Tips para ahorrar más, estableciendo prioridades

Ahorrar facilita el cumplimiento de objetivos económicos como comprar un vehículo, tener recursos suficientes para financiar la atención de un accidente, asumir una enfermedad de alto costo o programar un retiro digno para cuando deje de trabajar.

Tips para ahorrar más, estableciendo prioridades Tips para ahorrar más, estableciendo prioridades
La forma más adecuada de ahorrar consiste en separar una parte de sus ingresos cuando reciba el dinero. De esta manera no tendrá que esperar a saber cuánto le sobra después de pagar todos sus gastos, con el consecuente riesgo de que no le quede nada para guardar.

Para ahorrar no necesita disponer de grandes cantidades de dinero. Su meta debe ser alcanzable, constante y que le permita convertir la sana costumbre de guardar en un hábito.

A continuación, MetLife le da algunas recomendaciones para hacer rendir sus ingresos, sacarles provecho y ahorrar más:

• Ante todo, a la hora de gastar, defina las prioridades y diferencie entre las necesidades y los deseos. El consumo consciente y responsable genera un mayor ahorro.

• Si hasta ahora no ha logrado ahorrar, analice cómo está distribuyendo su ingreso, elabore un presupuesto de gastos fijos y controle los imprevistos o compras no programadas.

• Para disminuir los consumos superfluos que le impiden guardar algo de dinero y comprar lo que realmente necesita, debe ser un consumidor consciente. Es decir, diferencie y defina si lo que quiere adquirir es una necesidad o un deseo. Los alimentos o la salud son necesidades vitales. El deseo es un antojo del que se puede prescindir porque no es esencial para vivir.

• Haga una lista de prioridades. Para ello, defina qué es lo más importante para usted y para su familia. Incluya algo de ahorro y si le queda dinero después de cubrir estas necesidades, podrá pensar en sus deseos o antojos.

Sin embargo, ahorrar no es suficiente. Debe educarse financieramente para saber qué hacer con sus ahorros. Imagínese que se esfuerza por muchos años para tener un buen ahorro y luego se lo gasta en cosas inútiles. ¡Sería un desperdicio! Por eso, le recomendamos acercarse a las entidades financieras y preguntar por las mejores opciones para guardar su dinero.

En general, hay dos opciones de ahorro: el formal y el informal. El ahorro formal se hace a través de instituciones autorizadas para que su dinero esté seguro. Estas entidades generalmente cobran por el servicio que brindan, así que le recomendamos compararlas y elegir la que más le convenga, según sus necesidades particulares.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.