Henry Patterson, el empresario de tan solo 13 años que vende cerca de 134.000 euros al año

por Katherinn Cuervo

Ya lo dijo Richard Branson en una de las publicaciones de su blog: “no importa si eres joven o viejo: si tienes una idea, puedes convertirla en realidad con mucho trabajo”. Le contamos la historia de este chico que a los nueve años fundó su propia editorial de libros.

Instagram: HenryJPatterson Instagram: HenryJPatterson

“Nunca es tarde” es el dicho que muchos solemos decir para asegurar que hay una vida por delante para arriesgarse, estudiar, emprender, amar o  simplemente disfrutar de la vida. Una cita muy sincera que motiva a cualquier persona a dar el siguiente paso sin temer a los resultados que pueda obtener.

Sin embargo, a esta frase pareciera faltarle un complemento: “nunca es muy temprano para empezar”, aunque no aplica para todo igual que la anterior, sí es muy útil cuando se es joven específicamente en áreas como la de negocios o educación, pues los niños y jóvenes funcionan como ‘una esponja’ absorben todo fácilmente y lo digieren en un ‘santiamén’.

Le puede interesar: 5 lecciones de emprendimiento para las mujeres que quieren tener su propio negocio

Los niños se caracterizan por ser muy creativos y esto es lo que hay que explotar. Claro, no le estamos diciendo que la infancia se debe cohibir y que los niños se deben abrumar con mucha información, pues las cosas a las malas tampoco ‘entran’. Sin embargo, la educación se podría pensar diferente, un sistema donde se descubran las mejores habilidades de los jóvenes y donde ellos puedan aprovechar al máximo dichas cualidades no como una carga laboral, pero sí como una oportunidad de desarrollar grandes cosas y a la vez conseguir una mejor  rentabilidad.

Es el caso de Henry Patterson el empresario de 13 años que fundó Not Before Tea cuando tenía tan solo nueve años. Este pequeño ha sido calificado por Richard Branson como un empresario con una “impresionante ambición y manejo del tema empresarial”.

La admiración de Branson, se debe a que el magnate fundador del Grupo Virgin,  también intentó emprender desde muy joven con diferentes negocios. Cuando tenía 16 años y salió de su escuela decidió crear la revista Student en la que logró entrevistar a grandes personalidades como Mick Jagger o Jean Paul Sartre  entre otros más, incluso en su primera edición logró vender cerca de 50 mil ejemplares.

De hecho, Branson asegura en su texto que la edad es solo un número y no debes dejar que esta te detenga. Cuando perseguí mi sueño nunca miré hacia atrás. Estaba tan decidido a hacer lo mío (a menudo malinterpretado por los que me rodean), que tuve la gran suerte de que mis padres nutrieron mi chispa empresarial y apoyaron mis sueños, fueran los que fueran”.  

Por otro lado, el negocio que ha llevado al éxito a Patterson y que fundó cuando tenía apenas nueve años, se trata de una editorial de libros y productora infantil que comenzó con el libro de cuentos titulado Las Aventuras de Sherb y Pip, escrito por Patterson cuando tenía 10 años, junto con la ilustradora Becky Down, después de ser publicado en 2015 el libro consiguió vender miles de copias

El joven empresario logró dar vida a cada uno de los personajes de sus textos y crear productos con ellos, tales como bolsas de tela orgánica, bolsas de aseo y peluches, con estas dos hazañas Patterson logró posicionar sus personajes en más de 60 tiendas en el Reino Unido y otras cuantas alrededor del mundo.

Quizá le interese: La plata se consigue lo difícil es tener el empeño la razón por la que Beer no para de crecer

Según Forbes a cifras de 2016, Not before Tea recauda cerca de $134.000 euros al año, que en pesos colombianos alcanzarían los $468.578.570. Por su parte, el joven británico Patterson estaría recibiendo un sueldo mensual de $5.600 euros, es decir, $19.582.388.

Pero la historia de emprendimiento de Patterson no empieza ni termina con este negocio, pues cuando tenía cinco años comenzó vendiendo a 1 euro el estiércol que producían los granjeros, con este negocio le fue muy bien y después según él mismo contó al diario Británico Daily Mail, se aventuró a vender productos usados a través de eBay.

Tanto se metió Patterson en su emprendimiento que él mismo diseñó el logo de Not before Tea y con ayuda de su padre, que es ejecutivo publicitario de profesión creó una estrategia de marketing para dinamizar su negocio. Es más, el nombre de su empresa viene de una tienda de dulces que fundó Henry a los 10 años, y la llamó de esta manera porque esto era lo que le  decía su madre para evitar que el comiera muchas golosinas: “no antes del té”.

En la descripción de su vida, Henry asegura que siempre ha sido un niño muy audaz, pues desde pequeño se obsesionó por los musicales y se apasionó sobre todo por El Fantasma de la Opera. Su madre siempre le destacó que era muy “hablador” y que era muy bueno para recordar números de teléfono, letras y especialmente conversaciones, habilidades que le servirían después para iniciar con su negocio.

A Henry varios medios británicos lo han calificado como la versión más joven del millonario Richard Branson, quizá es por esta razón que Branson se dio la oportunidad de conocerlo y saber más sobre sus proyectos e ideas de negocio.

En su blog, Branson escribió que tuvo la oportunidad de charlar con él sobre cómo una empresa debería devolver algo al mundo y cambiar las cosas para mejorar. Al final del texto Branson agrega: “estoy emocionado de ver que Henry está estableciendo una fundación llamada Young & Mighty para alentar a otros jóvenes a comenzar un negocio y compartir ideas. Su lema es "convierta su pasión en posibilidades", que es una idea que realmente puedo respaldar. Si haces lo que amas, moverás las montañas para que suceda y lo haga exitoso”.

Siga leyendo: Soy el enemigo 1 del emprendimiento Juan Manuel Barrientos fundador de El Cielo

My Life - Henry Patterson

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.