Ocho maneras de ahorrar dinero cuando está desempleado

Nada es eterno en la vida, ni siquiera su trabajo. Por eso y aunque esté gozando de un momento dulce, las cosas siempre pueden cambiar. Bien sea porque pierda su trabajo o porque en este momento está cesante, siempre es bueno aprender cómo puede guardar un dinero.

Ocho maneras de ahorrar dinero cuando está desempleado Ocho maneras de ahorrar dinero cuando está desempleado
Si usted se encuentra en una situación complicada y la búsqueda de trabajo no está saliendo como usted esperaba, tome nota. Alguna de estas maneras puede servirle para que esa búsqueda no se lleve tanto dinero, que por esta época tanto lo necesita.

1. Empiece a utilizar alternativas de transporte
La gasolina es un gasto grande y frecuente, especialmente si usted tiende a depender en gran parte de su carro. Es hora de que eso cambie. Intente no sacar su vehículo a menos de que sea algo absolutamente necesario. Y aunque en Colombia el sistema masivo de transporte no pasa por su mejor momento, intente adaptarse a las zonas y horarios en donde más comodidad le pueda brindar. Otra buena alternativa es comprar o inclusive alquilar una bicicleta. Si usted puede moverse con tranquilidad por su zona en una bicicleta, no lo dude más.

2. Deje a un lado hábitos caros y no saludables

Cuando uno pierde su trabajo, uno puede caer en los vicios. Intente evitarlos a toda costa porque los gastos serán determinantes. Debido al estrés y el lamento de la pérdida del trabajo, usted puede empezar a fumar y consumir alcohol mucho más de lo habitual. Su presupuesto, que estará corto por esa época, sufrirá el mayor impacto. Tenga en cuenta que los hábitos sociales como salir desmedidamente de fiesta ya que no tiene que madrugar también cuentan como un hábito caro.

3. Deje de salir a comer por fuera
Además de parar de consumir alimentos que no hacen parte de su dieta básica, usted debe intentar dejar de ir a lugares públicos. Almorzar o comer por fuera tiende a ser más caro que cocinar en casa, inclusive así vaya a sitios de comida rápida que a propósito no son buenos para su salud. Por eso, tómese su tiempo en el supermercado pensando en los elementos que realmente necesita y evite comprar cosas que más que una necesidad, son simples gustos.

4. Encuentre maneras de ahorrar dinero en su mercado
No sólo se trata de comprar lo que necesite y dejar de salir a comer tanto por fuera. También puede buscar maneras de sacarle todo el jugo a los descuentos y promociones que ofrecen los supermercados. Averigüe cuales son los mejores beneficios que se acoplen a sus compras, pregunte por cupones de descuentos y también piense en comprar artículos que no tengan vencimiento al por mayor. Estas técnicas pueden proporcionarle un significante ahorro.

5. Cree un verdadero plan de gastos
Puede que no disfrute hacer un presupuesto pero es una necesidad si usted quiere manejar sus gastos, más aun cuando no está trabajando. Y aunque no tiene un ingreso regular, intente establecer en que se está yendo su dinero para darse cuenta cuales gastos continúan siendo fundamentales y cuáles no. Luego cuando encuentre otro trabajo, usted podrá estar mucho más organizado y partir de un plan de gastos que ya está manejando. Siempre deje un dinero para un fondo de emergencias por si vuelve a perder un trabajo y termina en aprietos económicos.

6. Intente negociar el pago de su arriendo y préstamos
Si usted estaba pagando una cifra de arriendo y también unas cuotas mensuales de un préstamo pero de repente perdió el trabajo, seguramente ya no será tan fácil seguir pagándolos de manera exacta. Por eso es importante que si usted puede hacerlo sin asumir ningún riesgo o consecuencia, hable con su arrendador y con los fiadores que le hayan prestado para comunicarles la delicada situación.

7. No tenga miedo de recibir un dinero de ayuda
Por supuesto la idea no es seguir entablando deudas pero si se trata de un familiar o un amigo cercano con el que tenga una buena relación, puede llegar a aceptar al dinero que le está ofreciendo. Pero evite usar este dinero para pagar otras deudas así a corto plazo piense que es la mejor solución. Antes de recibir el dinero, asegúrese de dejar bien claras las formas y plazos para devolverlo. Usted no quiere que esa persona se convierta luego en su enemigo.

8. No deje de lado el ganar un dinero extra

Quizás cuando ya está empleado no lo piense, pero siempre viene bien algún tipo de trabajo externo o de fin de semana que le pueda significar otro ingreso y un buen colchón por si llega a ser despedido de su trabajo permanente. Desde servir de niñera para los niños de sus vecinos hasta escribir de manera freelance, son amplias las opciones para tener un hobby que le pueda significar unos pesos extra.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.