Las cosas que toda persona ahorradora tiene en su billetera

Es contar con las herramientas básicas y necesarias que le permitan manejar de forma adecuada el dinero y aprovecharlo al máximo, sin caer en la tentación de derrocharlo.

Las cosas que toda persona ahorradora tiene en su billetera Las cosas que toda persona ahorradora tiene en su billetera

Ahorrar no siempre resulta una tarea fácil, más aún cuando estamos en un momento en el que todos los precios están creciendo considerablemente, el aumento a los salarios parece no alcanzar para absolutamente nada y los impuestos, también ocuparán una parte del presupuesto mensual.

En esto, el “ser frugal” es una tendencia que se está imponiendo fuertemente, una característica que define a las personas que realmente saben gastar únicamente en lo que necesitan y siempre están pendientes de buscar nuevas alternativas que les ayuden a ahorrar aun cuando estén pagando. Ahora, esto no significa ser tacaño, sino simplemente comprender el valor verdadero del dinero y usarlo al máximo.

Es del tipo de persona que no gastaría por un plato de comida $20.000 de más, cuando sabe que puede llegar a comer, en otros sitios, algo igual por un precio mucho menor. Lo mismo sucede con situaciones de compras al por mayor o por temporadas; usando los beneficios que puede llegar a obtener por sus afiliaciones o con los puntos de las tarjetas de crédito (que son inteligentes y saben cómo usarla de forma adecuada).

Y bajo esta mentalidad, si quiere llegar a convertirse en una persona que aplique día a día este tipo de hábitos, puede empezar con pequeñas cosas como, por ejemplo, las que nos sugieren Wise Bread y She budgets,  en relación a lo que una persona frugal debe guardar en su billetera:

Primero: aunque esté un poco en contra de las campañas mundiales de los gobiernos, el dinero en efectivo continúa siendo una de las formas más eficaces de permanecer dentro de un presupuesto y le ayuda a ser mucho más consciente de todo lo que puede estar gastando al momento de hacer una compra, a diferencia de lo que puede suceder con una tarjeta débito o crédito, donde el “dolor” sólo se hace evidente cuando llegan los extractos bancarios.

Además, entre las estrategias de presupuesto que usted tiene, sabe que limitarse con el efectivo le resulta ser algo muy eficiente si lo que quiere es dejar de gastar en cosas banales o cuando puede llegar a tener una tendencia a ser compulsivo.

FP le recomienda leer “Cambios que tiene que hacer en su vida si realmente quiere ahorrar”.

Segundo: cuando usted es frugal, también suele desarrollar una habilidad: ser precavido. Esto hace que en su billetera nunca lleguen a faltar los documentos respectivos que tienen que ver con su seguridad laboral, su seguro médico o el de su vehículo; pues muchas veces puede llegar a verse limitado en el sentido que pueden no atenderlo o hacerle válido su servicio; lo que hace que los gastos puedan llegar a aumentarse considerablemente al pagar el doble.

Tercero: aunque le suene absurdo, la tarjeta de crédito también debe tener un espacio en la billetera de una persona frugal. ¿Por qué? Bueno, la respuesta es sencilla: al saberla usar con inteligencia, son más los beneficios que puede aprovechar, que los dolores de cabeza que le puede sacar.

Tener la tarjeta “limpia” y enviar todo a una cuota, hace que usted sea quien le gane al banco y, además pueda acumular las millas o puntos que ellos ofrecen para luego usarlos en descuentos o en otras compras.

Cuarto: puede sonarle un poco raro, pero es bueno también guardar esas listas de cupones que están en los directorios telefónicos o que llegan con algunos recibos de servicios públicos. Quizás sea de quien los bote o no le interesen, pero pueden llegar a serle muy útiles a la hora que vaya a hacer ciertas compras, así que se convierten en una buena forma de ahorrar algo de dinero en las compras cotidianas que usted pueda llegar a hacer (especialmente en comida).

Quinto: con el fin de buscar que las compras que haga le resulten beneficiosas por donde se pueda ver. Es por eso que es importante que tenga con usted presentes las afiliaciones y convenios que puede aprovechar.

Lea también “¿Cuánto debería tener ahorrado para un fondo de emergencias?”

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.