¿Cuáles son los seguros para vivienda y qué cubren?

Tener una vivienda cuesta bastante tiempo y dinero, por eso, es tan importante que usted proteja su patrimonio ante cualquier eventualidad, pero antes es necesario que esté informado sobre los productos que adquiere. Aquí le contamos.

123RF 123RF

Si ya cuenta con una casa propia o si está en proceso para adquirir una vivienda nueva esta información le interesa, pues no solo las deudas de un crédito hipotecario, la mora de un préstamo o el embargo de su propiedad se le pueden convertir en un dolor de cabeza.

Así como usted constantemente está expuesto a riesgos en la calle o en su trabajo, también sus inmuebles pueden sufrir una emergencia en el momento menos inesperado, eventualidades como la rotura de una tubería, hurto, pérdida de ingresos por arrendamiento o inundación se les puede hacer frente con una póliza o seguro de los que aquí le vamos a mencionar.

Si usted ya ha hecho trámites para adquirir un crédito hipotecario debe conocer algunos de los seguros pues son obligatorios de adquirir como garantía de préstamo. El problema es que las personas no son conscientes de lo útil que son estos seguros para proteger su patrimonio y en cuanto terminan de pagar su préstamo no siguen con el seguro para mitigar futuros riesgos.

Mire estos son los Subsidios para viviendas que no son de interés social  

Lo que no saben es que los seguros protegen la estabilidad económica que debe afrontar una familia ante un siniestro. La mejor manera de saber por qué es importante tener un seguro es preguntarse qué pasaría en caso de afectación de la vivienda o si acaso falleciera uno de los deudores de un crédito hipotecario.

Sabemos que es difícil imaginarse los desastres, sin embargo, es preferible estar preparado que perderlo todo en el momento que ocurra cualquier inconveniente. Es más, no estamos lejos de consecuencias devastadoras que han afectado al país como la tragedia de Armero a causa de la erupción del volcán Nevado del Ruiz en 1985, el colapso del edificio Space en Medellín, en Mocoa por el desborde de los tres ríos Mocoa, Mulato y Sancoyaco en abril de 2017 y un caso más, pero en otro país que en los últimos días ha sido noticia: el huracán Harvey en Houston que ha dejado varios desastres entre ellos la muerte de 31 personas.

Y es que, según datos de Fasecolda, los siniestros pagados a junio de 2017 cubrieron $156  millones en vidrios, $31.281 millones en sustracción, $41.769 millones en hogar, $203.161 millones en incendio. Además, al cierre de 2016  aproximadamente 1.036.000 viviendas contaban con un seguro hipotecario, entre el 7 y el 10% de las edificaciones contaban con un seguro voluntario de hogar y cerca de $880.000 millones fue el monto por el que las compañías de seguros respondieron, incluyendo los daños por el incendio en la hidroeléctrica de Guatapé.

Antes de contarle cuáles son los seguros que puede adquirir atados o no al crédito hipotecario, es importante que sepa que el estado no regula bajo algún decreto o ley que sea obligatorio tomar una póliza junto con el crédito de vivienda, sin embargo, la Asobancaria, explica que “los seguros funcionan como una garantía para el banco, pues ellos deben asegurarse de que el crédito será pagado por el solicitante, a pesar de las posibles circunstancias inesperadas que pudieran surgir. Dicho lo anterior, y como regla general, exigir o no un seguro, para otorgar un crédito, dependerá de las políticas y necesidades de la entidad financiera”.

Quizá le interese: ¿En dónde le ofrecen la mejor tasa para crédito de vivienda?

Así las cosas los seguros que usted debe adquirir o a los que puede acceder son los siguientes:

1. Seguro hipotecario: es el seguro que exigen los bancos cuando se compra una vivienda nueva y se respalda con un crédito hipotecario. Brinda cobertura por daños ocasionados por incendio y terremoto.

  • Seguro de vida: si por cualquier motivo o circunstancia, usted, en calidad de deudor, fallece, o sufre alguna incapacidad total y permanente el seguro cubre el saldo de la deuda que tenga al momento del siniestro. Sin embargo, es importante que tenga en cuenta que el valor del seguro depende de la edad de la persona asegurada y el monto asegurado, así que entre más alta sea la edad y la cantidad protegida, más costoso será el seguro.
  • Seguro de incendio y terremoto: este seguro ampara las pérdidas y daños materiales que sufra el inmueble de forma accidental, súbita e imprevista como consecuencia directa de los riesgos amparados.  

2. Seguro de hogar: según Fasecolda, este es uno de los productos más versátiles que ofrece el sector asegurador para proteger la vivienda y sus contenidos contra una amplia variedad de riesgos. Puede conseguir desde las coberturas básicas, como incendio y terremoto, hasta coberturas de responsabilidad civil, por los daños que la mascota pueda generar a terceros y coberturas de hurto de los aparatos electrónicos, pasando por servicios de asistencia como cerrajería, electricidad, plomería, entre otros.

Además, cobija los perjuicios por inundación, explosión, corriente débil, caída de aeronaves, sustracción, robo de joyas y obras de arte. Incluye la póliza de Responsabilidad Civil para los daños que se le pueden ocasionar a terceros, gastos médicos y vidrios y tejas rotos.

3. Seguro de bienes comunes: el seguro de copropiedades es de obligatoria adquisición y ampara los bienes de propiedad común de los inmuebles bajo el régimen de propiedad horizontal, con las coberturas de incendio y terremoto.

Los costos de los seguros

Guillermo Gaviria Sanín, gerente suscriptor de seguros de vida, explica que los seguros que van atados al crédito de vivienda se pagan mensualmente durante el tiempo en vigencia del préstamo. Y afirma que aunque el costo de los mismos puede variar según las características del préstamo, el valor promedio anual de los créditos protegidos  seguros de vida) están aproximadamente en $500.000.

Mientras que Fasecolda pone como ejemplo de una vivienda asegurada en $40 millones que podría pagar primas mensuales, desde $4.000. Sin embargo, la agremiación de aseguradores afirma que cada compañía fija los costos, según las coberturas contratadas, el valor del aseguramiento, la ubicación de la vivienda y sus características.

Finalmente, Gaviria recomienda que antes de adquirir el seguro atado al crédito hipotecario, usted debe averiguar cuánto le cuesta el aporte con dicha entidad y comparar si le sale más económico tomarlo con otra entidad, así lograría optimizar las cuotas mensuales para ahorrar una buena cantidad de dinero, ya que no es obligatorio que usted adquiera el seguro con la misma entidad que tomó el préstamo.

Es más, si usted quiere hacer un aproximado del valor de la cuota que al final tendrá que pagar, le aconsejamos que ingrese a la página web de la entidad financiera y ubique los simuladores de crédito de vivienda o sino también puede pedir información sobre la tasa de interés y el costo del seguro y hacer los cálculos usted mismo.

Tal vez le interese : ¿Por qué se debe fijar en una fiducia antes de comprar vivienda?

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.