Siete tips para comprar o arriendar vivienda por internet

Cada vez son más las facilidades que brinda internet al momento de buscar vivienda: conocer las condiciones, ver las fotografías y hasta poder hacer recorridos por videos. Pero de no tener ciertas precauciones, puede vivir una mala experiencia.

Siete tips para comprar o arriendar vivienda por internet Siete tips para comprar o arriendar vivienda por internet
Facilidad, comodidad y rapidez, así como la posibilidad de acceder a una gran variedad de ofertas; son las ventajas que brinda internet a cualquiera que esté buscando comprar o tomar en arriendo un inmueble.

Es por eso mismo que las plataformas online cada vez son más abundantes y usadas por quienes quieren ofrecer las casas y/o apartamentos, usando las distintas opciones de imágenes o de contacto.
“Los portales inmobiliarios especializados son los grandes aliados de las inmobiliarias y los usuarios que venden sus inmuebles porque conectan a los clientes directamente con las propiedades a través de la red”, indicó Marcelino Herrera Vegas, gerente general de MercadoLibre Colombia, que maneja el sitio web Tuinmueble.com.co.

Le puede interesar: "Comprar o arrendar vivienda: he ahí el dilema".

Lo ideal es que el proceso de buscar o comprar apartamento o casa no resulte tedioso ni complicado, así que, para evitarse dolores de cabeza, tenga en cuenta las siguientes recomendaciones:

1. Portales especializados: Lo importante es verificar la legalidad y el reconocimiento que tenga para que no sea objeto de engaños.

Empiece por visitar páginas web especializadas con trayectoria en el mercado de vivienda. Existen varios portales certificados que ofrecen un amplio catálogo de opciones y la posibilidad de utilizar diferentes filtros para encontrar esa propiedad que usted busca.

2. Experiencias de usuarios: Puede ser una buena referencia buscar testimonios, comentarios y reseñas de usuarios que hayan tenido un contacto directo con el mismo portal y que relaten sus experiencias en redes sociales para conocer la reputación y el prestigio del servicio de la empresa. Asimismo, compare el valor del inmueble con otros similares en el sector de su interés.

3. Exija información: para eso puede llamar a los teléfonos de contacto o completar los formularios que la mayoría de las páginas dispone para hacer preguntas al arrendador. Asegúrese de tener claras todas las características del inmueble como localización geográfica, el tamaño (metros cuadrados), antigüedad de la propiedad, identidad y contacto del anunciante, costos añadidos, etc.

4. Desconfíe de las ofertas: sea por zona o por tamaño, los inmuebles suelen tener un precio promedio similar. Es por eso que si llega a ver precios muy económicos, asegúrese de que no sea porque el inmueble esté en malas condiciones o hayan deudas sin pagar, en su haber.

5. Conozca la propiedad antes de pagar: Antes de realizar cualquier depósito, conozca personalmente a los dueños y verifique que la vivienda satisface sus necesidades y expectativas. Haga todas las preguntas que se le puedan ocurrir, desde el mantenimiento del piso hasta los vecinos que va a tener.

Y si ya ha llegado a un acuerdo, lea muy bien el contrato de arrendamiento o de venta en el que se especifiquen claramente cuestiones tan importantes como el precio o las condiciones de la vivienda.

6. No use servicios de pago anónimos: Los bancos, entidades financieras y sus plataformas web siempre serán una de las opciones más seguras para hacer consignaciones. Si no es de su entera confianza, pida que el pago se haga a través de una cuenta bancaria.

7. Sentido común: El sexto sentido suele funcionar en muchos, así que confíe en su intuición y su sentido común, ya que la seguridad dependerá solamente de las precauciones que usted tome.

Le puede interesar "en cuánto aumentó el arriendo en el 2015".

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.