Cuando su sonrisa es su mejor carta de presentación

por Sebastián ávila

Ya sea por una entrevista o por un negocio, es importante que la buena presentación personal sea la que primero hable por usted, de lo contrario, puede tener unos costos altos.

Cuando su sonrisa es su mejor carta de presentación Cuando su sonrisa es su mejor carta de presentación

Bien lo dice el dicho popular “la sonrisa es la mejor carta de presentación” y si usted tiene caries, le faltan dientes o simplemente los tiene amarillos, tal vez no cause la mejor impresión cuando llega a algún lugar.

Según el “Estudio Nacional de Salud Bucal” del Ministerio de Salud y Protección Social, en Colombia el 91,58% de las personas que están entre 12 y 79 años han presentado o tienen caries dental. No obstante, el doctor Stephen Colas, Subgerente de las Clínicas Odontológicas Coodontologos, dice que “los malos hábitos alimenticios y de salud, sumados a la falta de disciplina para acudir a su odontólogo con regularidad, contribuyen a la proliferación de las enfermedades bucales en gran parte de la población colombiana. Lo cierto es que muchas de éstas no tendrían razón de ser si las personas tomaran consciencia de la importancia, además de los buenos hábitos, de realizarse tratamientos preventivos que son hasta en un 100% más económicos”.

FP “Los mitos colombianos sobre el cuidado de los dientes”.

Esto, en resumidas cuentas, se traduce que si usted cuida sus dientes, no gastará mucho dinero en tratamientos dentales, solo en procedimientos preventivos. En cambio, si no cepilla sus dientes varias veces al día, no utiliza hilo y enjuague dental, los remedios y tratamientos le saldrán más costosos de lo que cree.

Por dar un ejemplo, una profilaxis que es una limpieza dental (donde le remueven el sarro y placas bacterianas que se forman alrededor de los dientes) puede costar aproximadamente $30.000 y si usted no se cuidó y le faltan algunas piezas dentales, requerirá de prótesis o implantes, de esas mismas que ve en televisión en las que le abren un hueco a la encía y le atornillan un lindo y hermoso diente en porcelana o cerámica.

Dependiendo de la cantidad de piezas, más los materiales del diente a reemplazar, más los gastos quirúrgicos, sumado a lo que le cobre el odontólogo, hay tratamientos como estos que pueden alcanzar hasta $16 millones.

 ¿Sorprendido con los precios? Para el doctor Stephen Colas “el no cuidar de la salud bucal puede afectar no solamente su imagen sino también en gran medida sus finanzas, teniendo en cuenta los altos costos que representan los tratamientos correctivos”.

Adicional a esto, también debe pensar en que si requiere una cirugía, el doctor va a tener que aplicar anestesia, le enviará reposo y dieta blanda, medicamentos para la hinchazón y citas extra para realizar controles. Todo esto también suma gastos que usted puede empezar a prevenir desde hoy.

De acuerdo con el estudio de salud bucal, el 70,4% de las personas adultas en el país ha perdido algún diente a lo largo de su vida y sin lugar a dudas, el mayor beneficiado de implementar hábitos de prevención en el cuidado de sus dientes es el bolsillo.

Lea también “Diez consejos infalibles para ahorrar”

Entonces haga cuentas que, aproximadamente, pueden salirle por:

Tratamiento Preventivo

Tratamiento Correctivo

Ahorro

Profilaxis: $30.000

Tratamiento Periodontal: $440.000

$410.000

Ortopedia maxilar: $1.100.000

Cirugia maxilofacial: $ 7.000.000

$5.900.000

Consulta, aplicación de flúor, educación y enseñanza en cuidado dental: $80.000

Extracciones quirúrgicas: $320.000

$240.000

Resinas fotocaturadas: $120.000

Coronas en Porcelana: $1.400.000

$1.280.000

 

No obstante, recuerde que un “dolor de muela” es insoportable y si le toca pagar la consulta de emergencia con el odontopediatra, está le puede costar alrededor de $80.000 en adelante.

Por lo anterior, si usted leyó el texto, revisó su billetera y al mismo tiempo se tocó sus dientes para saber si todavía están fijos, Finanzas personales le dará 5 recomendaciones para el cuidado y una correcta higiene bucal.

  1. Lo básico: Así tal cual, como lo decía el “doctor muelitas” en el comercial, debe cepillarse después de cada comida. Es indispensable que utilice seda dental sin importar la marca. Esto no solo le traerá beneficios a sus dientes sino le dará buen aliento después de comer.
  2. Lo prohibido: Muchos productos son dañinos para el esmalte de los dientes. Es así como bebidas con un alto contenido de azúcar o ácidos pueden afectar la vida o apariencia de los mismos. Si es un adicto al café, bebidas cola o bebidas energizantes, lo mejor será tomarlas con pitillo para que el líquido no tenga tanta exposición con el esmalte de los dientes.
  3. Lo semestral: No solo se acuerde de su odontólogo cuando se rompa un diente o le salgan las cordales, o para que le cambien los cauchos de los brackets. Como se menciona en el recuadro, es mejor prevenir que pagar por los altos costos de no realizar un procedimiento preventivo a tiempo.
  4. ¡Pilas con el chicle!: Si usted no se lava los dientes después de almuerzo porque no tiene cepillo y crema dental, no crea que la “gomita de mascar” es la solución. Recuerde que en la lengua se arrojan miles de bacterias que se reproducen con los residuos que quedaron entre sus dientes, lo que conlleva no solo al mal aliento sino a problemas más severos como, por ejemplo, las caries. Entonces, si va a consumir chicle, preferiblemente puede comprar sin azúcar.
  5. Remedios caseros: seguramente muchas personas quieren tener el color “blanco perla” que tienen algunos presentadores de televisión. Debe conocer que para tener la sonrisa perfecta, algunos de ellos se sometieron a tratamientos de diseño de sonrisa y asisten constantemente a su odontólogo de confianza.

No crea que por bañarse los dientes con agua oxigenada o con un toque de bicarbonato en la pasta dental, tendrá una “sonrisa en HD”. Lo más recomendable es que consulte con su médico, ya que algunas sustancias caseras le pueden traer problemas de sensibilidad en las encías o debilitamiento de los dientes.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.