Las 7 peores decisiones que alguien puede tomar

Si alguna vez ha escuchado alguna de estas frases o ha visto que alguien sustente sus decisiones en ellas, hay algo que definitivamente va mal.

Flickr 401(K) 2012 Flickr 401(K) 2012

Cuando se trata de manejar el dinero no hay verdades absolutas porque cada persona tiene una vida totalmente distinta a las otras. Pero definitivamente hay momentos en los que cualquiera que tenga un conocimiento básico sobre el ahorro, la inversión y conocimiento sobre los créditos, puede reconocer fácilmente que hay decisiones no tan favorables y que pueden afectar su vida por completo.

Nadie niega que le puedan pasar, especialmente cuando hay razones específicas detrás de ellas que tienen motivaciones sentimentales. Pero lo importante es reconocer que este tipo de situaciones no son favorables para su vida y que pueden llegar a tener efectos catastróficos en su futuro.

Según Daily Finance, Money de US News y Reddit, estos son algunos de los casos que pueden llegar a ser comunes entre las personas, quienes no ven “nada malo” en ellas y las consideran como una oportunidad financiera:

  1. Retirar aportes de pensión para comprar un carro

O para cualquier otra inversión que considere que podría ayudarle (un viaje, pagar una deuda o comprar un lote). Si bien la situación de las pensiones en Colombia puede resultar un poco complicada para muchas personas, el argumento de “para qué hago aportes si igual nunca me voy a pensionar” no es muy inteligente.

Actualmente existen varias posibilidades para que usted pueda pensionarse, así que retirar sus aportes no es algo inteligente y le pasará cuenta de cobro cuando llegue a los 62. Lo ideal es que usted mantenga ese dinero como algo que “no existe” porque, precisamente, será destinado para su vejez. Así, piénselo dos veces.

  1. Pagar un crédito con otro crédito

Aunque pareciera algo tonto, es muy común. Las personas quieren sentir la sensación de que están “al día” con sus obligaciones financieras y para ello, no les importa de dónde provenga el dinero, con el simple hecho de sentir que no van a quedarse colgados con las cuentas.

El problema con esto es que es abrir un hueco, sacar la tierra, para tapar otro hueco. Pero todo se convierte en una bola de nieve, al punto que llegará a tener que empeñar o hipotecar sus propiedades, poniendo en riesgo toda su vida financiera. Así, aquí le damos más razones de por qué no es aconsejable pagar un crédito con otro.

  1. Usar todos los ahorros para iniciar un negocio

El sueño de emprendimiento lo tienen la mayoría de los colombianos. Varios estudios e investigaciones han establecido que al menos dos de cada tres personas ha pensado alguna vez en tener una independencia financiera y montar un negocio propio. Pero muchas personas pueden llegar a desistir de ello por varios factores.

No obstante, quienes se arriesgan, lo hacen con todo el entusiasmo, lanzándose por completo con una idea que creen que podrá ser muy exitosa y, para ello, pueden usar los ahorros de toda su vida apostándole a todo y sin pensar en las consecuencias porque, “no voy a ser pesimista y todo va a salir muy bien”.

Así, lo ideal es que si va a emprender y renunciar a su trabajo, tenga los medios suficientes para sobrevivir entre 6 y 12 meses, además del dinero que usará para empezar el negocio

  1. “Eso no me va a pasar a mi”

Una de las excusas más comunes cuando se trata de finanzas personales. Las personas pueden llegar a creer que tienen conocimiento sobre todo lo que sea relacionado con el dinero pero no son conscientes que, hasta los mismos expertos, pueden tener circunstancias apremiantes para las que nunca estuvieron preparados.

Lo que se trata de vivienda (o créditos a muy largo plazo) así como el tema de la pensión, son factores que pueden llegar a tener muchos riesgos y cambios, para los cuales se debería tener un plan B y C con el fin de hacerles frente.

Lea “¿Cuánto debería tener ahorrado para un fondo de emergencia?”.

  1. Iniciar un posgrado sin ver si el mercado lo necesitaba

Los comentarios de Reddit muestran cómo hacer un estudio superior, simplemente por pasión, sin contar con el dinero para ello, puede resultar siendo una de las peores inversiones de la vida. Por un lado, porque si bien es bueno que usted cultive sus gustos, lo ideal es que también verifique si puede llegar a aportarle a su vida profesional, especialmente, si va a tomar altas deudas para ello.

De lo contrario, puede resultar ser una de las peores decisiones, ya que los estudios de posgrado son bastante costosos hoy en día y adquirir una deuda por ello, sin que, una vez termine los estudios sea retribuido, puede resultarle un dolor de cabeza bastante grande por varios años.

Lea “Ideas más inteligentes para hacer, en vez de una maestría”.

  1. Comprar algo solo porque está libre de interés por un tiempo

Es tentador comprar algo con una ventana de interés cero, como una oferta "de 90 días, mismo-como-efectivo", en el que se le cobra ningún interés si usted paga por el producto dentro de 90 día.

¿Por qué puede ser estúpido. Muchas personas no terminan ahorrando el dinero o lo ponga a un lado cuando lo consiguen ", y que terminan pagando los intereses acumulados a un ritmo elevado, más interés compuesto sobre el saldo en el futuro", dice Kelley Largo , un contador público autorizado con sede en Chicago.

Ella dice que los consumidores cometen este tipo de errores cuando abren una tarjeta de crédito de la tienda para conseguir un descuento del 15 por ciento, por ejemplo, pero luego llevan un balance de 22 por ciento. Pagar por las cosas con una tarjeta de recompensas de crédito para ganar millas de viajero frecuente también puede ser un error si no estás pagando la tarjeta en su totalidad cada mes. "Los gastos por intereses terminan muy superiores al precio de un billete de avión," dice largo.

  1. Empezaré a ahorrar para pensiones después de salir de deudas

Muchos empiezan diciendo esto, pensando en los créditos estudiantiles. Luego lo posponen cuando toman el crédito del vehículo y, tiempo después, se excusa con el crédito de vivienda. Entonces, cuando se da cuenta, puede que ya solo le falten unos 10 años para pensionarse, cuando en Colombia se requieren cerca de 25 años para hacer las cotizaciones correspondientes y que pueda llegar a pensionarse.

No pensar en su vejez es no pensar en el futuro, así de sencillo. Y es algo que está “a la vuelta de la esquina” así usted no lo crea. Siempre será preferible hacer aportes pequeños pero constantes, que luego hacer mucho más grandes y seguidos en menor tiempo.

Quizás le interese “Tres factores que definirán su felicidad en el futuro (¿ya lo había pensado?)”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.