Lo que tiene que saber sobre pagar en efectivo

Los billetes y las monedas siguen siendo la forma más usada por los colombianos para hacer transacciones. ¿Tiene alguna ventaja esto cuando existen políticas para eliminar esta práctica?

Lo que tiene que saber sobre pagar en efectivo Lo que tiene que saber sobre pagar en efectivo

No sólo es Colombia, sino el mundo en general, que aún tiene una alta preferencia por usar el dinero en efectivo, es decir, las monedas y los billetes, a la hora de hacer compras o cualquier tipo de transacción. Quizá la facilidad, la disponibilidad y algunos impuestos (como el 4x1.000) hacen que siga siendo el favorito.

Claro que las iniciativas que existen con el fin de eliminar el uso del efectivo buscan mejorar las condiciones de las personas, porque las transacciones pueden hacerse de forma más segura, se formaliza más la economía (al evitar la evasión u omisión de información) y puede tenerse un mayor seguimiento de los gastos. Incluso, en Colombia, un municipio en Antioquia ya experimentó lo que es vivir sin efectivo, usando sólo un monedero virtual.

Pero mientras esto sucede, hay que aprovechar las ventajas que tiene el usar efectivo, con las respectivas precauciones que esto conlleva:

  • Fácil y disponible

Usted sabe que en la gran mayoría de establecimientos comerciales siempre le recibirán este medio de pago, mientras que aún hay una resistencia de algunos comercios para recibir tarjetas y esto hace que sea más difícil hacer ciertas compras. Además, usted sabe cuánto tiene y si necesita, puede dirigirse al cajero y retirar y manejar ese nuevo dinero según su disponibilidad, según señala Investopedia.

Y es que incluso, a veces el hecho de tener que ir al cajero puede ser una estrategia positiva para sus finanzas, en la que usted analizará específicamente cuánto es lo que va a sacar y con qué motivo, lo que puede ayudarlo a pensar dos veces sobre los montos que realmente necesita.

  • Herramienta de presupuesto

Cuando usted hace un pago con su tarjeta, sea crédito o débito, no tiene una mayor conciencia del monto total de dinero que está gastando. Especialmente si son compras grandes. Pero si usted se da cuenta que alguna compra particular le implica usar unos cuatro o cinco billetes de $50.000, ya piensa dos veces si realmente vale la pena hacer la compra o si mejor lo hace después.

Así, según Money, de US News, el efectivo hace que las personas sientan el pago con su dinero en efectivo como algo más ‘real’, tangible y, con ello, ver cómo se agota con cada compra que se hace. En tanto, el deslizar una tarjeta hace que el sentimiento de culpabilidad sea menor y que solamente llegue la sorpresa una vez se ve la factura o el extracto bancario.

  • Evita tarifas bancarias

Para nadie es un secreto que el uso de los servicios financieros puede requerir de cobros de tarifas, lo cual hace que su dinero no siempre permanezca constante en su cuenta de ahorros. Tener su dinero en efectivo le permite ser a usted mismo quien lo administre y que sepa cómo lo gasta, en qué lo gasta o cómo lo pierde.

Una de las grandes desventajas al querer eliminar el efectivo, por completo, es este aspecto. Más aún cuando impuestos como el 4x1.000 hacen que usar las cuentas bancarias resulte costoso y no permita hacer las transacciones o transferencias por estos medios.

  • Pagos pequeños, más sencillo

Cuando usted va a pagar un minuto a celular o un cigarrillo es raro que pague con tarjeta. Así, las pequeñas transacciones son las favoritas para usar el efectivo, lo que hace más manejable las cuentas tanto para quien paga como para quien recibe el pago.

Además, en esto hay otra ventaja: usted tendrá la total seguridad del monto que está pagando: no es más ni es menos, es lo que le dijeron, lo que le cobraron y lo que va a pagar; según explica BBC. Esto también se extiende fuera de las fronteras del país: muchas personas saben que manejar el dinero en efectivo en cualquier lugar del mundo les puede dar una sensación de mayor seguridad y confiabilidad en que será recibido su pago.

Y los riesgos…

A pesar de esto, lo más aconsejable es que usted sea responsable con el uso del dinero en efectivo y no tenga todo su presupuesto o salario en billetes.

Es difícil hacer seguimiento. Puede que usted haga un retiro de $500.000 y con ello vaya pagando lo que vaya necesitando. Pero a final de mes no habrá ningún registro de que $50.000 se le fueron en una cena o de que $25.000 lo gastó en “mecato”, porque tendrá que tener una memoria prodigiosa o guardar absolutamente todos los recibos correspondientes para saberlo.

Por otro lado, también hay un tema de seguridad un poco complicado. Si a usted lo asaltan en la calle lo primero que le buscarán es el dinero en efectivo. Mientras que para el robo de las tarjetas pueden existir ciertas limitaciones y el apoyo de parte de su entidad bancaria.

Una última desventaja es que el que usted sepa usar o no el dinero de forma adecuada no se verá reflejado en su historial crediticio. Aceptémoslo: todos en algún momento de la vida necesitaremos pedir alguna vez un préstamo, así sea de cualquier monto o por cualquier motivo. Pero si usted toda la vida ha manejado dinero en efectivo, no tendrá cómo demostrar que es responsable con los pagos, si nunca ha usado una tarjeta de crédito o un producto bancario, como sugiere Daily Finance.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.