Así también puede pensar en invertir

Aunque suene curioso o algo poco convencional, las piedras preciosas también pueden ser una forma en la que la gente puede preservar valor. ¿Quiere saber cómo?

Cortesía Fedesmeraldas Cortesía Fedesmeraldas

Cuando se trata de dinero y se quiere ser inteligente en su manejo, la inversión surge como una de las claves principales para lograrlo, ya que es aquello que permite “poner a trabajarlo” para seguir generando valor y obtener unas ganancias adicionales que representarán esa recompensa por haber trabajado duro por ahorrar.

En Colombia existen varios mecanismos para hacerlo, dependiendo de sus intenciones, de la cantidad de dinero que tenga así como lo arriesgado que sea. Pero una poco conocida o, más bien, poco usada y desarrollada es una de las más antiguas: piedras preciosas.

Y es que las esmeraldas, particularmente son piedras particulares porque, por sus características, pueden ser mucho más atractivas y llamativas que tantas otras. “En Colombia hay una cosa que es indudable y es que las esmeraldas colombianas son las mejores del mundo. En cantidad de producción Colombia ocupa en segundo lugar, en primero es Zambia. Hay que reiterar que somos líderes en precio. Nuestras esmeraldas tienen una recordación importante y las de mayor valor de todo el mercado”, señaló Oscar Baquero, presidente de la Federación Nacional de Esmeraldas.

Según datos del experto, el año pasado se exportaron US$140 millones de esmeraldas y en un 90% fueron exportadas talladas, entonces fueron cerca de US$133 millones tallados. Además, durante toda la vida se han considerado como un símbolo de riqueza.

FP le recomienda “Todo lo que tiene que saber sobre los CDT”.

¿Cómo hacerlo una inversión?

De acuerdo con el experto de Fedesmeraldas, lo primero que hay que decir de piedra preciosa para hacer reserva valor, se debe buscar piedra que sea rara, unas más raras que cumplen cuatro criterios:

  1. Tamaño, sí importa: entre más pequeña menor valor, más grande, vale más, que sobrepase 20 o 25 quilates, es más escasa.
  2. Forma: en la que está tallada la piedra. La que más se demanda es la ‘esmeralda‘ que es rectangular.
  3. Color: existen varias tonalidades, entre mayor saturación en verde, es más valiosa. Que esté en verde esmeralda.
  4. Claridad. Las esmeraldas tienen inclusiones por naturaleza. Entre más se asemeje a vidrio, más valor tiene. Entre más transparente

Una vez tenga claro lo anterior, también tiene que saber que hay otros factores que pueden hacer que las esmeraldas valgan más: “Hay intangibles que son la marca días de inventario y diseño; que es lo que le añaden valor a la piedra, aunque realmente lo que hace que valga es la piedra. En Colombia existe un laboratorio de certificación que es un tercero que puede decir características técnicas, aunque no avalúa la piedra”, continuó Baquero.

“En Colombia la joyería te certifican lo que venden, cuando no tienen la "autoridad para hacerlo”. Uno como consumidor final no tiene ese conocimiento. Lo que hay que hacer es buscar un tercero que certifique esas piedras, que en Colombia está con el gobierno, con la Federación y nosotros entregamos ese certificado”.

Certificar una piedra puede tener un costo entre $80 mil y $200 mil.

Lea también “¿Interesado en invertir en finca raíz?”.

¿Dónde?

En sí, usted puede encontrar distintos lugares para comprar esmeraldas, dependiendo de su presupuesto. Una de las más comunes es ir a las joyerías pero es MUY IMPORTANTE que ésta le dé el certificado correspondiente de la genuinidad de la joya, por parte de un laboratorio, más no de parte de la joyería misma.

Según el experto de Fedesmeraldas, “hay que recordar que venden también intangibles, por lo que puede que valga menos cuando salga a venderlo, nuevamente (ya no va a tener la reputación de la joyería, por ejemplo). Lo que realmente conserva valor de una joya en tiempo es la cantidad de oro y calidad de la piedra”.

¿Precios?

En esto hay que ser consciente que las piedras, entre más raras y más ‘puras’, mayor valor pueden llegar a tener: “Las esmeraldas colombianas son raras y, para reservar valor, las inversiones son altas: estamos hablando de US100 mil o US$200 mil, casi hasta un millón. De ahí para abajo se considera mercancía comercial”, agrega Baquero.

Es por eso que las mejores inversiones se hacen en esmeraldas de más alto valor, porque se puede especular con esas características: “si tengo una piedra bonita y escasa, la tengo solo yo y la guardo, cuando se la vendo a otro tengo la seguridad de que no la va a encontrar”.

No obstante, según un estudio de esta Federación, en Colombia las personas que consumen joyería y esmeraldas están ubicadas en estratos 3 y 4. Ellos hacen inversiones en joyería de oro y esmeraldas entre $0 y $2 millones.

Es por eso que Baquero explica que “uno de los grandes retos es devolver esa confianza a consumidor colombiano. Los estratos altos están consumiendo tecnología, carro, finca raíz. Aquí en Colombia no se entiende cómo hacer reserva de valor con piedras preciosas”.

¿Cómo hago para que mi inversión se mantenga?

“No puedes comprar cosa comercial. Las esmeraldas que son de bajo valor, no son inversión. ¿Tradicionalmente la gente qué hace? Un millonario compra una esmeralda, preciosa, y con eso conserva valor en el tiempo” argumenta el experto Oscar Baquero, presidente de la Federación Nacional de Esmeraldas.

Además hay que recordar que las esmeraldas no se transan en bolsa. “Si se tiene buen asesor, se compra la piedra que sostenga su valor en el tiempo y, por la escases de las mismas, sube su valor. Eso no se logra en un año, sucede en el largo plazo”.

La mayoría de consumidores finales no saben qué es una esmeralda buena. "Mi abuelita tenía esmeralda", por eso se hace énfasis en el certificado.

Quizás le interese también “Imite a Warren Buffett: invierta cuando todo se ve mal”-

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.