Los colombianos, optimistas por su situación económica para 2017

Así lo señala un estudio de Kantar Millward Brown, el cual revela que las personas piensan que la economía se está reactivando.

123RF 123RF

La investigación se realizó en las ciudades de Medellín, Bogotá, Cali, Barranquilla y Bucaramanga, con participantes entre los 18 y 55 años de edad. De acuerdo al reporte, el 75% de los encuestados cree que su situación económica mejorará, mientras que el otro 25% restante cree que podría desmejorar en algo.

En cuanto a deudas, el 56% de los entrevistados informó que sus deudas se han mantenido o disminuido, mientras que otro 44% tuvo un incremento de las mismas. En este sentido, el 61% de los encuestados creen que necesitan un alza de salario para cubrir las deudas o poder ahorrar para subsanarlas.

Según el informe de la multinacional, el 46% por ciento de los encuestados cree que el país está mejorando, mientras que el 25% piensa que la situación se mantiene igual. El estudio también reveló que el 57% de las personas informaron tener un crecimiento económico durante el último año, un 29% por ciento se mantuvo igual y un 14% opina que empeoró.

Al respecto, Diego Gallegos, Business Development Director de Kantar Millward Brown, indicó “los colombianos son optimistas de la situación económica en 2017, y esto sin duda se verá reflejado en su comportamiento de consumo. Las marcas deben continuar desarrollando productos y servicios con impacto significativo en la vida de los colombianos, para asegurar un crecimiento sostenido de sus negocios”.

FP recomienda: Los 8 ajustes que tiene que hacer en momentos de vacas flacas

Después de vivir un año económico complejo para varios sectores del país, los colombianos revelaron en cuáles categorías tuvieron que reducir gastos debido a la coyuntura. Las categorías en las que hubo mayor recorte fueron ropa y vacaciones, mientras en materia de aumento los colombianos señalan mercado y alimentación.

¿Cómo aumentan los gastos?

Según Brad Kontz, psicólogo financiero y socio director en el Occidental Asset Management, estas son las razones más comunes por las cuales una persona se arriesga más a incrementar sus gastos:

  • Un estado de ánimo

Por una depresión o porque se siente demasiado alegre. Lo momentos de euforia y adrenalina, muchas veces, por impulso intentan compensar algo que le permite estar más feliz. Añade que el manejo del dinero incrementa las endorfinas, por lo que el gasto del mismo puede generar esa situación. Para poder superar esto, lo único que debe hacer es cambiar la actividad en algo que no use dinero: hacer ejercicio, dar una caminata o escuchar música; son también acciones que se relacionan con las endorfinas y no afectan en nada su bolsillo.

  • Busca una recompensa

Puede ser un lugar común para darse regalarse algo, a manera de premio por el buen trabajo que ha hecho, por lo que ha logrado, o simplemente porque ha estado juicioso con su presupueto. Estos son “momentos de debilidad” –sí, casi como si se tratara de una obsesión para tratar- en los que puede caer fácilmente. La tecnología y la ropa suelen ser los más comunes. Y aunque suene cliché, “no todo es dinero”. Obséquiese algo distinto y que pueda valorar más, como una experiencia: un día para descansar y no hacer nada o comer helado.

Lea también “El dinero sí compra la felicidad”.

  • Una oferta “impasable”

Tal vez en más de una ocasión usted ha pasado por el almacén que tiene el objeto que está queriendo desde hace un tiempo, y con un descuento que hace que usted lo sienta como algo irresistible. El siquiatra Reef Karim, citado por Business Insider, explica que el “consuelo” de ver que gastará menos, impulsa a las personas a comprar más rápido. Pero recuerde que esta es solo una táctica más de los comercios y que, en la mayoría de los casos, esas promociones realmente no son descuentos, sino sólo una etiqueta.

  • Vacaciones

Es donde usted puede bajar más la guardia y dejarse llevar por los caprichos del consumo. Más aún cuando se va de viaje con todo pago por la empresa, y usted comienza a pensar que en este periodo de relajación puede ‘darse gusto’ así que ¿por qué no gastar? Incluso, todo puede empeorar porque usted sale a un país en el que no conoce los precios de referencia de los productos o servicios que adquiere.

También le puede interesar: Usted es de los colombianos que finalmente se están poniendo las pilas

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.