Las 6 formas obvias para ahorrar y que se suelen olvidar

En ocasiones, cuando se trata de ahorrar dinero, siempre nos limitamos por las fórmulas comunes y los consejos que se encuentran por todo lado, pero solemos olvidar lo básico.

Las 6 formas obvias para ahorrar y que se suelen olvidar Las 6 formas obvias para ahorrar y que se suelen olvidar
La idea de muchas personas es lograr que el dinero les rinda no solo para suplir las necesidades básicas, sino también para pagar las deudas, sentirse tranquilos y tener unas comodidades que les permita ser felices consigo mismos y con sus seres queridos.

Para eso, no basta solamente con cortar algunos gastos, sino también ahorrar, para eliminar aquello que no sea útil y buscar las formas de que todo salga mucho más económico sin que, necesariamente, se sacrifique la calidad. ¿Le ha pasado?

FP le recomienda leer “¿Cómo ahorrar sí o sí?”.

El tema con esto es que la estrategia falla porque, cuando se quiere ahorrar, lo único en lo que se piensa es “en esto sí me puedo gastar plata o en esto no”. Pero se olvida de cosas más sencillas y no tan sacrificantes del día a día en las que puede evitar pagar precios altos. Entre esos, recuerde:

• Comprar usado

Esto, especialmente para todos aquellos productos que tienen un amplio margen de depreciación como, por ejemplo, los carros. Según Money Talks News pone en este campo los carros y algunos electrodomésticos, así como la ropa, los libros y los muebles. Claro está, siempre debe verificar que estén en buen estado.

Lo que pasa es que la mayoría de veces las personas tienen en el “afán” de estrenar y tener sus objetos propios en uso exclusivo pero, actualmente, existen grandes y variadas herramientas a las que puede acceder para adquirir productos de este tipo y compararlos para adquirir los mejores. Así, comprando de esta forma, puede llegar a ahorrar entre el 15% y 80% en los productos.

• En electricidad

En cuanto a servicios, los eléctricos pueden ser los que tienen mayores fluctuaciones, especialmente, dependiendo de la temporada del año y de la ubicación geográfica en la que usted se encuentre. Por ejemplo, uno de los mayores consumidores es el aire acondicionado, que puede aumentar su factura hasta en un 45% su valor.

En esto, es importante que tenga en cuenta que existen muchos electrodomésticos que usted mantiene conectados y que se les conoce como “vampiros” que, con el simple hecho de estar enchufados a una toma corriente, generan un consumo que hacen que su factura aumente. Así, le sugerimos leer “¿Su factura de energía llega muy costosa y no sabe por qué?” para que se entere cómo reducir en este aspecto.

• Comprar al por mayor

O en bultos o por cantidades. Esto, especialmente cuando se trata de aquellos elementos o productos que no son perecederos y que tienen una duración entre 3 y 6 meses que, aunque en la compra inicial pueda significarle tener un presupuesto mayor, a futuro, se dará cuenta que sale mucho más económico.

En esto, también es útil un truco que muy pocas personas suelen poner en práctica en los supermercados: comparar el precio no en su totalidad, sino por gramo, que es una descripción que suele estar debajo del “precio redondo”. Esto le permite hacer unas mejores comparaciones para seleccionar la marca que le dé un precio más bajo, por gramo. Aquí puede encontrar trucos para ahorrar a la hora de hacer mercado. El ahorro puede estar entre el 5% y el 20%.

• Medios de transporte

Iniciando porque si tiene su propio vehículo puede ser que esté gastando más de lo que cree: por gasolina, mantenimiento e impuestos; entonces el transporte público y la bicicleta pueden ser opciones mucho más económicas para su bolsillo.

Según escribe Ed Grabianowski, este es uno de los aspectos que más puede llegar a influir en su presupuesto y puede significarle un aumento en los gastos entre el 20% y el 80% dependiendo del uso y del tipo de transporte que tome.

• Alimentación

¿Ha hecho alguna vez la cuenta de cuánto puede llegar a ahorrar si cocinara su propio almuerzo en su casa? Uno de los gastos más absurdos que se suelen cometer es dejar el tema de la alimentación diaria a cargo de restaurantes y centros comerciales que pueden llegar a cobrar un plato, en promedio, desde $10.000. Esto, a la semana, representa $50.000 y al mes $200.000. En cambio, si usted hiciera mercado y cocinara en la noche o temprano en la mañana, gastaría solamente la mitad (o incluso menos) de ese presupuesto.

• Actividad física

Aunque el gimnasio, el yoga y los aeróbicos pueden ser mucho más sencillos y orientados, también representan un costo en el bolsillo de las personas que, dependiendo del lugar, implican entre el 2% y el 10% de su ingreso mensual. Pero la ventaja de estar conectado a las redes e, incluso, de contar con una caja de compensación, es que puede obtener este tipo de servicios de forma gratuita o mucho más económica y con asesorías respectivas.

De acuerdo con el reporte de Erica R. Williams, esto también involucra a todos esos dispositivos o herramientas para hacer ejercicio que las personas suelen comprar y gastar grandes cantidades para lograr ese objetivo. Pero lo cierto es que más de la mitad de quienes hacen este tipo de compras, nunca usan por más de 3 meses estas máquinas. Así, evítese el gasto.

Quizás también le interese leer “Convertirse en millonario a los 30 sí puede ser posible”.

¿Tiene algo que decir? Comente

Para comentar este artículo usted debe ser un usuario registrado.