No hay que ser inteligente para ser rico

Uno de los principales mitos es considerar que todas aquellas personas que han logrado acumular una riqueza importante, es porque tienen altos coeficientes intelectuales. Pero no siempre es cierto.

Ingimage Ingimage

Aunque muchos consideran que “el dinero no lo es todo en la vida”, sin duda alguna contar con él, en cantidades, facilita mucho las cosas en el día a día. Ya hemos hablado también de la teoría de cómo el dinero sí puede comprar la felicidad, pero también de los factores que evitan que una persona pueda volverse millonaria.

Ahora, analizando la teoría de qué tanto puede importar el coeficiente intelectual de una persona para “determinar” su potencial para convertirse en alguien con mucho dinero. Al respecto, se han hecho varias investigaciones: una de ellas es de Jay L. Zagorsky; quien estableció que al aumentar algunos puntos en el coeficiente, se puede llegar a tener un mejor ingreso pero, en cuanto al manejo del dinero (relación con las deudas) no siempre suele suceder así.

"El éxito financiero para la mayoría de la gente significa más que los ingresos. Hay que construir riqueza para ayudar a amortiguar las tormentas de la vida y prepararse para la jubilación. Además, no debería tener que preocuparse de estar cerca o más allá de sus límites financieros”, dijo Zagorsky en Research News de la Universidad de Ohio.

El tema es que, efectivamente, una persona inteligente tendrá más altas probabilidades de recibir un mejor sueldo y obtener un muy buen puesto de trabajo, por el desarrollo de sus habilidades y la forma en la que puede llegar a afrontar retos en su cotidianidad y profesión. Pero esto no significa que, necesariamente, vaya a ser rico.

Pero el mismo estudio determinó cómo la correcta administración del dinero no necesariamente tiene que ver con el puntaje intelectual que cada persona tenga: incluso, las personas con un nivel promedio pueden llegar a hacer un mejor manejo de sus deudas e ingresos, que aquellos que son más inteligentes, casi igual que aquellos con bajo nivel.

Desde otra perspectiva, para Robert Herjavec, fundador de Herjavec Group, la clave para ser rico puede provenir de otra cualidad –según lo señaló en Inc.-: no tiene que haber nacido como una persona curiosa, extrovertida, es algo que puede enseñarse a sí mismo. Pero la principal característica que destaca es el ser adaptable y entender que cuando se prueba algo y no funciona o genera daños, no se debe volver a cometer; porque es de los errores de lo que realmente se aprende.

El camino

Aunque muchas de las prácticas que tienen grandes millonarios pueden adaptarse al estilo de vida de una persona “común y corriente”, lo cierto es que cada persona tiene una forma de llevar sus gastos muy distintas a los demás y, según determine sus prioridades. Pero recuerde que la base para “ser rico” siempre será la misma: tener un presupuesto, ahorrar e invertir.

El mismo investigador Zagorsky sugirió en ABC News sugirió que la base para ser un buen administrador es, precisamente, el ahorro, sin importar el nivel de sus ingresos y, para ello, necesita saber su panorama actual: cómo está, porque realmente muchas personas son desorganizadas con su vida financiera y el dinero les puede llegar a alcanzar más de lo que creen.

Luego de esto, busque la forma de ahorrar y, cuando tenga un monto suficiente, proceda a invertir. Todo se basará en la estrategia que usted aplique y lo consciente que llegue a ser de su situación para vivir dentro de sus medios.

Lo curioso

Sabiendo esto, quedaría la duda de cuáles pueden llegar a ser esas características que una persona tenga tendencia a ser millonario más que otras. Y aunque no siempre califica en todo, las siguientes condiciones que plantea Business Insider, pueden ayudarle a tener una perspectiva:

  1. Los hombres y mujeres atractivos ganan 9% y 4% más, respectivamente, que aquellos que se consideran “poco atractivos”.
  2. Las personas que fueron populares en la escuela ganan un 10%.
  3. Por cada 6 cm que las mujeres o los hombres sean más altos que el promedio, pueden ganar desde 5% y 4% más que los demás, respectivamente.
  4. Las personas que les gusta beber tienden a ganar entre 10% y 14% más que aquellos que no.
  5. Las mujeres rubias pueden llegar a ganar hasta 2% más que aquellas que no lo son.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.