¿Qué hacer si se queda sin dinero mientras está viajando?

Es uno de los miedos más comunes que pueden tener las personas a la hora de hacer turismo. Y aunque puede generar preocupación y ansiedad, siempre hay una solución.

¿Qué hacer si se queda sin dinero mientras está viajando? ¿Qué hacer si se queda sin dinero mientras está viajando?
Esta puede ser la peor pesadilla de cualquier viajero ya que puede resultar bastante complicado intentar obtener dinero por préstamos o puede ser muy demorado mientras familiares en el país de origen le pueden brindar ayuda enviando dinero.

Pero más allá del estrés que puede llegar a causar y de la incertidumbre que genera, lo importante es tener calma y, en vez de “echarle leña al fuego”, tomar las medidas de acción necesarias para aliviar y salir rápidamente la situación. Tranquilo. El que llegue a vivir una situación de este tipo no significa que su viaje termine convirtiéndose en lo peor.

Recuerde que en el mundo hay muchas personas que viven siendo “mochileros” así que todo será cuestión de jugar las cartas adecuadas y poner la situación a su favor. Ahora, ya sea porque le sucedió dentro de su país o mientras viajaba al extranjero, siempre habrá una solución.

FP le recomienda leer “¿Cuándo y cómo empezar a ahorrar para las vacaciones?”.

Si es dentro de su país…

Para usted será mucho más fácil, primero, porque maneja el idioma y le será mucho más sencillo comunicarse con los habitantes del lugar en el que esté. Segundo, porque podrá buscar alternativas para acceder a su cuenta bancaria o para que su familia o amigos cercanos puedan hacer una transferencia de dinero.

En el caso de que no tenga un fácil acceso a una entidad bancaria, recuerde que siempre podrá encontrarse con la generosidad de las personas y hacer pequeños trueques de ofrecerse para trabajar en el lugar a cambio de hospedaje o quizá vender algunas de sus pertenencias, con el fin de conseguir los recursos hasta desplazarse a un sitio donde tenga acceso a su banco o a cómo obtener una financiación.

Si es fuera del país…

Opción uno

Aunque la situación puede verse un poco más complicada, también hay alternativas. Quizás la primera y más evidente es la de conseguir dinero haciendo algún tipo de trabajo a cambio de dinero en efectivo o ya sea por hospedaje o alimentación. Para ello, debe ser perspicaz y buscar el sitio adecuado en el que lo pueda hacer, es decir, procure buscar opciones sencillas en las que crea que puede ofrecer su ayuda.

Incluso, en el extranjero, una de las ventajas es que usted puede tener el dominio de un idioma que muchas personas allí no; por lo que o bien puede dictar algunas clases a cambio de dinero o simplemente servir como guía para otros turistas que puedan necesitar la orientación en su respectivo idioma.

Según el sitio web especializado en viajes “Leave your daily hell”, en este punto no puede ponerse con exigencias de ningún tipo: toda labor que le puedan ofrecer, siempre deberá ser bienvenida, al menos hasta que consiga los recursos necesarios para devolverse.

Pero también debe cuidarse al respecto con la legislación de cada país pues, de no contar con los permisos respectivos o si precisa de un trabajo mucho más formal para obtener una mejor remuneración, puede llegar a tener problemas con las entidades correspondientes de cada nación.

Lea también “Los 7 secretos que no le han dicho para viajes internacionales”.

Opción dos

Busque la forma de obtener una transferencia de dinero desde el extranjero, que algún familiar o amigo le puedan brindar. Si tiene la opción de ir al consulado de su país, encontrará una opción sencilla y viable, aunque posiblemente un poco costosa; pero encontrará la información más asequible y con una asesoría ideal.

Pero si es complicado y no puede contar con esa opción, tendrá que informarse en los bancos del lugar donde esté, así como algunas comisionistas de bolsa o empresas encargadas de giros de dinero, con quienes podrá encontrar las opciones y saber los costos de la transacción para comunicarse con sus familiares y hacer todo el proceso.

Pero si definitivamente no cuenta con opciones para obtener más dinero de alguien que pueda enviarle desde su país origen, debe considerar la opción de repatriación con el consulado de su nación, para verificar las opciones posibles, al respecto. Lo más seguro es que usted deba garantizar que, una vez regrese, puede pagar los costos del viaje.

Opción tres

Una sencilla y que quizás puede tener un valor sentimental para usted: vender sus propias cosas con las que ha logrado viajar. Aquí, los aparatos electrónicos pueden ser los más apetecidos y por los que más dinero puede obtener. Eso sí, no espere que le vayan a pagar el valor de mercado por el que podría venderlo por internet en alguna tienda. Aquí debe sacar sus dotes de vendedor y demostrar por qué está cobrando por ese aparato.

Las tiendas de empeño también pueden ser una buena alternativa, pero en algunas ciudades o lugares del mundo pueden tener un proceso muy distinto al de su país de origen, donde sea más complicado vender.

Lea también “¿Cómo sacar y cuánto cuesta el nuevo pasaporte electrónico?”.

Opción cuatro

Quizás la alternativa más evidente y sencilla, pero a la vez, la que más costosa le puede resultar: el uso de la tarjeta de crédito. La web de Viajar sin Destino señala que este es el plan principal que nunca debería fallar y que puede usar teniendo las respectivas precauciones de seguridad, ya sea porque haga un avance en dinero en efectivo o porque haga directamente una compra.

Para ello, recuerde que puede incurrir en cargos correspondientes al cambio de moneda y que pueden triplicar el valor de sus transacciones, sumado a la tasa de interés que se cobra.

¿Cómo evitarlo?

Finalmente la primera alternativa de qué hacer si se queda sin dinero mientras viaja, es evitar que esto suceda. Para ello, Airtreks sugiere:

1. No usar demasiados las tarjetas de crédito, por las comisiones que generan las transacciones en cajeros automáticos
2. No hacer demasiados cambios de moneda
3. Subestimar las propinas que deja en los lugares a los que va
4. Excursiones extravagantes
5. El exceso de compra de regalos
6. Beber demasiado
7. Comer demasiado
8. No restringir sus gastos: y preferir gastar en coger taxi que en usar el transporte público.
9. Alojarse en un hotel distinto cada noche: sin considerar opciones más económicas
10. Gastar dinero mientras hace voluntariado
11. Compre o adquiera un seguro: aunque resulte un poco costoso, lo podrá sacar de estos apuros.

También “Lo que no le han dicho si piensa viajar a algún país de la zona Schengen”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.