¿Cómo se ve afectado su bolsillo con la caída de la economía?

El crecimiento del país va de la mano con las cuentas que tiene que hacer durante el año. Por eso, tenga en cuenta estas variables y trate de anticiparse para que esté siempre preparado.

123RF 123RF

Uno de los mensajes que envía la economía a todos los habitantes son los datos de crecimiento, el cual se mide a través del Producto Interno Bruto (PIB), un resultado que se maneja mundialmente para saber cómo está aumentando o cayendo la suma de todos los bienes, productos, servicios que produce un país, tanto del sector privado, como el público.

Vamos paso a paso, le vamos a contar qué ha pasado con el PIB en Colombia y por qué el resultado no deja satisfechos a muchos analistas y es por eso que usted debería estar pendiente de estas noticias. El PIB creció 1,3 en el último trimestre con corte a junio, y al primer semestre de 2017, el acumulado del año va en 1,2%, inferior al resultado del segundo semestre de 2016, cuando fue de 1,4%.

La leve desaceleración se explica por el consumo privado en medio del efecto negativo que tuvo el incremento del IVA, el impuesto que pasó del 16% al 19% y unas altas tasas de interés, según un informe económico del área de investigaciones de Credicorp Capital Colombia, comisionista de bolsa.

Siga leyendo Sabía que unos ahorritos suyos están prestados al gobierno

Lo anterior no es para alarmarse, pero sí se le debe prestar mucha atención, ya que hay señales de debilitamiento en renglones que son clave como el comercio, la construcción y el recaudo del gobierno. Es más, si ha sentido que al ir de mercado como que en vez de comprar lo más fino prefiere optar por algo más barato, es evidencia que usted está sintiendo las cifras de la economía en sus ingresos.

Y precisamente, esa es la relación más directa que los expertos ven en el tema del crecimiento con su bolsillo. Es muy fácil de entender: una economía que va a un ritmo moderado, está reflejando el buen momento que tienen las empresas, y si estas les va bien, es una clara señal de que están empleando gente y que quieren atraer el personal más calificado que cumpla con los objetivos de la compañía.

“A las personas que están contratadas se les puede mejorar la remuneración y eso genera más ingresos. Por lo tanto hay una mayor capacidad adquisitiva y habrá ganas de gastar más”, señala Alejandro Reyes, economista del área de Research del banco BBVA Colombia.

Aunque Colombia está creciendo, y rara vez al país le ha tocado entrar en una recesión (como llaman los técnicos al momento en que hay tres o más periodos trimestrales consecutivos de caída en el PIB) es conveniente mirar otras cifras detrás de estos resultados. Por ejemplo, al 1,3% es posible que no se estén generando los suficientes empleos para mantener el ritmo de crecimiento algo que mantiene ocupados al equipo económico del gobierno y al sector privado.

Hoy por ejemplo, el sector que está sacando la cara por el país es el agricultor, donde los jornaleros y productores registran aumentos de 4% en su actividad, y lo mismo está ocurriendo con la generación de puestos de trabajo. La industria, que está siendo castigada, pero que sigue generando empleo, también está bajo el radar de los analistas.

“Son menos los sectores que les está yendo bien que a los que les va mal. Por eso, el crecimiento está por debajo de las expectativas. Lo mejor para estar preparados ante estos ciclos es entenderlos para buscar mejorar las condiciones”, indicó Reyes.

Más gente y menos plata

Reyes también enfatizó en que, al contrario, cuando la economía no crece, se traduce en que el Estado puede recibir menos recursos para financiar sus programas. Entonces las personas dejan de recibir subsidios para financiar su vivienda, se pueden ver recortes en educación, salud, infraestructura y otros renglones clave,  en deterioro de lo que se llama el ‘Estado de bienestar’.

Para Camila Reyes, directora de análisis macroeconómico y sectorial de Fedesarrollo, centro de investigaciones económicas, el ingreso per cápita colombiano se ve disminuido porque la economía está creciendo menos que el aumento de la población colombiana.  En otras palabras, cada persona maneja menos plata si el PIB cae.

“La economía colombiana viene en una fase de desaceleración desde el 2014, cuando empezó la caída internacional de los precios del petróleo y en particular los últimos 4 trimestres hemos tenido cifras de crecimiento muy bajas para lo que requiere el país”, explicó la experta.

Eso quiere decir que si hay menos plata para repartir entre todos, lo primero que se ve afectado es el consumo y es lo que se ha visto recientemente con la caída del comercio, uno de los factores que se tiene en cuenta en la economía por el lado de la demanda. Además, si el empleo no luce muy estable, con crecimientos tan bajos, las personas tienden a ser más cautas con el manejo de sus ingresos, no se verán muy animadas a tomar créditos y eso desacelera más la producción.

Le contamos Cómo hacer una inversión en varias empresas al mismo tiempo

¿Qué pasa con sus inversiones?

De otro lado, el Banco de la República ha tomado la decisión de bajar sus tasas de interés para activar la economía, y lo que ocurre con esta decisión se ve reflejado en el siguiente cuadro:

Caso 1: El BR decide bajar sus tasas:

Caso 2: El BR decide aumentar sus tasas:

Imágenes: Tomadas del Banco de la República

Con la reducción de tasas, como acaba de ocurrir en la última junta del Emisor de agosto, se busca estimular la demanda de créditos, al tener tasa de interés inferiores, puede ser un momento no tan atractivo para invertir en papeles como los CDT porque sus rendimientos son más bajos y hasta el dólar se puede ver afectado. Lo anterior porque si hay tasas bajas en Colombia y la FED (el banco central de Estados Unidos) decide subirlas, muchos preferirán llevar sus dólares allá, donde estarán rentando más. Eso lleva a que haya menos dólares en Colombia, con lo cual su precio se elevaría.

Recomendaciones

Si ve las noticias económicas, esto es lo que usted debería tener en cuenta, según Reyes:

  1. Entienda los ciclos: es conveniente saber que los momentos económicos pueden fluctuar y que es algo que difícilmente se puede predecir con exactitud. Lo que sí puede hacer usted es ser prudente y cauto para buscar mejorar su situación y, según las condiciones, hacer sus respectivos ajustes. 
  2. Ahorre: en Colombia se cuenta con una protección al desempleo que son las cesantías. Si por una circunstancia de la economía se queda sin trabajo es importante que las haya guardado para hacer uso de ellas hasta que encuentre una siguiente oportunidad. Por eso, en los momentos positivos, trate de dejar una parte más de su ingreso en ahorro y para eso existen muchas alternativas: las cuentas de ahorro programado, los fondos de empleados, las pensiones voluntarias, los FIC, solo es que encuentre la más adecuada para usted. 
  3. Capacítese: a veces los trabajadores solo esperan que les llegue el día que ‘no van más’ en su empresa y no se capacitaron. Si por ejemplo, un empleado solo sabe poner tapas de gaseosa y llega una máquina que lo reemplaza, no es responsabilidad de la compañía que no se haya preparado. Lo mejor que puede hacer es seguir capacitándose para que no pierda su empleo por la llegada de la tecnología, incluso iniciar su propio negocio con sus ahorros.

Si le interesó, le ofrecemos Cuál es la opción para invertir 50.000




¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.