Las 6 reglas de dinero que no siempre debería seguir

Cuando se trata de temas financieros pareciera que son más los “qué no hacer” sobre los que sí debería. Pero en ocasiones, tampoco es conveniente mantenerse tan apegado a algunas de esas reglas de las que tanto le aconsejan.

ahorro, dinero, romper, regla ahorro, dinero, romper, regla
Desde niños, son muchas las enseñanzas que tanto familiares, como profesores o amigos nos hacen en relación con el manejo del dinero. Por ejemplo, conceptos como que el “ahorro es bueno” y que “las deudas son malas”, empiezan a quedarse como parte del chip financiero que tenemos en la cabeza.

Y así, con el paso del tiempo, se acumulan más pensamientos de cómo comportarse con el dinero, dependiendo de experiencias personales y de los consejos que recibimos de otras personas, muchas veces, también por sus experiencias.

Pero –yendo al grano- no todas siempre se deben aplicar, ni tener presente en todos los momentos de la vida, ni son 100% aplicables a todo. Así, aquí le brindamos una pequeña guía al respecto para que sepa discernir mejor cuándo es conveniente y cuándo no.

• Hipoteca con tasas bajas

Quizás uno de los más comunes cuando está buscando la forma de comprar su vivienda propia. Y en parte es evidente, porque esto implica que con una tasa de interés menor, es menos lo que tendrá que pagar por el préstamo.

Pero de acuerdo con un artículo de Wall Street Journal, lo mejor es buscar una tasa más alta, porque aunque implique pagar más, también significa que el pago de la cuota inicial sea mayor y, por lo tanto la deuda puede reducirse un poco. Además, esto también está relacionado con la inestabilidad que en ocasiones puede verse en el mercado inmobiliario.

• Abstenerse de usar tarjetas de crédito

No puede ser tan útil, después de todo, porque cuando usted la requiera en una emergencia y no la ha usado durante mucho tiempo, puede llegar a presentar problemas. Y quizá otro de los factores importantes al respecto es que usarla y manejarla adecuadamente le puede ayudar a generar una buena historia crediticia.

Lea también “Cinco productos y servicios en los que nunca, nunca, debe pagar con su tarjeta de crédito”.

• Ahorrar el 10% de su sueldo

El consejo dice que es “lo mínimo” y así es. Pero las cosas pueden ser mucho mejores si cambia esa cifra por un número un poco más alto. Quizás como inicio para sus hábitos financieros esto puede ser bueno, pero a medida que incrementa su sueldo también debería incrementar la cantidad de dinero que considere ahorrar, según sugiere Money Military.

• Pague primero todas sus deudas antes de ahorrar

Esta puede ser una regla contradictoria con la del ahorro porque, aunque lo ideal es que usted esté con todos sus saldos pagos, tampoco es bueno que no tenga ningún tipo de respaldo económico para usar si llega a suceder alguna emergencia.

Lo ideal, entonces, es que pueda disminuir la cuota de su ahorro –ojalá no más del 5%- para usar ese dinero y salir de sus deudas rápidamente y, una vez las salde, procure “apretarse un poco más el cinturón”, para hacer que su ahorro sea más alto.

FP le sugiere leer “Cambios que debe hacer en su vida si realmente quiere (y necesita) ahorrar”.

• No gaste dinero en cosas banales

Claro y parece totalmente coherente. Pero esto puede aplicarse como una regla irrefutable para aquellos que son compradores compulsivos y que no saben controlar su dinero. Si usted considera que puede “darse mañas” para darse gustos sin afectar su presupuesto, no tenga miedo en hacerlo.

Los expertos de CheatSheet explican que a veces esos gastos pueden valer la pena si le traen una alta satisfacción personal así que más por objetos, esto puede funcionar para experiencias (como viajes). La publicación cita a la sicóloga Maggie Baker “si jamás gasta su dinero, se va a sentir frustrado y derrotado y pensará: 'Esto no es divertido”.

Lea también “El dinero sí compra la felicidad”.

• Comprar es mejor que arrendar

“Con ese arriendo tan alto, debería estar pagando mejor la cuota del apartamento” ¿le suena? Y puede ser así, pero lo que sucede es que en ocasiones, con un mercado tan variable y con los altos precios y los impuestos parece que ya no resulta un negocio tan rentable.

Entonces, debe considerar primero si realmente puede valer la pena o mejor se da un tiempo más para ir ahorrando para la cuota inicial y a futuro esperar que las condiciones sean mejores para que la inversión valga la pena.

Quizás también le interese “¿Es posible pagar la hipoteca en la mitad del tiempo?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.