Sobrevivir al aumento de los precios sí es posible

Cuando la economía no va muy bien, el bolsillo de las personas empieza a afectarse por el incremento en el costo de las cosas que compra o que usa. Y cuando el salario no alcanza, todo parece empeorar.

Sobrevivir al aumento de los precios sí es posible Sobrevivir al aumento de los precios sí es posible

La inflación es un fenómeno normal en cualquier economía que se da con el desarrollo y crecimiento de los países. El verdadero problema es cuando no se tiene un control de esto y los precios aumentan mucho más de lo que las personas pueden soportar, haciendo que se deje de comprar y, por tanto, las empresas dejan de producir, lo que puede llevar a situaciones de desempleo. Y así, se convierte todo en un ciclo.

Las consecuencias de todo esto son las quejas permanentes y críticas mientras usted va en el bus o durante los almuerzos del trabajo: “¡todo está tan caro!”. A esto, súmele que no a todas las personas le subieron el sueldo en 7% (como sucedió con el salario mínimo), mientras que los precios de las cosas y los servicios subieron en esa proporción o en más.

También hay que tener en cuenta que no a todas las personas las afecta de la misma forma, pues dependerá del ingreso, de la cantidad de personas que tenga bajo su cargo, así como sus aspiraciones y metas y, por supuesto, sus finanzas personales.

FP le recomienda “Por qué es importante controlar la inflación”.

En esto, no es cuestión de tenerle miedo al tema ni de ponerse a criticar y estar molesto con “Raymundo y todo el mundo”. Simplemente es una situación a la que toca hacer frente, porque hace parte de un proceso económico del que usted no tiene control.

Actúe, no se queje

No es que se ponga a favor en contra de la situación. Es que la realidad se está dando y no sirve de nada que se la pase quejando. Y es que en los últimos 12 meses la inflación acumulada fue de 7,45% y el precio de los alimentos tuvo un incremento del 12,3%; situaciones que hacen que el dinero pierda su valor, es decir que alcance para comprar menos.

Por ejemplo, el Departamento Nacional de Estadística, DANE, identificó que los alimentos básicos con mayores incrementos durante el último año fueron: la cebolla, con un aumento del 69,92%; el tomate, con un 67,76%; hortalizas y legumbres secas, con un 55,6%, y el fríjol, con un 45,79%.

Vea también “Cómo hacen para medir el crecimiento de los precios”.

Bueno, Gobierno por su parte ya está estableciendo medidas para hacerle frente a esta situación, como la suspensión temporal de aranceles para algunos alimentos importados que componen la canasta familiar (para disminuir sus precios), es claro que los consumidores también deben adoptar prácticas de consumo responsable.

Rodrigo Nadal, gerente de Resuelve tu Deuda en Colombia, explica que “en este momento es muy importante ser prudentes y precavidos con el dinero, no se trata de dejar de gastar sino de comprar de manera inteligente para lograr que los ingresos cubran todas nuestras necesidades. Simplemente se debe tener una estrategia bien planeada y aferrarse a ella para cumplir los objetivos”.

Paso 1: Nada que hacer. Lo básico es lo básico. Tener un presupuesto es la mejor herramienta para organizar sus finanzas y el destino de su dinero. Tenga todo muy específico para saber cuánto gasta en qué: mercado, transporte, servicios, deudas, entre otros, y no olvide el dinero que destinará al ahorro.

Paso 2: Priorice, es decir, sea consciente con usted mismo que, aunque quiera darse un gusto, piense que ese dinero que va a gastar puede estarse empleando en algo mucho mejor, como la cuota de su tarjeta de crédito o el ahorro que tanto ha aplazado y que, para esta época, es lo más inteligente que puede hacer.

Quizás le interese “Las razones por las que este es el peor momento para endeudarse”.

Paso 3: una de las recomendaciones que hace Wise Bread, tener sus ahorros y mucho dinero en efectivo no es lo más conveniente en el momento ya que, con una inflación alta, éste tiende a perder más rápido su valor. Por eso, considere opciones como cuentas bancarias o CDT, que al menos le den un rendimiento que hagan que su dinero tenga el mismo poder de compra.

Paso 4: busque las distintas alternativas para gastar cada vez menos. Recuerde que las compras al por mayor pueden resultar muy útiles, así como hacer visitas a las plazas de mercado, ya que, según los expertos de Resuelve Tu Deuda, “los almacenes de cadena una parte del precio de alimentos y productos incluye la intermediación, los sueldos de los empleados que están presentes en el proceso de distribución del producto, entre otros rubros que no se pagan en una plaza de mercado. Esto marca una diferencia para su bolsillo y le permite estirar su dinero”.

Paso 5: Deshágase de sus deudas o, por lo menos, procure disminuir el monto que debe, lo más que pueda. Nadal recomienda que, “debido a la inestabilidad, se toman medidas para controlar la economía. Por ejemplo, el Banco de la República anunció recientemente un incremento de 0,25 puntos en la tasa de interés de referencia dejándola en 6,25%. Aunque esta decisión no afecta directamente a las personas, sí hace que el dinero sea más costoso, por esta razón evite adquirir nuevos créditos y si de verdad es necesario para usted, busque uno con tasa fija. Si cuenta con uno de tasa variable, intente pagarlo lo antes posible para que no aumente el valor de las cuotas”.

No se pierda “Cómo hacer para rendir el sueldo”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.