Si gana “poquito”, asegúrese con “poquito”

Una de “las malas mañas” que tienen los colombianos es no prever los problemas que pueden ocurrir en el futuro. Por eso, asegurarse es una de las mejores decisiones que puede tomar para ahorrar dinero y protegerse a sí mismo y a su familia.

Flickr Vincent Diamante Flickr Vincent Diamante
Entre las características que identifican a los colombianos y que los diferencian, culturalmente, de otros países, está la alta importancia que le dan al vivir el día a día y quizás, por eso mismo, se preocupan en lograr superar lo que sucede a diario, sin pensar en el mañana, la gran mayoría de veces.

Entonces, rara vez se considera que pueden ocurrir situaciones no deseables que pueden afectar su estabilidad económica, su familia o su patrimonio (como la vivienda u otras propiedades que tenga) y es por eso mismo que la cultura sobre seguros es muy baja en relación con otros países de Latinoamérica: corresponde solamente al 2,7% del PIB, lo que equivale a que una persona invierta en seguros al año cerca de $400 mil. Mientras, el promedio del resto de países está por encima del 3,2%.

El tema es que el dolor de cabeza viene una vez ocurren los desastres: cuando tiene un accidente de vehículos y no cuenta con un seguro, cuando ocurre un desastre natural y su vivienda no estaba protegida o quizás cuando fallece un familiar y no tiene cómo cubrir los gastos. Así que los seguros pueden ser una ayuda conveniente que se debe considerar si se piensa en el futuro.

De acuerdo con un informe de la Superintendencia Financiera de Colombia, sobre inclusión financiera, hay varios factores que desincentivan el uso de los seguros: como el desconocimiento del producto y sus beneficios así como un alto valor de la prima.

FP le recomienda leer “Los mitos por los que la gente no prevé el futuro”.

Pero Alejandra Díaz Agudelo, directora de la cámara Responsabilidad Social Empresarial, Microseguros y Seguro Agro de Fasecolda (Federación de Aseguradores Colombianos), explica que una encuesta mensual de microseguros elaborada por esta entidad, señala que las primas promedio en un microseguro de vida o de accidentes personales alcanzan los $4.000 mensuales y los $7.000 en un seguro para proteger el hogar, el costo de dos a cuatro cervezas.

“Es importante aclarar que el costo de un seguro es considerablemente menor comparado con el beneficio que se recibe a la hora de responder por un siniestro. Recordemos que el riesgo se dispersa entre muchos, y compartirlo permite diversificar el riesgo y compartir en pequeñas proporciones el costo” dice la experta.

Los microseguros

Si usted efectivamente no tiene un alto salario, pero realmente está interesado en protegerse con respecto a lo que pueda suceder en el futuro, puede acceder a los “microseguros”, que son “una herramienta que está a disposición de los hogares de bajos ingresos y las microempresas, para protegerlos ante situaciones que afecten su patrimonio y su bienestar”, señala Fasecolda.

Rolf-Dieter Krahmer, gerente general de Munich RE Colombia señala que “este tipo de mercado tiene una alta vulnerabilidad y los seguros se están convirtiendo en un producto muy atractivo para ellos, porque les permite transmitir el riesgo y sentirse menos afectados por la ocurrencia de una pérdida o de un daño”.

Este producto se diferencia del seguro tradicional en que su costo es menor, se utilizan otros canales de distribución y cubre riesgos específicos de este tipo de población. Además, existen para cubrir diferentes eventos:

• Vida (la mayoría se emiten junto con microcréditos)
• Desempleo
• Exequiales
• Accidentes personales
• Riesgos profesionales
• Hogar
• Eventos naturales

Le puede interesar también “Los accidentes en el trabajo, ¿quién los asume?”.

Utilidad y costo

Según Rolf-Dieter Krahmer, el microseguro es muy útil en Colombia por varios motivos:

- Las personas de bajos recursos tienen poca capacidad económica para responder a eventos adversos y al estar asegurados, el impacto del riesgo es menor

- Permite un mejor manejo del riesgo y evita la deuda: al enfrentarse a una enfermedad, la gente tiende a pedir dinero prestado a altas tasas, sin embargo, con el seguro, la gente no tiene que recurrir a estos préstamos, porque la enfermedad está cubierta por el seguro.

- Estimulan la acumulación de activos: por ejemplo, a través de un seguro de vida de largo plazo, se genera ahorro

“El precio del microseguro varía dependiendo de la exposición del riesgo, sin embargo se consiguen seguros a partir de $2.000, incluso, cuando se accede en un paquete, puede ser incluso menor el precio” explica el experto de Munich RE Colombia.

Al respecto, Fasecolda también hace una recomendación: “El precio de un microseguro es variable y depende de la compañía que lo ofrezca, así como de las coberturas, las exclusiones incluidas y los valores asegurados. Se recomienda que cada cliente se informe sobre cuáles son las coberturas de su póliza, así como de sus exclusiones (aquello que el seguro no cubre) y deducibles”.

¿Dónde conseguirlo?

Este tipo de seguros son de fácil acceso y, por lo tanto, puede encontrarlos en distintos sitios, de fácil acceso para las personas: desde las empresas de servicios públicos, los bancos, así como tiendas y almacenes, etc.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.