Reino Unido “partió cobijas”, ¿usted también debería?

Uno de los casos más sonados en el momento es la salida del Reino Unido de la Unión Europea, Brexit. Pero, más allá de eso, ¿cómo podría darse una situación de estas en su vida cotidiana? FP le explica.

Reino Unido “partió cobijas”, ¿usted también debería? Reino Unido “partió cobijas”, ¿usted también debería?

A nivel mundial la noticia más importante es de cómo el Reino Unido decidió dejar la Unión Europea, una comunidad creada con el fin de integrar los países que pertenecen a ella. Este fenómeno, más conocido como “brexit” (una abreviatura de dos palabras en inglés: Britain, Gran Bretaña y “exit”, salida), es algo que se dio por unas condiciones más políticas y económicas, que cualquier otra cosa.

FP le recomienda “Las cinco cosas más costosas cuando decide independizarse”.

En sí, como explica BBC Mundo, todo esto se trató de un referendo en el que las personas debían responder si querían permanecer o no dentro de ese exclusivo grupo. Pero con un total de 17.410.742, los británicos prefirieron salirse. En sí, esto tiene unos grandes efectos para la zona europea, sus países y sus aliados, con unas consecuencias especialmente económicas y políticas.

Pero para no complicarle la vida, lo único que queremos explicarle de este asunto es que, entre las razones que llevaron a esta decisión está el hecho de que los británicos consideran que pueden crecer mucho más estando solos que “(mal) acompañados”, porque consideran que aportan más de lo que reciben de otros países; así como lograr una independencia, recuperar sus fronteras y reducir los extranjeros que buscan trabajo allí.

En tanto, entre las razones para quedarse, se sustentaba que a Reino Unido le convenía más quedarse por las ventajas y beneficios a la hora de vender los bienes y servicios que producen, así como la llegada de inmigrantes hacía que su economía se fortaleciera más, aportando en temas de impuestos.

Y con todo este cuento, ¿cómo se puede ver una situación de estas en la vida “común y corriente” de cualquier persona? Pues bien, FP quiere explicarle que a usted también le puede pasar algo similar, así que aprenda a identificar qué hacer, si es su caso.

Lea “Lo que la gente exitosa ya ha logrado a los 30 con el dinero”.

“Me puede pasar a mí”

Aunque todo esto se vea en términos económicos aquí vamos a explicarle cómo usted puede ser el Reino Unido ya sea en su familia o en su trabajo. Como lo explica el experto financiero, Jorge Saza, se trata de considerar si usted tiene o no una situación en la que le convenga más estar en grupo o independizarse.

El caso del Brexit se reduce a si es conveniente o no seguir con las personas con las que usted actualmente está, especialmente a nivel político o financiero. Entonces, este puede resultar el caso de una familia “recostada” y que solamente se queda esperando a que uno de sus miembros sea el que crezca económicamente o el que progrese. Pero esto también puede estar reflejado en su trabajo o en su estudio, cuando las personas se aprovechan de que usted es el “pilo” para que sea usted el que genere ese impulso de seguir adelante.

Quizás le interese “Los verdaderos problemas financieros de ser soltero”.

“Esto tiene que ver sobre todo con el nivel de la independencia que usted tiene con respecto a las personas con las que convive. Si piensa que estar en el grupo le sale más costoso que si usted está solo, entonces debería actuar como el “Inglaterra” de la familia”, señala Saza.

Esto es que si usted siente que está estancado en su familia, con sus roomates o dentro de su grupo de colegas o amigos; así como si es el que más aporta y realmente esto no le trae beneficios, puede ser más conveniente quedarse por su propia cuenta, que esperando a que los demás valoren lo que usted es.

Como ejemplo, podemos tener que sea usted el que mayor carga financiera tenga de la familia, sin mayor retribución por ello, o que sea el que quiere progresar, invertir, pero siempre encuentra una excusa que le impide hacerlo, de parte de los que están a su lado.

Al estilo de reino Unido, salirse del grupo puede verse como una actitud un poco “nacionalista”, en la que pareciera que lo único que le interesa es el interés propio y seguir adelante bajo sus propias condiciones. El problema con esta situación es que, como hemos visto en situaciones anteriores al estilo de Grecia, estar en un grupo puede llegar a representar altos riesgos, especialmente económicos. No en vano, Reino Unido aún conserva la libra esterlina como su moneda.

El ‘pero’

Y aunque considerar que puede avanzar mucho más por su propia cuenta que cuando está acompañado, hay unos riesgos inherentes a este tipo de situaciones que pueden llegar a tener unas consecuencias más graves de las que consideraría inicialmente.

Al respecto, quienes ya han vivido la experiencia, saben que independizarse no es nada fácil y mucho menos, económico. En sí, este es un tema que aún falta ver en el caso Brexit, pero si se trata de su vida personal y decide dejar a su familia, sus roomates o su grupo social, deberá considerar muy bien ese tipo de consecuencias que esto le traerá.

Esto también implica considerar “las consecuencias que le va a traer no va a participar en las decisiones económicas, financieras y grupales”, señala Saza.

Quizás le interese “¿Por qué no hay nada como el ‘hotel mamá’?”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.