Las 7 lecciones financieras de “El chavo del 8” que usted aprendió “sin querer queriendo”

Una de las series de televisión más populares en Latinoamérica, con la que creció la mayoría de las generaciones, no sólo le dio al mundo lecciones sobre cómo llevársela con los vecinos, sobre lo que piensa un niño y el mundo en general, sino también sobre dinero.

Foto AP- Archivo Semana Foto AP- Archivo Semana

Creada y protagonizada por Roberto Gómez Bolaños (más conocido como Chespirito), la serie de “El Chavo del 8” tuvo su primera emisión en el año 1971, en la que relataba todas las vivencias de distintas familias que compartían en una vecindad, en tono cómico. Cada personaje tenía unas características particulares con las que los televidentes se empezaron a identificar y ya para el año 1975 se estimaba que más de 300 millones de personas lo veían cada semana.

El Chavo, la Chilindrina, Quico, el Profesor Jirafales, Doña Florinda, la “Bruja del 71”, el señor Barriga, Don Ramón; entre otros personajes, llevaron a que muchas de las generaciones nacidas entre la década de los 70 y hasta la del 2000 pasaran sus mañanas o fines de semana disfrutando de las ocurrencias y experiencias de la vecindad. Y, aunque uno de los mensajes más claros era el de la compasión, la humildad y la amistad, también hubo ciertos momentos en los que el dinero y las finanzas fueron protagonistas.

FP le recomienda “Lecciones de dinero que debió aprender de Los Simpsons”.

Por eso, FP le quiere hacer un homenaje haciendo un poco más evidentes esas lecciones que se pudieron aprender de la serie sobre el manejo del dinero y las finanzas que quizá le quedaron en su inconsciente pero sería bueno que pusiera en práctica:

  1. El dinero no representa toda la felicidad: o bueno, al menos no depende directamente. Al respecto, siempre vimos cómo El Chavo era un niño pobre que vivía en un barril y que siempre llevaba sus pertenencias en una bolsa, pero disfrutaba de los placeres de jugar, aprender y compartir con sus amigos.
  2. Tener dinero para lo que lo hace feliz: El Chavo nunca buscaba dinero para otra cosa distinta que comprarse una torta de jamón o aquellas cosas que le dieran esos momentos placenteros, especialmente de comida. Siempre supo recompensarse y saber que el dinero se usa para comprar lo que lo hace feliz.
  3. Siempre hay que ser honrado: sin importar la situación económica. Un ejemplo claro que lo dio Don Ramón o el señor Barriga, quienes a pesar de las diferencias de dinero que se percibían, mantenían una relación de respeto entre ambos. Recuerde que Don Ramón siempre era quien se rebuscada las situaciones para obtener dinero y pagar los 14 meses de renta.

Lea también “Lecciones de negocios que puede aprenderle a Di Caprio”.

  1. Sobrevive siempre el que más rápido se adapta: aquí la habilidad que mostraban algunos personajes o, como diríamos en Colombia “lo abejas” o audaces o astutas, eran quienes más tenían posibilidad de salirse “con las suyas”, analizando las circunstancias que se daban.
  2. Ideas para obtener dinero: el Chavo y Don Ramón son los ejemplos más visibles en esto. Siempre buscaban la forma de tener una fuente de ingresos, a pesar de todos los fracasos que pudieron haber tenido con otras ideas. Nunca se quedaron estáticos, esperando a que la situación mejorara por sí sola, sino que siempre se las ideaban de alguna manera.
  3. El trabajo siempre vale: recuerde que por más buena gente que usted sea, siempre debe recibir algo a cambio por su esfuerzo, ya sea una torta de jamón o que le presten la pelota para jugar durante un rato. Cuando se trataba de labores tediosas, el Chavo siempre se las ingeniaba para ser el encargado de hacerlas, pero reconociendo que debía tener un pago a cambio.

Quizás le interese también “Lecciones de liderazgo de “The Walking Dead””.

  1. El dinero no crece en los árboles: en uno de los capítulos el Chavo, Popis y la Chilindrina, en su ingenuidad, llegaron a plantar una moneda esperando tener más dinero. Pero todo era una treta de la Chilindrina, por lo que esa pérdida de dinero les enseñó que no deben confiar cuando les dicen una forma fácil de obtener dinero.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.