Lecciones que seguramente no aprendió en la Universidad

Aunque estos estudios ofrecen una formación en habilidades esenciales que lo ayudarán a ejercer una profesión, hay cosas de las que se dará cuenta que hubiera sido bueno que se las hubieran enseñado.

Lecciones que seguramente no aprendió en la Universidad Lecciones que seguramente no aprendió en la Universidad
Cuando se hace la transición entre el colegio y la vida universitaria, muchas son las situaciones que cambian en la vida de este joven adulto: por un lado, es el manejo de una independencia casi completa tanto de tiempo, como de dinero. Y, con esto, también vienen otras responsabilidades.

Pero por otro, también empieza a darse cuenta de “la vida real” y que hay cosas para las que la experiencia de estudiar en una institución de educación superior le ayudará, pero muchas otras por las que tendrá que esforzarse bastante e igualmente, cuando salga a vida, que no le serán útiles.

• El valor del dinero

Aunque los egresados en carreras administrativas y económicas pueden tener una ventaja sobre las demás profesiones, realmente el concepto de ahorro e inversión es algo vital que cualquier colombiano debiera entender y manejar por completo. Pero no sucede así. Entonces lo que usted aprende en la universidad es, simplemente, tener una buena administración de su dinero.

Esto también está relacionado con la frase “el dinero no crece en los árboles” que es tan común en la infancia y puede llegarse a extender hasta el momento en que usted siga dependiendo económicamente de sus padres. Pero cuando se da cuenta de que realmente cuesta mucho tener el dinero que necesita, para lo que quiere, comprende que siempre tendrá que hacer sacrificios para alcanzar sus objetivos financieros.

FP le sugiere leer “Como manejar el dinero cuando tiene 30 años o más”.

• La importancia de la experiencia

Si ya inició su vida laboral, muy seguramente ya está empezando a vivir los problemas al encontrar trabajo: es su primer trabajo, pero siempre las empresas buscan a alguien con experiencia. Entonces, empieza a comprender que si quizá hubiera empezado a buscar oportunidades laborales en su campo, mientras estudiaba, la situación podría ser más fácil.

De hecho, esto también va relacionado con que muchas de las cosas que vio en la universidad, las estudió y comprendió desde la teoría pero no desde la práctica, lo que lo pone en un verdadero aprieto, cuando se enfrenta a las situaciones reales y no tiene idea de cómo actuar.

• Hacer redes y networking

Una de las claves muy importantes que serán una base si quiere crecer o busca ascender profesionalmente. Según un artículo de Lifehack, aunque en la universidad usted establece relaciones de amistades y contactos, en la vida profesional usted se da cuenta de la importancia de crear esas conexiones ya sea como referencias laborales o para tener socios en sus negocios.

Esto también implica que usted debe aprender a saber llevar a las personas, conocer sus cualidades y sus defectos para saber manejarlos; así como también saber aprovechar esas reuniones sociales, cómo mostrarse como una persona amigable y lograr mantener esos contactos a pesar del paso del tiempo.

• Como ponerle precio a su trabajo

Y sobre todo, cuándo vale la pena “regalarse” y cuándo no. Una de las grandes desventajas de los jóvenes adultos es que dado que necesitan experiencia, pueden optar por ofertas laborales en las que realmente no se les reconozca sus habilidades ni su tiempo. Pero esto puede ponerse en su contra a futuro porque no sólo hacen que los salarios promedios se disminuyan, sino que tampoco saben valorar sus propios esfuerzos.

Ante esto, lo importante es estudiar el mercado laboral, saber qué buscan las empresas y cuál es el precio que ofrecen a cada una de las capacidades de un profesional de su campo. En esto, el tema de los contactos también es importante, pues le permite asesorarse y dar asesoría para que su profesión no sufra los estragos de no ser valorada, como se debiera.

• Tener calidad de vida

Quizás lo primero en lo que piensa, cuando va a iniciar cualquier tipo de estudio universitario es, directamente, en el salario. Y seguramente mientras hace sus estudios conocerá el contexto y los precios que usted puede llegar a recibir por su trabajo. Pero lo que no le enseñan en la universidad es que esta remuneración, no siempre lo es todo y que tiene que aprender a evaluar los ofertas no sólo por lo que le ofrezcan, sino también por el tiempo libre que pueda tener, es decir, el poder lograr un equilibrio entre su vida profesional y su vida personal.

Entonces, sucede muchas veces que por aceptar altos montos salariales, estos jóvenes no se dan cuenta que están sacrificando gran parte de su vida personal y su tranquilidad para lograr sus objetivos.

• Vivir dentro de sus medios

Una vez empieza a ganar dinero y tiene un empleo que se considera estable, se dará cuenta que el crédito suele ser una alternativa de vida para muchos de los gastos que quiere darse pero que no le alcanza. Según Money, de US News, puede ser fácil ver cómo llega el dinero y cómo se va y para las otras necesidades que tenga, hacer uso de otros mecanismos, sea de una tarjeta de crédito o de solicitarle a sus padres “una ayudita”.

Esta mala costumbre viene dada para muchos porque, dado que contaron con el apoyo paternal, siempre que necesitaban para un libro o unas fotocopias, contaban con los recursos. Pero esa estrategia cambia por completo cuando inicia su vida profesional o cuando se independiza.

Le sugerimos leer “Los peores errores que puede cometer cuando tiene “veintialgo””.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.