Lo que se debe y no se debe hacer frente a un inversionista

Cuando se necesite que alguien crea en su proyecto, se debe ser muy cauteloso a la hora de abordarlo. A continuación una guía de las mejores y peores cosas que puede hacer frente a su posible inversionista.

Cómo obtener, con éxito, financiamiento para su empresa. Cómo obtener, con éxito, financiamiento para su empresa.
A veces un proyecto no necesita ser vendido, a veces sí. Sin embargo, es importante aclarar que el comportamiento que se tenga frente a quienes puedan apostarle determina que se gane o se pierda un inversionista. Conozca entonces lo que según Paul Lee, experto en negocios, usted puede o no puede hacer en la reunión con quien podría darle el capital que necesita.

No lo haga:
Dinero a primera vista
Recuerde que por más interesado que se encuentre su inversionista, todos siempre necesitan tiempo para digerir su plan de negocios y estrategia. No puede esperar que un inversionista le entregue dinero o le dé un “si” en una sola reunión. Además se requiere tiempo para construir una relación y crear una confianza. Trate si le es posible de reunirse con inversionistas cuando no esté buscando capital. De este modo podrá pedir primero consejos y retroalimentación, mostrando así respeto y dándole a entender que busca sus habilidades y experiencia y no sólo un cheque.

Vender una mentira
Una cosa es resaltar algunos aspectos del negocio e incluso embellecer algunos otros, y otra completamente distinta es mentir acerca de temas esenciales, compromisos, relaciones, entre otras cosas. No mienta. Tarde o temprano, la verdad saldrá a la luz, y el riesgo puede ser peor de lo que se imagina, pues las palabras viajan rápidamente, sobre todo entre los inversionistas.

Imponer condiciones

A la hora de hablar sobre capital, trate de comprobarle a su inversionista por qué considera que requiere de un monto en particular. Básese en datos del mercado o explique un caso competencia. No amenace nunca, ya que al imponer condiciones cómo “no nos interesa una inversión por menos de…” podría desalentar la inversión y dañar el negocio.

Debe hacerlo:
Todo está en usted
La confianza en sí mismo, en su negocio y en su habilidad para ejecutarlo, son ingredientes que transmiten confianza en el proyecto. Esto, sin ser arrogante. Recuerde que debe demostrar que sabe algo que el resto de la gente aún no. Ese tipo de confianza es la más efectivo.

Seguimiento
Indique qué planea hacer y muéstrele al inversionista lo que va haciendo con el tiempo. Cuando continuamente le muestre la evolución del proyecto, es más probable que esté dispuesto a financiarlo.

Deje la puerta abierta

Si su inversionista decide no invertir, no cierre las puertas, pues no sabe si en un futuro se encuentre de nuevo con él. Mantenga el tono cordial, resaltando los frutos de su proyecto, pues si este se desarrolla adecuadamente podría financiarle una nueva etapa del mismo o quizá uno nuevo.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.