Tomar agua le puede ayudar a… ¿ahorrar dinero?

Aunque parezca un poco absurda la afirmación, FP lo invita a que conozca la siguiente propuesta. Eso sí, le advertimos que puede sonar un poco descabellada pero, quizás, pueda ser la forma correcta para que usted, finalmente, pueda empezar a ahorrar.

Tomar agua le puede ayudar a… ¿ahorrar dinero? Tomar agua le puede ayudar a… ¿ahorrar dinero?

Cuando usted sale de su casa puede que vaya mentalizado a cuánto puede llegar a gastar, dependiendo del plan. Por ejemplo, para un día de oficina, considerará simplemente para “picar” mientras llega el almuerzo y al final de la tarde y, si es su caso, para el almuerzo. En cambio, puede que los fines de semana tenga que destinar un poco más, dependiendo del plan y, porque también en muchas ocasiones, puede que no tenga claro qué va a hacer.

El tema con esto es que si le preguntamos: “¿usted cuánto destina de su presupuesto a las bebidas?”, puede que su respuesta sea “ni idea”, porque generalmente nunca se tiene específicamente presente cuándo se gasta. Pero si usted llegara a hacer cuentas de esto, se sorprendería todo lo que gasta: en cuentas generales, una bebida que en su casa usted puede hacer puede salir desde los $3.000 en adelante si la compra en un centro comercial, supermercado o restaurante. Incluso, sucede también con las bebidas embotelladas que tiene en su nevera.

FP le recomienda “Este es el principal problema que tienen los jóvenes colombianos”.

Ahora, haga cuentas de cuánto puede costarle esto por día y por semana cuando, si lo preparara usted en su casa, le saldría casi que por la sexta parte de ese valor actual. Y es que según encuestas de Fenalco, en promedio, el 76% de los colombianos afirma que sale a comer a restaurantes una o dos veces por semana.

Así, el reto que le proponemos aquí es empezar a dejar de tomar bebidas fuera de su casa o, en lugar de eso, simplemente solicite un vaso de agua por el que sabe que no le van a cobrar o empiece a salir con una botellita de agua, desde su casa. Esto incluye TODO tipo de bebidas, de ahora en adelante, la idea, es que solo empiece a consumir agua.

Incluso, esto no solamente lo ayuda a mejorar sus finanzas, dejándole un ahorro aproximadamente de $20.000, para aquellos que menos consumen fuera del hogar, en adelante. Incluso, para personas que están acostumbradas a estar muy hidratadas, el ahorro mensual puede llegar a estar por encima de los $100.000

¿Cómo hacerlo?

La cuestión es fácil, ya le dijimos que la idea es dejar de pedir bebidas, pero esto incluye:

  • Olvidarse de los combos y agrandados: aunque parecieran económicos en el menú porque, haciendo cuentas, puede salir más barato si compra todo por separado; realmente lo invitan a que usted gaste más. Entonces, cuando empieza a comprar, por ejemplo, solamente la hamburguesa, se hará un ahorro que puede estar desde el 5% hasta el 20% dependiendo del sitio al que vaya. ¡Una hamburguesa con agua también sienta! 
  • Dejar de comprar botellas de agua: uno de los negocios más grandes de las empresas es vender algo que usted ya tiene en su casa, pero embotellado. Claro, puede que no sea de la misma calidad, pero si se toma el tiempo de hervir el agua y dejarla en una jarra por la noche, para envasarla al otro día en un ‘botilito’, no pasará absolutamente nada. Incluso, si es de quienes no soporta el “sabor” del agua –recordemos que es insípida- cómprese algún tipo de endulzante o use un limón u otra fruta cítrica que le dé un poco más de sabor. 
  • Va a comer un poco menos: uno de los trucos más comunes que señala la sabiduría popular es que entre más agua consuma, menos hambre sentirá, por lo que le ayudará también a hacer otro tipo de ahorro, como lo explica The Simple Dollar. Entonces, podrá esperar llegar a su casa para alimentarse, sin tener que comprar por fuera. 
  • Menos visitas a las tiendas: de las razones más comunes por las que las personas van a una tienda es, precisamente, por la sensación de sed. El tema es que muchas veces usted siente que tomar algo “solo” como que no aguanta, así que busca algo adicional que pueda acompañar su bebida, por lo que termina gastando más dinero. Entonces, si se acostumbra a llevar su botilito, también ahorrará en esto. 
  • ¡Adiós a la cerveza!: bueno, no sabemos hasta qué punto usted quiera llevar el experimento, pero éste también implicaría dejar de beber cualquier bebida alcohólica y cambiarla por agua. Pero bueno, eso dependerá de cada quien. 

Ahora, no es que se trate de cuestión de tacañería, como quizás lo piensen muchos, sino de buscar estrategias para ahorrar, que es por lo que Finanzas Personales lo quiere aconsejar. Hay de todo, para todos los gustos, así que aquí le dejamos otras estrategias:

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.