Las 5 lecciones financieras que debió aprender del 2015

Ya empezando el año nuevo, planteando nuevas metas y haciendo un recuento de lo que sucedió; existieron varios momentos económicos que dejaron enseñanzas a los colombianos.

Las 5 lecciones financieras que debió aprender del 2015 Las 5 lecciones financieras que debió aprender del 2015

Aunque a muchos no les gusta hacer un balance de cómo terminó el año anterior, para otros es una buena estrategia que les permite tomar acciones para ser mejor en el nuevo año que, para este ocasión, se trata de 366 días en los cuales usted tendrá la oportunidad de lograr sus metas y proponerse nuevos retos.

En cuanto a temas de dinero, muchos llegarán a sus vidas cotidianas, luego de vacaciones, con el ánimo de poner sus finanzas en forma: finalmente empezar a ahorrar, iniciar ese fondo para el viaje a Suramérica que tanto quiere o simplemente salir de todas las deudas que lo han tenido tan agobiado por tantos años; todas ellas resoluciones válidas que aquí le ayudaremos a definir claramente.

Pero para poder empezar bien, le guste o no lo mejor es iniciar con pie derecho; lo que implica ver el camino recorrido hasta el momento y plantear claramente su panorama para este año que ya empezó. Y aunque cada persona puede tener unas características específicas de su situación financiera, hay algunas comunes a todos los colombianos, por la situación económica que se vivió el año pasado.

Así, aquí en Finanzas Personales quisimos hacer un recuento de esas lecciones financieras que debieron haberle quedado claras desde el año pasado y que, afortunadamente, le permitirán no volver a cometer los mismos errores para este 2016.

  • Colombiano compra colombiano

Con esto nos referimos específicamente al tema del dólar. El fuerte incremento que tuvo la divisa norteamericana llevó a que muchos de los productos que son importados (producidos en el exterior y traídos al país, ya sean como producto final o materia prima) se encarecieran en la misma medida. Por eso mismo fue que vimos que todas las cosas tecnológicas y hasta insumos como el maíz se hicieron tan costosas y ese precio tuvimos que pagarlo todos los consumidores finales. El aumento del precio del dólar le afecta a un ciudadano común y corriente como usted. En esto, la lección, por un lado, está en que no se puede confiar en el precio del dólar, ya que hay varios factores de los que depende su valor y que hay que prever este tipo de situaciones cuando se va a viajar o cuando se es empresario.

Pero por otro lado también queda la lección de que se puede empezar a apoyar la industria nacional y comprobar que en ocasiones no sólo por precio, sino también por calidad, puede ser mejor. En realidad, es muy difícil hacerle “el quite al precio alto” y, aunque hay maneras de cubrirse, los altos precios del dólar han hecho que las personas miren más allá de las alternativas típicas que siempre tenían al momento de hacer sus compras, para considerar otras opciones.

  • Deudas y más deudas

Desde mediados del 2015 en FP empezamos a sugerirles a nuestros lectores que se estaba avecinando una de las temporadas económicas más difíciles para el país, por lo que les aconsejamos que no era el mejor momento para endeudarse. Hay varias señales que empezaban a dar estas alertas, pero la más importante fue el incremento de la tasa de interés del Banco de la República.

Así, es importante que un ciudadano común y corriente empiece a ver cómo esas noticias que salen en titulares y que tanto hablan expertos en “palabras chinas”, siempre van a tener un impacto en su bolsillo. Son noticias que usted tiene que aprender a interpretar y que en Finanzas Personales siempre procuraremos darle las herramientas necesarias para que pueda afrontarlas de la mejor manera.

La lección del 2015 al respecto, estuvo basada en que ahora es cuando más debe esforzarse para pagar rápidamente sus deudas, pues las condiciones económicas que vivirá el país en 2016 harán que estos créditos sean más caros de sobrellevar y puedan tener unas condiciones más exigentes para su presupuesto. Nuestro consejo: ahorre. Ahorre lo más que pueda.

  • Sobre las acciones petroleras

El 2015 fue uno de los años más complicados para todas las empresas petroleras que están en el país. No sólo Ecopetrol vivió esto, sino también Pacific Rubiales que, entre ambas, tenían una gran cantidad de inversionistas que habían confiado en sus comportamientos y desempeños, al comprar participaciones en estas entidades, es decir, que tenían acciones. Efectivamente las pérdidas que tuvieron estos inversionistas fueron grandes y mientras unos salieron a vender sus acciones, otros aún guardan la esperanza de que se mejore la situación.

En esto, la lección que dejó el 2015 es que aunque las acciones pueden ser una inversión de largo plazo, usted tiene que asesorarse muy bien sobre la empresa en la que está “apostando” conocer sus perspectivas de crecimiento, sus estados financieros y, especialmente, sus proyecciones a futuro. Pero otra lección sumada a esto es que tiene que aprender a diversificar, es decir, a no dejar “todos los huevitos en una misma canasta”.

Lo que traduce es que muchas personas cometieron el error de dejar todos sus ahorros en una sola empresa, en vez de comprar participaciones en varias empresas, lo que hubiera hecho que usted perdiera menos dinero (quizá hasta hubiera ganado más) y hoy en día estaría más tranquilo al respecto.

Esta lección no sólo va con respecto a las acciones, sino a cualquier tipo de inversión que usted tenga: nunca se quede con un solo mecanismo de inversión. Apuésteles a varios.

  • Viajar no siempre es lo que parece

Esta enseñanza es con relación a la eliminación de la Visa Schengen. Aunque hoy en día los colombianos tienen la opción de viajar a las 30 naciones que hoy facilitan la entrada sin tener que hacer el trámite ni el pago de esto, hay una letra pequeña que se esconde detrás de esto y que pone algunas condiciones para el ingreso a estos países.

Si bien puede ahorrarse los cerca de $180.000 que podía costar en promedio el trámite de papeleo, tiene que tener un presupuesto entre 80 y 100 euros por día, por persona, para demostrar que cuenta con los recursos suficientes para ingresar al país y que tiene, a la vez, el compromiso de regresar; así como una carta de invitación y contar con más recursos en su cuenta bancaria.

Y es que, además de eso, si usted no sabe los costos ocultos que pueden estar en su tiquete aéreo o al usar su tarjeta débito en el exterior, todo puede salir mucho más caro.

  • ¿Momento para comprar vivienda?

Sí, pero no. El año pasado se iniciaron varios programas apoyados por el gobierno con el fin de que más colombianos tuvieran la opción de tener su casa propia: arriendo social, con el que puede pagar la cuota de su casa con lo mismo que pagaría arriendo; Casa Ahorro, para personas que ganen hasta dos salarios mínimos máximo; Mi Casa Ya, para quienes tienen como ingreso hasta $2’500.000 y el subsidio a la tasa de interés.

Con esto, pareciera que existen varios incentivos para comprar vivienda, pero lo cierto es que usted tiene que hacer un análisis previo de su situación financiera con el fin de que pueda verificar si realmente puede soportar esos créditos por 15 años y, en cada programa, hay unas condiciones específicas que tiene que cumplir para acceder a los beneficios.

Ahora, hay que tener en cuenta que si no está en condiciones de acceder a los programas, debe considerar que reunir la cuota inicial debería ser su principal propósito antes de tomar dobles deudas con el fin de comprar vivienda. Recuerde los consejos que dimos para los jóvenes si era mejor vivir en arriendo o comprar.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.