Los años más importantes de su vida financiera

El dinero es un factor que se hace presente en cualquier momento de la vida, desde niños hasta el momento que envejecemos y morimos. No obstante, hay etapas clave en las que se debe tener mayor precaución que en otras, a nivel financiero.

Los años más importantes de su vida financiera Los años más importantes de su vida financiera

Desde que somos niños, el dinero empieza a cobrar un sentido importante en tanto que es cuando comprendemos que se trata de un medio de intercambio para adquirir o vender cosas, lo que nos permite aumentar la calidad de vida mejorando las condiciones con esas compras que se hacen. Lo complicado empieza a verse después cuando se ingresa a la realidad del dinero y se comprenden los riesgos que se asumen con este.

No obstante, esa ambición por querer más y buscar la forma de generar más y más dinero puede tener ciertas repercusiones a futuro; lo mismo que una actitud totalmente contraria, cuando no se le da la importancia que se debe y no hace del ahorro ni de la inversión pilares de su vida.

FP le sugiere no perderse "Todo lo que una persona de "veintialgo" debe saber sobre el dinero".

Con todo esto, existen unos años ‘críticos’ o clave en los que debe tener un cuidado particular a nivel financiero, porque pueden determinar el éxito o fracaso de otras condiciones de su futuro, ya sea porque le toque ahorrar más, porque deba gastar menos, porque sea hora de considerar invertir o porque es vital para su pensión.

Con esto, aquí le dejamos el listado y las razones de por qué tiene que darle una atención particular a estos años si realmente quiere tener éxito financiero durante su vida y no recriminarse, estando viejo, por haber hecho o no algo determinado con su dinero:

  • A los 25

Para esta edad, la mayoría de personas ya han iniciado una vida laboral, por lo que es vital revisar si se han estado haciendo los aportes correspondientes a seguridad social (salud y pensión, especialmente), revisando que concuerden con los salarios y las empresas para las cuales ha trabajado.

Pero además, también deberá tener ya dos ahorros: uno, que corresponda a un fondo de emergencia (aquí le decimos cuánto debería tener) y otro, que al menos debe estar ya empezado, para los sueños o proyectos a largo plazo, como comprar una casa o hacer una inversión grande.

  • A los 35

Esta etapa es importante porque, de cierta forma, se convierte en la mitad de su vida. Para este entonces, es importante considerar hacer aportes adicionales a su pensión, más allá de los que tiene que hacer obligatorios. De hecho, esta edad es la base para empezar a pensar en su vejez, porque aún tiene alternativas de trabajo, formas de invertir y arriesgarse y empezar a construir un patrimonio propio.

Además, a esta edad también es vital que ya cuente con al menos una inversión sólida que le ayude a generar unos ingresos adicionales a su trabajo o, dado el caso, también contar con una segunda fuente de dinero que le permita solventar momentos difíciles e ir haciendo un ahorro para propósitos personales.

En cuanto a deudas, la idea es que a esta edad ya no tenga ninguna correspondiente a créditos educativos, de vehículos o de consumo; sino más bien uno hipotecario.

Lea “¿Hay una edad a la que el salario llega a un ‘pico’?”.

  • A los 45

Esta etapa es crítica por varias razones: no sólo el mercado laboral ya empieza a hacer una discriminación por su edad y porque es cuando está a punto de llegar a ese pico de ganancias (las máximas en su carrera profesional), por lo que es ideal contar con un muy buen salario. Pero otro aspecto es que a esta edad ya también es cuando debe considerar tener sus pensiones en un fondo moderado porque no puede asumir muchos riesgos de pérdida.

Esta es una etapa importante para la inversión, para ir consolidando esas fuentes alternativas de ingresos así como el patrimonio que le dé la calidad de vida que usted se merece cuando “llegue a viejo”. A esta altura, es bueno también revisar su historia pensional, verificar que todos los años laborados estén ahí consignados y no pierda ninguna semana.

A esta edad se puede estar endeudado por viajes o por algunas cosas de consumo, pero la experiencia ya debió haberle enseñado que el tiempo máximo para estar con créditos es de 6 meses. De resto, otro tipo de deudas ya debieron ser canceladas.

  • A los 57/62

Una edad crítica por ser aquella en la que sabrá si se pensiona o no: si es hombre, a los 62 años; si es mujer, a los 57. Este es el inicio en el que usted sabrá cuáles son las condiciones en las que vivirá su vejez, saber de cuánto será la mesada pensional. La ventaja es que para esta edad puede considerar profundizar en hacer realidad ese negocio o sueño que ha tenido.

Además, es una edad en la que debe ir considerando un plan de medicina adicional, para que pueda estar tranquilo y recibir la atención que se merece durante su vejez, lo cual puede no salirle muy económico y es por eso que debe ir preparando su bolsillo para esto.

No se pierda “Lo que la gente exitosa ya ha logrado a los 30 con el dinero”

  • A los 65

La idea es poder llegar a esta edad (y continuar así las siguientes) con una tranquilidad financiera. Es el punto en el que todas las enseñanzas y el aprendizaje sobre cómo administrar el dinero, manejar los créditos, invertir y ahorrar empiezan a dar sus primeros frutos. Sabrá que no es malo comprar con tarjeta de crédito e, incluso, probablemente a esta edad podrá aprovechar de todos esos beneficios adquiridos por su buen comportamiento financiero.

A los 65 años es importante buscar la forma para que esa tranquilidad económica se prolongue hasta sus últimos días.

Quizás le interese también “Malas costumbres de gasto para acabar a los 30”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.