Cinco casos en los que le conviene “autoengañar(se)” con el dinero

Cuando se trata de sus finanzas personales y sabe que tiene una debilidad particular por gastar mucho dinero en compras y se le olvida por completo que tiene que ahorrar; este truco puede resultarle bastante útil.

Cinco casos en los que le conviene “autoengañar(se)” con el dinero Cinco casos en los que le conviene “autoengañar(se)” con el dinero
Todo resulta porque a veces se puede dificultar tener un presupuesto y adherirse a él, o simplemente porque no quiere complicarse la vida y, hasta el momento, no ha tenido grandes problemas con el dinero. No obstante, existe una estrategia que suelen poner en práctica muchos grandes empresarios y millonarios y que les ha permitido mantener su riqueza e invertirla mejor.

Esto se resume en la siguiente premisa: piense que gana menos de lo que realmente gana. Y para aplicarla, puede hacerlo en distintos casos, desde el hecho en que se considere una persona que no le guste ser “muy amplia” o simplemente porque tiene en mente algún proyecto particular para el que piensa ahorrar.

FP le sugiere leer “Cambios que debe hacer en su vida si realmente quiere (y necesita) ahorrar”.

En sí, pueden existir varias razones para poner esto en práctica. No lea la siguiente información como una pretensión de ser tacaño, por el contrario, se trata de empezar a educarse financieramente y ser capaz de tomar decisiones de gasto que sean inteligentes. Pero de acuerdo con expertos en el tema, las más comunes y en las que se vale decir que gana menos, son las siguientes:

1. Fondos de emergencia

Si definitivamente ha fracasado en todos sus intentos de tener “un dinerito guardado, por si las moscas”, esta puede ser su oportunidad perfecta. De acuerdo con Money, de Time, lo ideal es poder tener al menos cubiertos 6 meses de sus gastos y de las cuotas de sus deudas para que no vaya a pasar por momentos aún más complicados cuando se quede sin empleo.

Incluso, considere también este dinero para poder sobrellevar momentos en los que no espere tener grandes gastos pero que así suceda como, por ejemplo, algún repuesto de su carro o quizás una urgencia médica que le implique medicamentos muy costosos. Con eso, se evitará endeudar.

2. Pagar rápido una deuda

Si definitivamente lleva meses y meses pagando cuotas y siente que nunca va a terminar de pagar (porque igual sigue usando su tarjeta de crédito o viajando al exterior como si ganara mucho), esta es su perfecta oportunidad. Usted no se alcanza a imaginar el alivio que puede llegar a sentir si en vez de pagar $80.000 por 10 meses, empieza a pagar $150.000 por 5 meses (y eso).

Lo ideal es que ese dinero que “ignora ganar de más” sea una suma fija y vaya directamente a ese pago de crédito apenas sea recibido su sueldo. Con eso, no sólo se evitará que su dolor de cabeza se reduzca en tiempo, sino también que le saquen más dinero a causa del pago de los intereses.

Lea también “El dinero sí compra la felicidad”.

3. Un pago inicial para algo

Para el carro que tanto quiere, las vacaciones a Europa, la universidad de sus hijos… son muchas las razones que se pueden enmarcar en esta razón. Al respecto, la web especializada Financial Express sugiere que dicha reducción puede considerarse entre un 10% o 15% dependiendo de su ideal. En un ejemplo es que si usted gana cerca de $1’000.000 y quiere irse de viaje, empiece a pensar que solamente tiene $900.000 y defiéndase con eso como pueda.

Lo ideal es que a medida que vaya acumulando un capital de este dinero, pueda también ponerlo a producir, es decir, invertirlo, para que sea más rápido alcanzar la meta que usted considera alcanzar.

4. Presión de parte de los amigos

O familiares. No se preocupe, que este caso puede resultar bastante común. Son muy pocas las personas sinceras que dicen que no pueden salir a algún plan porque no tienen dinero. Pero si definitivamente no tiene fuerza de voluntad cada vez que tiene estos espacios sociales y la resaca no solo es causada por el trago, es hora de empezar a poner una estrategia.

Mentiritas blancas hay muchas. Nuevamente, esto no se trata de ser tacaño, sino simplemente de empezar a hacer decisiones financieras más inteligentes y acordes con su proyecto de vida. Por ejemplo, puede decir que está haciendo un ahorro y su empresa le hace el descuento directamente de su sueldo.

También es cierto que esto puede resultar más complicado cuando se trate de la familia, especialmente porque si saben que tiene un nuevo trabajo empezarán a pensar que “tiene más para gastar” y empezarán a esperar más de usted.

Le sugerimos leer “Prestar dinero a un familiar: ¿Hacerlo o no hacerlo?”.

5. Planea vivir como joven

De quienes no quieren tener hijos, espera pasar el resto de su vida viajando y sencillamente quiere disfrutar de esos pequeños placeres que tiene la vida. Puede que por el momento todas las condiciones estén de su lado: tanto su edad como su sueldo y las pocas responsabilidades financieras que tenga. De ser así, este estilo de vida de poder pensar que gana menos de lo que realmente es, será algo que deberá aplicar el resto de sus días.

¿Cómo hacerlo?

No hay una fórmula aplicable para todas las personas y, además, también dependerá de su fuerza de voluntad. Lo primero, es empezar a hacer una evaluación de cuánto realmente puede y está dispuesto a “dejar de ganar”, dependiendo de sus responsabilidades y demás.

Pero si está haciendo esto para pagar más rápido un crédito, no significa que todo lo recargue en este “fondo adicional”, es decir, de su mismo presupuesto deberá considerar lo que tiene que pagar mensualmente.

Lo ideal es que este “ganar menos” esté entre un 5% y 15%, dependiendo de sus necesidades y sus metas. Otra característica es que es dinero que, dentro de lo posible, nunca deberá pasar por sus manos. Si tiene la opción de hacer dicho ahorro con el fondo de empleados de su empresa o hacer una transferencia directa a una cuenta específica, será mucho mejor para este caso.

Quizás también le interese “Todo lo que tiene que saber sobre las cuotas de su tarjeta de crédito”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.