Esta técnica de PNL le ayudará en sus negocios

por Oswaldo Beltrán

En Finanzas Personales le mostramos cómo le es más fácil comunicarse con las personas, también le mostramos una poderosa herramienta que le  ayudará a cambiar conductas.

123RF 123RF

Si suele ver televisión nacional, es probable que recuerde cuando el periodista Pirry fue levantado por ocho ganchos metálicos incrustados en su piel. Para lograrlo, Pirry primero tuvo que entrenar su mente mediante técnicas de Programación Neurolingüística (PNL), las cuales le ayudaron a programar el cerebro para  resistir el dolor y reducirlo.

¿Pero en qué consiste la PNL? se trata de un conjunto de técnicas diseñadas para generar cambios profundos en las personas, algunos incluso la consideran neurociencia. Fue inventada por los investigadores norteamericanos John Grinder y Richard Bandler,  se basa en el funcionamiento de la mente en relación con el lenguaje y los procesos en las neuronas. La Programación Neurolingüística afirma que se puede moldear la conducta mediante una buena comunicación con el consciente y el inconsciente, con lo cual podemos conseguir el impulso para lograr nuestros objetivos.

“La PNL  busca  que el ser humano reconozca los potenciales que tiene. Esto lo hace a través de la eliminación, o el cambio, de las creencias limitantes. Cuandos se alteran esas creencias, se empieza a generar una transformación en la conducta, pues detrás de eso va el tema de la identidad”, afirma Paula González, coach y parte del equipo de conferencistas de  ASEIA, organización especializada en desarrollar el talento humano usando la PNL.  

Las creencias limitantes son una imagen que tenemos de nosotros mismos, esta fue dibujada por las experiencias que hemos vivido y los factores culturales con los que crecimos. Estos imaginarios influyen en la proyección de lo que creemos posible y de las capacidades que creemos tener. “La metodología que usamos es teórico práctica. A través de la experiencia, la persona reaprende para asimilar acciones exitosas para su vida, eso genera resultados óptimos a nivel laboral y personal”, dice la experta.

El trabajo con la mente inconsciente es muy importante, pues es el que hace las acciones de las cuales no nos damos cuenta, algunos dicen que puede tener control en el 95% de las actividades que comúnmente realizamos. Gracias a un trabajo efectivo con el inconsciente se pueden vencer fobias y temores que han estado de por vida.

Hay más técnicas que le pueden ayudar, lo invitamos a leer Tres sencillos pasos para crear un hábito y que perdure

Tenemos varios canales de percepción o comunicación

Todas las personas manejamos los canales de comunicación visual, auditivo y cinético (el que atiende más a las sensaciones). Solo que siempre uno de estos es predominante, esto depende de su crianza y de la labor que hace, por ejemplo una persona que hace música ha desarrollado su canal auditivo mucho más que un diseñador de imagen.

Detectar qué canales manejan los otros es una herramienta útil para mejorar la comunicación y estrategia en las empresas.  “Todas las personas tenemos la capacidad de desarrollar cualquier canal de comunicación, la percepción es cómo usted entiende el mundo” resalta González.

Por ejemplo, una persona visual suele ser más sensible a los logos de las marcas, una vez ve las imágenes, guarda la información de forma más efectiva. Mientras que los que son auditivos pueden ser más sensibles a asociar una canción con un comercial. Por otro lado, el cinético, puede relacionar un olor con la marca de ropa que tanto le gusta.

Usted puede identificar el canal de una persona siguiendo algunas pistas. Si es una persona auditiva suele disfrutar más las historias, se sientan dirigiendo su oído hacia el interlocutor. Una persona visual le pone más cuidado a su apariencia, tiene posturas rectas y disfruta de actividades como la fotografía.  Mientras, los cinéticos comúnmente hacen gestos y cambian de postura al sentarse.

¿Se desconcentra frecuentemente? Quizás le interese 7 ejercicios sencillos para entrenar la concentración y ser exitoso

Las anclas

Son un estímulo externo que dispara algo que pasa adentro, es decir en el cerebro. Aquí un ejemplo sencillo: un niño que le tuvo miedo a los perros, le escuchó alguna vez a su padre que el miedo sale por el ombligo y que esto es lo que atrae a los perros. Desde entonces, este niño siempre que se acercó a un perro, se tapó el ombligo. Esto hizo que se sintiera seguro y eventualmente después de un tiempo perdió el miedo.

Eso es un ancla, una neurosensación que funciona como un botón para generar diferentes estados. “El ser humano tiene el potencial para generar todo lo que quiera, las anclas con el tiempo quedan en las personas sin la necesidad del botón”, dice la especialista consultada.

Usted puede crear un ancla usando cualquier parte de su cuerpo, como hizo el niño con el ombligo. La clave para que sea poderosa es que tiene que ser:  potente, única, irrepetible, intensa y ocurrir en un tiempo específico (p.u.r.i.t). Por ejemplo, toque su dedo meñique siempre que sienta emociones positivas por las mañanas, con el tiempo estas sensaciones aparecerán al tocar su dedo y en una situación complicada le puede servir para retomar la calma. También es importante que se junten estímulos visuales, auditivos y cinéticos poderosos.

Si a usted le ha pasado que no progresa en su negocio porque se pone nervioso ante muchos clientes y se siente agotado al presentar un plan de negocios, intente aplicar esta técnica, en lugar de imaginarse gente desnuda o con otro tipo de experimentos clásicos. En vez de eso, piense en crear un ancla que le brinde el estado de confianza que necesita.

También le puede interesar Consejos para alcanzar el éxito profesional

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.