Energía solar para la noche

La energía solar suele ser la más económica. Si se la quiere usar por la noche, sin embargo, se necesitan sistemas para almacenarla, que aún son caros. Pero los precios van bajando y los expertos pronostican un boom.

Expertos vaticinan para los próximos años un boom de estas baterías, ligado a una reducción progresiva de los precios. Expertos vaticinan para los próximos años un boom de estas baterías, ligado a una reducción progresiva de los precios.
;
DW
Las baterías para almacenar energía solar estuvieron en el foco de atención en la feria Intersolar Europe, realizada entre el 19 y el 21 de junio en Múnich. Más de 70 expositores -tres veces más que en 2012- presentaron sus sistemas de almacenamiento. Expertos vaticinan para los próximos años un boom de estas baterías, ligado a una reducción progresiva de los precios.

El instituto de investigaciones de mercado IHS pronostica que en 2017 el volumen de venta de dichos sistemas se elevará a unos 10.000 millones de dólares anuales, equivalentes a cerca de 7.500
millones de euros.

Amplio mercado

En la feria de Múnich ya se pudo apreciar un amplio abanico de baterías, para uso doméstico o industrial, para un par de lámparas LED o para abastecer a todo un hospital en regiones rurales sin red de electricidad.

Matthias Vetter, del Instituto Fraunhofer para Sistemas de Energía Solar, observa con atención la evolución de los costos de las tecnologías de almacenamiento. Según sus estimaciones, la batería de plomo -que ya ha demostrado su eficacia como clásica batería de automóvil- sigue siendo la más económica.

Vetter calcula que el kilovatio/hora almacenado con ella cuesta unos 15 centavos de euro, lo cual es menos de lo que cuestan otras tecnologías. El investigador se muestra convencido de que la innovación y la producción en gran escala abaratarán en los próximos años los diversos tipos de batería. Y considera realista un costo de 10 centavos de euro por kilovatio/ hora en el año 2020.

Más barata que el diesel

Al bajar los costos de almacenamiento, el abastecimiento pleno con energía solar se vuelve cada vez más rentable y competitivo. En regiones sin tendido eléctrico, los acumuladores de energía solar ya valen la pena, porque suelen resultar más baratos que la producción de electricidad con generadores diesel. La empresa Gildemeister Energy Solution, de Bielefeld, fabrica plantas solares autónomas para la telefonía móvil en regiones apartadas.

El costo promedio de producción de electricidad con estos sistemas se eleva, según la empresa, a entre 10 y 15 centavos de euro por kilovatio/hora. La corriente producida por generadores diesel cuesta, por lo común, al menos 20 centavos de euro. Si a ello se suman los altos gastos de transporte a las zonas alejadas, el cálculo podría elevarse hasta 1 euro por kilovatio/hora.

Aproximadamente 2.000 millones de personas viven sin luz eléctrica. Varias empresas tienen en la mira a esa gente, que representa un enorme mercado. La firma Fosera, del sur de Alemania, es una de ellas. Fosera vende un módulo solar muy pequeño, en combinación con una pequeña batería y lámparas leed muy eficientes. También se ofrecen radios y televisores LED.

La filosofía de la empresa es la venta de servicios en materia de energía, a precios lo más bajos posible. Dado que los aparatos eléctricos son extremadamente eficientes y ocupan un mínimo de electricidad, requieren baterías y módulos solares pequeños. En consecuencia, los sistemas son baratos y su compra resulta lucrativa.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.