Así se debe preparar para un posible terremoto

Un evento de este tipo puede llegar sin pleno aviso. Así, el 4 de octubre de 2015 se llevará a cabo el Simulacro Nacional, y Distrital de Evacuación por Sismo. ¿Qué tener en cuenta y cómo organizar a su familia en un momento de este tipo?

Así se debe preparar para un posible terremoto Así se debe preparar para un posible terremoto
Los terremotos son movimientos sísmicos que no se pueden predecir, así que lo único que las personas pueden hacer es establecer la forma adecuada para responder eficientemente ante un acontecimiento de este tipo, tanto a nivel emocional, como de acción y financiero, es decir, tomar las medidas adecuadas para permanecer tranquilo, actuar de forma inmediata y tener sus bienes asegurados así como contar con los recursos económicos para solventar una crisis de este tipo.

Hay aspectos básicos que le pueden ahorrar enormes dolores de cabeza y cantidades de dinero, una vez usted logre salir ileso de estos eventos y tenga que encontrar la forma de solventar las consecuencias. Entre esas, FP ya había hecho las recomendaciones prudentes para estar preparado económicamente ante esto, en su nota “Las 5 recomendaciones financieras para afrontar un desastre natural”, en las que se señalaba:

1. Tener un maletín con suministros.
2. Guardar documentos necesarios, sus copias o tenerlos en la nube
3. Asegurarse: su salud y su patrimonio
4. Procure no tener demasiadas deudas (mientras la economía se reactiva)
5. Guardar dinero en efectivo

¿Cómo armar un plan familiar?

Muchas empresas ya han puesto en marcha distintos planes de acción y de evacuación en caso de un evento de este tipo pero, ¿con su familia ya lo tiene establecido? Con esta pregunta quizá se ha dado cuenta que no tiene conocimiento de cuál sería el punto de encuentro –en caso de que se llegue a presentar durante una jornada laboral- ni si tiene los objetos necesarios “a la mano” para poder evacuar de forma adecuada y tranquila, como debiera ser.

Así, los siguientes pasos deberá tenerlos en cuenta para actuar de forma adecuada con su familia, y que esto no les represente dolores de cabeza a futuro:

1. Identifique los peligros potenciales en su hogar: estanterías, bibliotecas, objetos grandes que puedan caerse y herirlo, así como todo aquello que pueda representarle un riesgo a la hora de buscar la salida (como vidrios u objetos pesados).

2. Lugares seguros: establezca los sitios en su hogar en los que podría llegar a protegerse, como aquellos que le permitan mantenerse en la posición del “triángulo de vida”, cerca de mesas grandes o escritorios, incluso, también su cama. Así mismo, con su familia planee un sitio en el exterior al que puedan salir, una vez haya terminado el evento sísmico y ahora aumenten los riesgos de incendios y réplicas.

3. Las medidas: recuerde la importancia del botiquín y el maletín de emergencias, siempre debe estar al alcance sin posibilidad de que sea difícil de acceder a él. Mantenga también un silbato y cree señales de comunicación en caso de que la voz sea inútil.

4. Practique técnicas de relajación y tranquilidad que le permitan mantener la calma y reaccionar de forma eficiente, cuando se presente un evento de este tipo. Olvide los gritos, el llanto y el “quedar pasmado”.

5. Punto de encuentro: Identifique en su ciudad los lugares aptos que establezca la alcaldía o el gobierno para poder estar en el sitio adecuado minimizando riesgos. Con esto, en caso de que no se encuentre con su familia al momento de un terremoto, puede establecer el punto de encuentro y algún tipo de señal en el piso que permita saber que sus familiares están sanos.

Le recomendamos también “Pasos para crear un fondo de emergencia”.

Prevenciones económicas

Para la mayoría de los colombianos su principal patrimonio es su vivienda, por la que tardan entre 15 y 20 años pagando y que, de presentarse un evento catastrófico, puede ponerse en riesgo. Nada más, cifras de Fasecolda aseguran que el 88 % de las copropiedades en la capital colombiana no cuentan con el seguro que las ampara, mientras sólo el 10 % de los hogares colombianos cuentan con un seguro que protege su patrimonio.

Pero cuando se analizan los riesgos, es más evidente que en Colombia falta una cultura que promueva más la conciencia: cerca del 86 % de la población colombiana vive en zonas de amenaza sísmica intermedia y alta, el 28 % está expuesto a inundaciones y el 8 % a deslizamientos.

Con esto, Fasecolda ofrece un panorama para que escoja entre diferentes seguros, diseñados para cada necesidad de protección:

-Si una persona vive en una copropiedad debe contar con un seguro de bienes comunes, el cual es tomado por la administración; es de obligatoria adquisición y ampara los bienes de propiedad común de los inmuebles bajo el régimen de propiedad horizontal, con las coberturas de incendio y terremoto, principalmente.

-Cuando se está pagando un crédito hipotecario se adquiere un seguro contra incendio y terremoto.

-El seguro del hogar, cuya adquisición es voluntaria, cubre principalmente los riesgos catastróficos como incendio y terremoto, pero además incluye coberturas por hurto, responsabilidad civil, inundación, daños por humo, por agua y por rayo, entre otros. Ofrece además servicios de asistencia de acuerdo con sus necesidades de protección, ajustándose a su bolsillo.

Cuando ocurra un terremoto y si cuenta con un seguro recuerde que debe:

- Si tiene una deuda hipotecaria acuda a la entidad financiera e infórmela sobre el hecho, para que establezca el enlace con la compañía aseguradora.

- Si su residencia está ubicada dentro de una copropiedad exija información sobre el Seguro Obligatorio de Bienes Comunes al administrador, este deberá informar a la compañía de seguros. Averigüe a través del RUS, el Registro Único de Seguros, si el conjunto cuenta con una póliza, para hacer efectivo el seguro. Consulte en: https://www.rus.com.co/

- En caso de tener una póliza voluntaria de hogar deberá dirigirse a su asesor de seguros o a la compañía aseguradora.

En todos los casos, debe suministrar, a quien corresponda, nombre del asegurado, número de cédula o NIT, para que la aseguradora verifique la vigencia y la cobertura de su seguro.

Quizás también le interese “¿Cuánto debería tener ahorrado para un “fondo de emergencia”?”.


* Con información de EarthQuakeCountry, Seísmo y Fasecolda

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.