Nueve enseñanzas sobre dinero que sólo se aprenden de los profesores

En el día del maestro, Finanzas Personales hace un pequeño homenaje recordando las características que los identifican a todos ellos y cuáles son esas lecciones de vida que nos enseñan o enseñaron con su labor.

Nueve enseñanzas sobre dinero que sólo se aprenden de los profesores Nueve enseñanzas sobre dinero que sólo se aprenden de los profesores
En el Día del Maestro, muchas personas están recordando a aquellos que les dieron las lecciones de vida más importantes. Y aunque se trata de una labor que no es muy bien recompensada, todas las personas han contado con grandes profesores que, más que eso, se han convertido en gestores de cambios y aprendizajes diarios, desde el colegio, la universidad y hasta en la vida misma.

Le puede interesar también: “Nuevas oportunidades laborales para profesores”.

Real Good Writing, The Guardian y About Education comparten algunas lecciones de vida que enseñan los maestros y éstas, son las que puede aplicar a su vida financiera:

1. No tenga miedo de preguntar

Quizás una de las principales lecciones que se aprenden en las aulas de clase: quien no pregunta, no tiene respuestas y quien no tiene respuestas, no adquiere nuevos conocimientos. A la hora de los negocios, cuando piensa invertir en algo o tomar un nuevo crédito, lo mejor que usted puede hacer es obtener la mayor información posible, así suene “tonta”, para no llevarse sorpresas a futuro.

2. Todos los días hay algo nuevo que aprender

Sin excepción. Sean pequeños o grandes datos, que pueden serle útiles en su vida cotidiana o durante una conversación. A diario, son muchas las cifras que los medios de comunicación o las redes sociales comparten con las personas.

Así, siempre es bueno saber un dato sobre sus ahorros, las tasas de su banco o hacer una comparación de precios, entre otras cosas.

3. Paciencia, paciencia, paciencia

Tal como la que sus profesores la tuvieron con usted al explicarle una y otra vez el tema, es la misma paciencia que debe tener para “volverse rico”. El dinero, si es bien invertido, puede no crecer de la noche a la mañana.

Y hay momentos en los que probablemente sus inversiones no van a resultar como usted pensó y hasta puede perderlo todo y le toque empezar, nuevamente. No se rinda.

FP le sugiere leer: Los malos hábitos de la mayoría de los colombianos, ¿usted también los tiene?

4. Siempre hay tiempo para ponerse al día

Aunque algunos eran muy estrictos, otros profesores siempre aumentaban los plazos para la entrega de trabajos o tareas, pero bajo ciertas condiciones. Esto le demuestra que hay oportunidades financieras que aunque usted puede dejar pasar una vez, puede tomarlas en otra ocasión pero, seguramente, no recibirá el mismo beneficio que si la hubiera tomado antes.

5. Encuentre la respuesta por sí mismo

Quizás era uno de los temas que más estudiantes odiaban en sus clases, pero en ocasiones sólo se aprende de la experiencia que se vive por sí mismo. Esto, en el campo financiero usted lo puede ver cuando recibe consejos sobre en qué no invertir pero usted, por su terquedad, lo hace.

Después, se da cuenta que no era lo más conveniente.

6. Enfóquese en los objetivos

No en vano cada trabajo escolar o universitario debía llevar una página de “justificación”, en la que usted escribía por qué consideraba pertinente trabajar ese tema. Esto, aunque no lo crea, le enseñaba a usted que si se proponía algo, debía trabajar hasta lograrlo y completarlo.

Tener claras y definidas las metas, en el campo financiero, le permite responderse a sí mismo: “cuánto quiero ganar, cómo debo hacer para ganar más, qué tengo que hacer para ahorrar más”, entre otras.

7. Hay lecciones que deben aprenderse dos veces

Si quizás usted fue un estudiante un poco descuidado y tuvo que repetir materias o años escolares, sabe a qué hace referencia este punto. En los temas financieros puede suceder igual: cree que si algo no le dio la ganancia o el dinero que esperaba, culpaba a “las circunstancias” para que eso haya sucedido.

Pero la mayoría de veces perder o ganar dinero sólo depende de usted, de lo que usted se informe, investigue y comprenda cómo se puede dar una inversión o un negocio particular. Siempre hay una lección que aprender de cada fracaso.

8. Hágalo sencillo

No había nada más terrible que un profesor que no se hiciera entender. Especialmente si era de matemáticas, ciencias o química. Todo siempre tiene una forma más práctica de verse y entenderse y si se trata de alguna inversión, tasa o crédito que no entiende, recuerde la primera lección que aquí mencionamos.

9. Haga un plan

Todo resulta mucho más fácil si se planea y se organiza con cierto tiempo de anticipación. Y eso lo demostraban los profesores, cuando llegaban a las clases con actividades didácticas, películas y cómo desarrollar sus respectivos temas.

Por eso, si su idea es comprar una casa haga un plan: planifique tiempos, los recursos que va a necesitar, la manera en lo que va a hacer y un posible plan B en caso de que las cosas no funcionen.

También le puede interesar: “¿Cómo invertir su dinero?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.