Errores financieros que comenten más las mujeres que los hombres

Más allá que se trate de algo por cuestión de género, las mujeres suelen ser más sabias en ciertos aspectos con el manejo de las finanzas, por su paciencia; mientras que los hombres son más arriesgados. Claro, no se puede hablar de generalidades, no a todas les sucede lo mismo.

Errores financieros que comenten más las mujeres que los hombres Errores financieros que comenten más las mujeres que los hombres
Cuando se habla de la “guerra de géneros” el tema del dinero suele ser una constante que se trata desde cualquier ángulo, siendo la brecha salarial el aspecto principal para ver la desigualdad que existe en reconocimiento del trabajo. Pero no todas las “batallas” las ganan los hombres, cuando se trata de inversión, por ejemplo, las mujeres pueden llegar a tener una ventaja por ser mucho más precavidas, menos tendientes al riesgo y pensar más a futuro.

FP le recomienda leer:"Quiénes invierten mejor, ¿los hombres o las mujeres?"

Pero quizás por ese instinto maternal o simplemente porque son más emocionales, pueden ser un poco menos atentas a ciertos detalles financieros. Incluso, LearnVest plantea unas preguntas curiosas al hablar de esos errores: ¿Alguna vez rescató a un ex? ¿O quizá gastó más dinero en prácticas o terapias que no presupuestaba? Incluso, ¿de pronto le sucedió también que un día se despertó y se dio cuenta que no supo manejar su dinero como creía hacerlo?

Nuevamente, puede que no sea algo que les suceda a todas las mujeres, pues también dependen otros factores culturales, de formación y de experiencia de vida que modifiquen ciertas conductas. Pero aquí le presentamos algunos de esos errores que suelen ser más comunes que los cometan ellas que ellos:

• Sentirse culpables

LearnVest muestra un estudio que señaló que el 67% de las mujeres alguna vez ha sentido culpa por una compra. En esto también coincide un estudio español que destaca que las mujeres se sienten más culpables que los hombres por “cuestiones de genética”.

El sentirse culpable luego de una compra es un factor que evita que se avance económicamente y que, incluso, se generen conflictos de pareja (al ocultar compras) o consigo misma al “responsabilizarse” y reprocharse por comprar algo que “no debía”. Incluso, realmente no funciona solo con compras sino también con otras situaciones, como sentirse culpable por abandonarlo o de no dar dinero a quien lo estaba pidiendo.

El efecto de esto es un “obstáculo mental” que muchas veces no permite darse un autoreconocimiento de cosas que se merecen y que pueden guardarse para sí mismas como parte de su realización personal.

Le sugerimos “Las 7 características de una mujer poderosa”.

• Son salvadoras

Esto tiene que ver con el sentimiento de empatía que tienden a tener mucho más las mujeres que los hombres, por rasgos de evolución. Y esto sucede, especialmente, con las personas que tienen una relación bastante cercana, de admiración o de cariño. Es por eso que suele ser más común que se les soliciten préstamos más a tías, a mamás, a abuelas que a los correspondientes masculinos.

Y ser la “salvadora” de esa persona le hace sentir una sensación de tranquilidad y satisfacción consigo misma. Y no es que eso esté mal, sino que la mayoría de ellas lo hacen en condición de préstamos, más no de regalos. Y cuando no reciben el pago de vuelta, el sentimiento de frustración puede llegar a ser mayor que el de tranquilidad que tuvo inicialmente.

• Terapia de compras

No es un secreto que para la mayoría de ellas ir de compras puede ser una forma de desestrarse o de recuperarse luego de tener un mal día. Incluso, muchas de ellas simplemente salen a “recrear la vista”. Pero el verdadero problema surge cuando hay una tarjeta de crédito en medio y promociones o descuentos.

Nuevamente, no significa que todas las mujeres estén predispuestas a hacer grandes gastos cuando tienen un mal día, no a todas les sucede. Pero sí hay un número de ellas que no sienten que están gastando grandes cantidades de dinero. Incluso, una encuesta de la Universidad de Hertfordshire señala que la principal motivación del 79% de los encuestados que ingresan a una tienda, lo hacían por “animarse” o mejorar su estado de ánimo.

Le puede interesar también “Las mujeres sí se endeudan, pero para tener más dinero”.

• Poner otros primero

Existe un rasgo característico de las mujeres que puede llegar a obstaculizar su éxito financiero y es el hecho de poner delante de ellas a otras personas. Según Yahoo Finance, existe un estudio que señala que las mujeres son dos veces más propensas que los hombres a hacer sacrificios financieros, como descuidar el ahorro para su jubilación con el fin de dar ese dinero como forma de ayuda a los hijos adultos y padres ancianos.

• Grandes acuerdos

Quizás las compras pequeñas son más fáciles de realizar, por lo que pedir descuentos menores de $10.000, son más fáciles de solicitar. Pero a veces el carisma y la persistencia en la negociación de los hombres, que pueden preguntar la razón de los costos sin ningún temor o piden más información sobre lo que van a adquirir, al hacer las negociaciones. En un artículo de Laurie Pawlik-Kienlen, experta en finanzas, los hombres piensan la negociación como algo divertido y emocionante, mientras que las mujeres lo ven como algo aterrador, lo que puede significar pérdida de oportunidades.

• Las cosas por escrito

Muchas veces las mujeres confían solamente de palabra (nuevamente, puede que esto no aplique para todas), pero cuando esperan lo prometido por la otra persona, ya sea por un contrato de negocios u oferta laboral, hay precauciones que se tienen que tomar. Es por eso que es muy importante dejar todo por escrito, con las condiciones y situaciones pactadas y mantener copia de todo ello para luego evitar desagradables sorpresas.

Quizás le interese también “Las mujeres y su relación con el dinero”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.