Las 5 recomendaciones financieras para afrontar un desastre natural

Situaciones recientes como el reciente terremoto en Ecuador son impredecibles. ¿Usted cree que está preparado para afrontar no sólo emocional, sino también económicamente un desastre natural?

Las 5 recomendaciones financieras para afrontar un desastre natural Las 5 recomendaciones financieras para afrontar un desastre natural
Durante este fin de semana pasada el mundo tenía los ojos puestos en el terremoto de Ecuador, de 7,8 grados en la escala de Richter dejando un saldo de más de 270 personas muertas, 2.500 heridas y cuantosos daños económicos.

Así, si bien prever este tipo de situaciones es bastante complicado, hay recomendaciones que usted puede tener en cuenta para estar un poco mejor preparado, especialmente en el tema económico pues, después de cualquier desastre, siempre vendrá un tiempo de inactividad mientras la ciudad se recupera.

Estas son las recomendaciones que usted debería tener presentes desde ya para prevenir dolores de cabeza a futuro:

1. Tener reservas

Tener un maletín con suministros es una de las principales recomendaciones que brindan las instituciones y comités de emergencia. Son seis artículos básicos: agua, alimentos, elementos de primeros auxilios, vestimenta y ropa de cama, herramientas y elementos de necesidades especiales.

Pero además de esto y, dentro de lo posible, también deberá tener otro tipo de prevenciones: contar con un fondo de dinero en una cuenta bancaria que puede alimentar con una cantidad mínima mensual. Aunque sea pequeño, puede ayudarle a solventar algunas necesidades mientras todo vuelve a funcionar como antes.

2. Guardar documentos

En cuanto a ser precavido con los documentos, esto es tener escaneados y guardados en su nube o correo electrónico: su cédula, su pasaporte, su carné de EPS, los números de sus tarjetas, las escrituras y documentos de propiedad de sus bienes y, por supuesto, los papeles de su aseguradora.

Esto le ayudará a que, en caso de pérdida, tenga una forma de identificarse y acceder a los distintos servicios.

3. Asegurarse

Esto corresponde primero, para su salud. Un seguro médico (o medicina prepagada) le permitirá acceder a servicios que quizás pueden salirle muy costosos. El segundo, para su casa. Tener una vivienda es una buena inversión pero, si no está asegurada puede perder esa ganancia en caso de un desastre natural.

Puede interesarle leer: “Los costos de asegurar su casa”.

El tercer seguro es el de su carro, pues también es un bien que podría ayudarle a salir adelante en una emergencia económica. Así, si su carro sufre algún daño, la aseguradora deberá responderle según sea el caso.

4. No tener demasiadas deudas

En la mayoría de situaciones de catástrofes, los gobiernos y entidades dan un tiempo de “receso” mientras la economía retoma su marcha: esto implica que muchas empresas no tendrán cómo producir durante un tiempo, mientras se recuperan y, por lo tanto, no podrá pagar la totalidad de los salarios.

Es por eso que aunque se da un tiempo de espera, cuando se vuelva a reactivar la economía se reactivan también las deudas. Y como todo ha estado quieto, no puede esperar grandes ganancias.

Por eso la importancia de que sus deudas también estén aseguradas y de que no sean excesivas, ya que ese regreso a pagar las cuentas podría generarle grandes inconvenientes financieros.

5. Guardar dinero en efectivo

Siempre es bueno contar con pequeñas sumas que estén disponibles cuando usted las necesita. Los desastres naturales pueden también afectar la continuidad del funcionamiento de los bancos, en sus oficinas o cajeros, y puede ser más difícil tener acceso a su dinero.


Por último recuerde que también deberá llenarse de paciencia y perseverancia, durante las siguientes semanas del desastre natural pues la recuperación económica después de un desastre natural, depende de las políticas que implemente el gobierno o el distrito así como de las ayudas de otras instituciones o países.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.