Lo que debe hacer si prestó dinero y ahora no le quieren pagar

Suele ser común que entre amigos o familiares se realicen préstamos de dinero y entre ambos pacten cuándo se hará el pago. Pero si pasa el tiempo y no hay pago, ¿qué puede hacer?

123RF 123RF

Cuando las personas no quieren tener deudas con alguna entidad financiera ya sea por los altos intereses o porque están reportados a las centrales de riesgo, buscan tener una alternativa de conseguir el dinero que necesitan con amigos o familiares.

Una vez explican la situación, para qué quieren el dinero y cuándo podrían pagarlo, la persona accede a prestar el dinero y, en algunas ocasiones, establece unas condiciones como la firma de una letra de cambio o algún documento en el que se registre el préstamo.

Pero muy seguramente la mayoría de veces no sucede así. Ya sea por cuestiones de confianza o por miedo a juzgar a la persona, no se hace ningún registro de este proceso.

FP le recomienda leer “Prestar dinero a un familiar, ¿hacerlo o no hacerlo?”.

Lo peor viene cuando pasa el tiempo y la deuda no es cancelada. Entonces la situación empieza a tornarse incómoda porque hay una relación (de amistad o familiar) en medio y no quiere dañarla. Pero usted necesita el dinero. ¿Qué hacer?

Cuando tiene pruebas

“Una persona prevenida vale por dos”, reza el dicho. Y en este caso, es muy valioso que quien facilita el dinero, tenga esta característica. Por ejemplo, pudo haber hecho una “letra de cambio”, que es un documento en el que se registra que se hizo un préstamo y que establece una fecha de pago límite.

En caso de que no reciba el pago después de la fecha acordada, puede proceder a tomar acciones legales para que un juez exija que se cumpla esa obligación y en caso de no cumplirse, se puede llegar a rematar los bienes de quien no cumplió con la deuda.

De acuerdo con información de LegalApp, la herramienta del Ministerio de Justicia para que los ciudadanos resuelvan dudas jurídicas o de temas de justicia, lo primero que deberá hacer es presentar una demanda.

Para hacer ese trámite necesitará de un abogado que le pueda hacer acompañamiento y asesoría, si el monto de dinero supera los 40 SMLMV ($25.774.000, al 2015). En la demanda, debe escribir todos los datos suyos y de la persona que le debe dinero, así como los de su abogado. Debe contar lo sucedido, estableciendo la cantidad de dinero exacta que fue prestada, la fecha y las circunstancias en las que debía ser pagado.

Cuando pida que la deuda deba ser pagada, establezca cuánto debe ser pago y si hay o no intereses. Además, deberá anexar la letra de cambio o el documento en el que se sustente que usted hizo el préstamo del dinero.

Esto deberá llevarlo al juez civil del lugar donde vive la persona a la que le prestó el dinero. Si las condiciones se cumplen y todo está correcto, el juez obligará a la persona a que le pague en un tiempo determinado. Y en caso de que no pague, se seguirá con el proceso.

Le sugerimos leer también “Los riesgos de pedir dinero al “gota a gota””.

¿Y si no tiene pruebas?

Este puede ser un caso muy común entre los colombianos. Lo primero que sugiere LegalApp es realizar lo que se conoce como un “proceso monitorio”, que le permite reclamar deudas cuando no tiene cómo comprobarlas. Pero también puede hacerlo a través de un proceso ordinario. Sin embargo, este tipo de procesos deben cumplir unos requisitos:

1. Que la obligación provenga de un contrato (no importa si es verbal)
2. Que la obligación sea determinada, es decir, debe haber una claridad a lo que el supuesto deudor se comprometió.
3. Que sea exigible (de una actividad legal).
4. Que sea de mínima cuantía: menor a 40 SMLMV ($25.774.000, al 2015).

Al igual que en el caso anterior, deberá presentar una demanda “ante el juzgado civil municipal o el juez de pequeñas causas del domicilio del deudor o del lugar de cumplimiento de las obligaciones”, señala LegalApp.

En la demanda, la persona deberá escribir tanto sus datos como los de la persona que acusa que no ha pagado. Luego, deberá describir específicamente las circunstancias y los hechos como sucedieron cuando se pactó el préstamo: cantidades exactas, fechas, si la persona se niega o “no aparece” y diciendo que no tiene cómo comprobar ese préstamo.

También debe señalar que el pago de esa deuda no depende de alguna actividad “a realizar por parte del solicitante. Por ejemplo, para el pago de la deuda no se requería previamente de alguna conducta o actividad por parte de Ernesto”, explica la herramienta del Ministerio.

Si cuenta con personas que fueron testigo, puede adjuntar la declaración de ellas. O si no tiene ninguna otra prueba, deberá manifestarlo todo bajo “gravedad de juramento”.

Una vez el juez considere que la demanda cumple con los requisitos, obligará a la persona a que diga por qué no ha hecho el pago de la deuda y si la persona no se pronuncia, se ordenará directamente que se haga el pago. Incluso, se puede llegar a proceder a embargar o rematar las propiedades de esa persona.

Pero si la persona dice por qué no ha pagado la deuda, el juez realizará un nuevo trámite para establecer las condiciones.

Le puede interesar leer “El gran riesgo de ser fiador”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.