¿Cuánto debería tener ahorrado para un “fondo de emergencia”?

Uno de los consejos más comunes de los expertos financieros es contar siempre con el dinero “suficiente” en un fondo de emergencia en caso de que llegue a tener una situación inconveniente como el desempleo, alguna enfermedad o una calamidad familiar. ¿Pero cuánto es “suficiente”?

¿Cuánto debería tener ahorrado para un “fondo de emergencia”? ¿Cuánto debería tener ahorrado para un “fondo de emergencia”?

Cuando usted empieza a tener una independencia financiera se da cuenta que tiene que destinar gran parte de su presupuesto para cosas que, de adolescente, nunca se imaginó: no sólo le harán el respectivo descuento para los aportes a seguridad social –si cuenta con un trabajo formal- sino que también le aconsejarán hacer un ahorro que puede dividirse en dos: un fondo de emergencias y otro para sus metas o aspiraciones personales.

Quizás también empezará a disfrutar de “las mieles” del crédito, por lo que otro porcentaje de ese sueldo posiblemente termine destinado a pagar esas deudas. Con ese panorama, se da cuenta que el dinero “libre” que le queda disponible va al pago de sus necesidades básicas y uno que otro “gustico” que se quiere dar.

La verdad de esto, es que para muchas personas no es posible. A duras penas toleran los descuentos de seguridad social, el pago de las deudas y cubrir sus necesidades; por lo que el ahorro y el fondo de emergencia, quedarán para después, cuando “gane más plata”. Pero una vez suceda así, hay altas probabilidades de que sus gastos también aumenten y la meta de ahorrar, sea cada vez menor.

El problema es no ver la importancia del “fondo de emergencia”, que Investopedia define como un ahorro que se tiene que alimentar para prever situaciones inesperadas, como la pérdida de empleo, una enfermedad o una calamidad doméstica y se crea a partir del salario que usted recibe. Con esto, la idea es que usted no tenga que tomar créditos para cubrir esas emergencias y se evite intereses, el daño de su historia crediticia y quedar “empeñado” los próximos años.

FP le sugiere leer “Los errores de los colombianos cuando piensan en ahorro o inversión”.

El monto

Una vez comprenda el anterior contexto, sabe que es una decisión inteligente empezar a crear este fondo así sea haciendo aportes mínimos mensuales. Se trata de un dinero que debe quedar totalmente aparte de sus ahorros de pensión, de los de vacaciones y que se vuelva “intocable”.

Según CNBC, existen varios factores que debe tener en cuenta, para saber la cantidad que debería pensar:

• Seguridad del empleo: ¿qué tipo de contrato tiene actualmente? ¿Qué tan riesgoso es que lo lleguen a despedir? ¿Hay altas probabilidades de que lo despidan? En esto, especialmente los empleados independientes o por prestación de servicios deben tener casi que el doble de aquel que tiene un contrato indefinido.

• Habilidad para comerciar: esto, especialmente porque aquellas profesiones más relacionadas con el área comercial, pueden tener más posibilidades de encontrar nuevas oportunidades laborales. CNBC señala que lo mismo ocurre con las personas en edad avanzada, ya que podrían enfrentar discriminación.

• Otros activos: ¿hay posibilidad de que pueda llegar a vender algunas de sus propiedades y pertenencias con el fin de obtener más dinero? Con esto, por ejemplo, se le facilita mucho más la posibilidad de salir de una emergencia fácilmente.

• Ingreso del hogar: si vive en pareja, considere qué opciones puede llegar a tener de contar con un soporte así como más alternativas para hacer ahorros mayores.

También le sugerimos leer “Cambios que debe hacer en su vida si realmente quiere (y necesita) ahorrar”.

Así, en cuanto a cantidades de dinero, los expertos financieros pueden diferir de la cantidad, así que aquí le hacemos algunas sugerencias para que usted pueda escoger el que considere el más adecuado, dependiendo de su estilo de vida, sus necesidades y sus posibles riesgos:

• Al menos 2 meses de su salario actual, para quienes no tienen ningún tipo de deudas.

• Al menos la cantidad necesaria para cubrir su día a día durante 6 meses (contando alimentación, transporte, arriendo y pago de servicios), sin tener ningún tipo de deudas.

• Al menos tres salarios mensuales actuales y 3 cuotas adelantadas de sus créditos.

• Al menos dos salarios mensuales actuales y una fuente de ingresos alterna, que le de cerca de la mitad de su trabajo de tiempo completo

¿Dónde dejar ese dinero?

Como dijimos inicialmente, este dinero son recursos que deben estar totalmente fuera de su alcance y de la posibilidad de ser gastados en cualquier momento. No obstante, tampoco debe dejarse debajo del colchón, ya que estaría perdiendo valor el dinero que deja allí por efectos de la inflación, es decir, a medida que pasan los años, no podrá comprar lo mismo con la misma cantidad de dinero.

Por esa razón la web de 20somethingfinance sugiere que la idea es tener este dinero en una cuenta de ahorros que le pueda dar buenos intereses o también en un CDT; que se trata de inversiones que “ponen a producir” su dinero y las puede retirar cuando lo necesite.

Quizás le interese “Tres trucos sicológicos efectivos para ser más ahorrador”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.