Las 7 formas de actuar y pensar absurdas sobre dinero

En ocasiones, hay hábitos y movimientos financieros que se realizan por creencias, suposiciones o consejos de alguien más, pero si usted no les presta la atención que merecen, pueden salirle más caros de lo que cree.

Las 7 formas de actuar y pensar absurdas sobre dinero Las 7 formas de actuar y pensar absurdas sobre dinero
La sabiduría es algo que se gana con el tiempo al escuchar atentamente los consejos de los demás y saber distinguir los buenos de los malos, así como las experiencias que se vivan, sean positivas o negativas, pero que le han dado los conocimientos para aplicar en próximas ocasiones.

El tema es que cuando se trata de algo de dinero, hay que tener mayores precauciones porque las consecuencias de tomar malas decisiones son más impactantes en la vida de una persona y pueden tener una duración de un buen tiempo.

Incluso, hay hábitos o prácticas que puede estar cometiendo, sin ser consciente del impacto que esto puede llegar a tener en su presupuesto, ahorro o finanzas a futuro, porque aún no ha tenido inconveniente con ellos.

FP le sugiere “Los 9 peores consejos sobre dinero que le pueden dar y que usted debe ignorar”.

Así, tenga en cuenta los siguientes momentos en los que puede estar cometiendo errores financieros, considerando que lo está haciendo bien pero que, realmente, es algo que puede evitar y le puede ayudar a ahorrar un buen dinero, a tener tranquilidad financiera y a no desgastarse cuando no debería:

1. Prestar dinero: pensando que se lo van a devolver. Cualquier colombiano tiene una gran variedad de historias en las que puede asegurar que este pensamiento es el más inútil de todos, a nivel financiero. No obstante, las personas lo siguen haciendo.

Según The Digeratilife, el verdadero problema no es prestar el dinero, sino pensar que se lo van a devolver y, peor aún, contar con él en un tiempo determinado, para hacer pagos de deudas o algunas compras que tenga pendiente. Si va a prestar, reemplace la palabra “prestar” por “regalar”. Así su conciencia y su bolsillo quedarán mucho más tranquilos.

Le sugerimos leer "¿Cómo escoger en qué invertir si no tiene mucho dinero?".

2. Los huevos en un mismo canasto: incluso, esto puede venir por tradición o consejo familiar y es que, si usted tiene un dinero ahorrado y que lo quiera poner a producir, deberá hacer algo que se le conoce como “diversificación”, que lo que traduce es que no todo el dinero debe “apostarse” en un mismo sitio, porque hay un riesgo o de ganar poco o de perderlo todo. Entonces, lo ideal es que usted pueda dividir esos ahorros en pequeñas cantidades que pueda poner en distintos sitios y así, tener una estrategia mucho más inteligente, siguiendo los pasos de grandes inversionistas.

3. Tomar deudas diarias: si a usted es de los que le dicen “la cuota mensual de este producto le sale por $300.000”, es probable que usted lo piense dos veces. Pero si cae en el truco que la cuota “son sólo $10.000 diarios”, definitivamente, no está haciendo bien las cuentas.

Una de las estrategias de muchos establecimientos de comercio es transformar las cuentas en cuotas diarias para mostrarle a la gente “que no sale tan caro”, por eso, siempre es conveniente hacer los cálculos de forma mensual para que, cuando los acepte, realmente pueda soportarlo y no afecte sus finanzas.

4. Creer en el dinero fácil: recuerde el dicho “de eso tan bueno no dan tanto”. Este no es en vano. De hecho, es bastante sabio. Las personas hoy en día siguen creyendo en alternativas en las que pueden “invertir” unos cuantos pesos y que al paso de los días esa cantidad se verá multiplicada fácilmente.

Los millonarios no construyeron su riqueza de la noche a la mañana. Todo requiere un trabajo y esfuerzo constante para tomar las mejores decisiones. Entonces, no se confíe en los sitios o personas que lo que hacen es tomar su dinero y sacar sus propias utilidades prometiéndole algo que realmente nunca le darán.

Quizás le interese “¿Cómo identificar si una inversión puede ser una pirámide?”

5. Ignorar el futuro: lo que implica dar muchas cosas “por hecho” y no tener en cuenta los riesgos que se puedan llegar a correr. Por ejemplo, tomar grandes deudas pensando que, durante ese tiempo que se endeude, va a seguir teniendo siempre su salario. Pero, ¿y si lo despiden? ¿o si su empresa quiebra? Es por eso que siempre es necesario contar con ahorros que le permitan respaldar momentos difíciles que lo ayuden cuando esa “certeza” ya no exista.

Según CheatSheet, cuando las personas siempre viven en el día a día sin considerar que algún día van a ser viejos o los efectos que pueden llegar a tener adquirir tantas deudas.

6. Ahorrar más cuando está endeudado: bueno, ahorrar más de lo que está pagando por la cuota mensual de esa deuda. Si bien el ahorro es algo importante que le puede ayudar en momentos de crisis, cuando las deudas lo están “sucumbiendo” es algo de lo que se tiene que deshacer lo más pronto posible, debido a los intereses que termina pagando.

El consejo de MoneyTalks es que pueda sacrificar parte de sus ahorros para hacer ese pago y, con eso, ser más inteligente financieramente y con ello, tener una mayor tranquilidad y control de sus pagos.

7. Pagar a alguien más: por algo que puede hacer usted. La pereza es una de las principales limitaciones que se tienen cuando se quiere ser “millonario”, porque hace que usted realice gastos que son realmente inútiles. Si se pusiera a hacer cuentas mensuales de cuánto gasta en restaurantes, en servicios de aseo y en algunas reparaciones básicas, podría darse cuenta de que ahí ya tendría el ahorro del 10% de su salario que tanto sugieren los expertos en finanzas.

Le sugerimos leer “Cambios que debe hacer en su vida si realmente quiere (y necesita) ahorrar”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.