadas si son tomadas con serenidad y sin angustia. Sobre este aspecto, los seguros, básicos o contractuales, ayudan a obtenerla.

*Director de Posgrados Facultad de Ciencias Económicas, Universidad Libre

FP recomienda: ¿Por qué no debe atrasarse en el pago de seguridad social?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.